martes, 19 noviembre 2019
15:04
, última actualización
Deportes

Entre la realidad y el deseo

Los deseos de una gran parte de la afición verdiblanca para la próxima temporada pasarían por el regreso de Joaquín. El deseo y la realidad se mezclan ante la posible vuelta de un grande. Tampoco nadie esperaba la presencia de Oliveira hace sólo un mes.

el 15 sep 2009 / 22:27 h.

Los deseos de una gran parte de la afición verdiblanca para la próxima temporada pasarían por el regreso de Joaquín. El deseo y la realidad se mezclan ante la posible vuelta de un grande. Tampoco nadie esperaba la presencia de Oliveira hace sólo un mes.

La noticia saltó en la edición en Sevilla del diario As y revolucionó el ánimo de los aficionados verdiblancos, algunos fanáticos de Joaquín como los miembros de la peña bética langostinobético.com, de Sanlúcar de Barrameda. La posibilidad de que el portuense vuelva al Betis, no obstante, se antoja bastante complicada y como grandes inconvenientes se ciernen la frialdad de los números y las ideas del propio futbolista.

Para empezar, no está tan claro que Manuel Ruiz de Lopera utilice la deuda que todavía tiene el Valencia con el Betis de 12 millones de euros por el traspaso del futbolista, acordado en un total de 25. El motivo es el siguiente. Esos pagarés no están avalados por el club levantino, en una tremenda crisis económica, sino por la familia Bautista Soler, en concreto por el padre del que fuera presidente de la entidad. Eso supone que hasta este momento el Betis está cobrando los pagarés de forma puntual a su fecha de vencimiento y Lopera no está dispuesto a renunciar a 12 millones de euros, una partida que además ha sido ya presupuestada y destinada a algunos gastos realizados por el propio Betis. Es decir, el dirigente no renunciará a unos ingresos previstos para amortizar algunas de las inversiones ya realizadas.

El club heliopolitano acaba de realizar un importante esfuerzo con la adquisición de Oliveira y atacar la contratación de Joaquín es una operación que presentaría dificultades evidentes.

La opinión de Joaquín. Cabe la posibilidad de que Lopera decidiera tirar la casa por la ventana y renunciar a doce millones de euros para traer al internacional, pero también habría que contar con la opinión del futbolista. Joaquín nunca ha ocultado la ilusión que le haría regresar a la disciplina del Betis, pero no en este momento. Sí lo ve en el futuro. Para evitar cualquier malentendido con el Valencia, Joaquín realizó ayer unas declaraciones a la prensa de la ciudad en la que vive y trabaja en estos momentos. "Sólo sé lo que he leído y me han dicho desde allí. Yo no me hago la idea de volver al Betis y mucho menos ahora. Salí de allí con la idea de triunfar en el Valencia y ahora que estoy disfrutando de este año tan bonito no se me pasa por la cabeza esa posibilidad". La primera andanada del internacional (quien por cierto sigue sin entrar en los planes de Vicente del Bosque) no pudo ser más contundente.

Joaquín añadió que "nunca he dicho que quiera ir o volver al Betis y las cosas no han cambiado mucho. Supongo que tampoco al final de temporada lo harán". Joaquín, después de pasarlo muy mal con Ronald Koeman en el banquillo, ha mejorado sus prestaciones de forma espectacular con Unai Emery en el banquillo.

Chaparro suspira. Detener el torrente de ilusión que se ha abierto con la posibilidad del regreso de Joaquín es algo que no escapa ni al propio entrenador. De hecho, a Chaparro se le preguntó por el presunto fichaje de Joaquín. El trianero, al que no le faltó una pizca de ingenio, respondió de la siguiente manera: "Si Lopera trae a Joaquín, el sombrero ese que tiran al campo no parará de caer". Eso ocurrió bastante en la temporada 2004/05, cuando el Betis ganó la Copa y se clasificó para disputar la Liga de Campeones.

  • 1