martes, 26 enero 2021
22:07
, última actualización
Local

Israel y Hamás ignoran a la ONU

Cuando por fin la ONU logró, sin el apoyo de EEUU, llegar a una conclusión firme sobre la necesidad de pedir el alto en fuego en Gaza, Israel y Hamás rechazaron la resolución. Los bombardeos israelíes prosiguieron ayer y hubo nuevas matanzas de civiles en la franja. Foto: EFE.

el 15 sep 2009 / 20:57 h.

TAGS:

Cuando por fin la ONU logró, sin el apoyo de EEUU, llegar a una conclusión firme sobre la necesidad de pedir el alto en fuego en Gaza, Israel y Hamás rechazaron la resolución. Los bombardeos israelíes prosiguieron ayer y hubo nuevas matanzas de civiles en la franja.

Según un documento de la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA) divulgado ayer, el Ejército israelí mató el domingo a 30 civiles que sus soldados habían concentrado el día anterior en una vivienda en la franja palestina. "De acuerdo a varios testimonios, el 4 de enero soldados de infantería israelíes evacuaron a 110 palestinos a un inmueble en Zaitún (la mitad de ellos niños) y les advirtieron que permanecieran dentro", afirma la OCHA en su informe semanal sobre Gaza. "Veinticuatro horas más tarde, fuerzas israelíes bombardearon repetidamente el inmueble, matando aproximadamente a 30 personas", se agrega en el texto.

Zeitún es uno de los barrios de las afueras de la ciudad de Gaza donde las fuerzas israelíes han tomado posiciones con vistas a un ataque a la capital de la franja, que mantienen cercada casi desde que comenzó la operación terrestre el sábado. Consultado por Efe a media mañana, un portavoz militar israelí dijo que el Ejército estaba verificando los datos y que hasta ese momento no podía ofrecer ninguna explicación.

Nuevos bombardeos israelíes causaron en la madrugada de ayer la muerte de otros 20 palestinos, muchos de ellos civiles. Entre las víctimas figuran seis familiares de un activista del Frente Democrático para la Liberación de Palestina (FDLP) cuya vivienda en la localidad de Bet Lahie, en el norte de la franja, fue bombardeada por aviones. Otros tres civiles, también de una misma familia, murieron en un ataque de artillería en el barrio Tufah.

Entre las víctimas del ataque hay una mujer de nacionalidad ucraniana, identificada como Albera Vladimir, y su hijo de dos años, mientras su marido, un médico palestino, resultó gravemente herido. Desde que comenzó la ofensiva israelí han muerto 779 palestinos y 3.200 resultaron heridos.

Hostilidad. Tras rechazar ayer desde Damasco un cese de las hostilidades, Hamás ratificó ayer esa postura al expresar su oposición al alto el fuego exigido por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que, tras varias reuniones infructuosas, consiguió ponerse de acuerdo el jueves por la noche sin contar con el respaldo de EEUU.

En declaraciones a un medio local, el dirigente islamista Osama Hamdán afirmó que la resolución del máximo órgano de decisión de la ONU refleja "únicamente el fracaso de la ofensiva israelí". "Este fracaso es el que ha generado la resolución", declaró Hamdan, para quien la resolución del Consejo de Seguridad "no tiene en cuenta el interés palestino y no habla ni del levantamiento del bloqueo ni de la apertura de los pasos fronterizos" en Gaza.

También el primer ministro israelí, Ehud Olmert, rechazó la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, y aseguró que la guerra en Gaza continuará hasta que el Ejército complete su misión. "Israel nunca ha estado de acuerdo en que terceros determinen el derecho a defender a su ciudadanía", afirmó Olmert en un comunicado.

Ayuda humanitaria. La asociación Mensajeros de la Paz enviará de forma urgente a los territorios de la franja de Gaza más de dos toneladas de ayuda humanitaria para paliar la grave crisis que vive la población.

El cargamento está compuesto por material sanitario y medicamentos, alimentos no perecederos, así como ropa y otros materiales de primera necesidad, ha informado hoy la asociación en un comunicado. El padre Ángel García, presidente y fundador de Mensajeros de la Paz, viajará con el envío mañana y está previsto que, después de aterrizar en Aman, se traslade por carretera hasta Gaza, donde será distribuido en el Hospital Shifa.

La carencia de alimentos, medicamentos y otros materiales de primera necesidad que sufre la población de Gaza desde algunos años, se ha convertido en crítica desde el inicio de los ataques del ejército israelí a la zona.

La situación actual y la negativa de Israel a aumentar las tres horas diarias de tregua para facilitar el acceso de ayuda, "puede llevar a una situación de extremo riesgo a un millón y medio de personas que habitan en la zona, de las que la mitad son niños", asegura Mensajeros por la Paz en un comunicado.

  • 1