lunes, 21 octubre 2019
00:37
, última actualización
Economía

Los parados que aplacen el pago de sus hipotecas podrán devolverlas hasta en 15 años

Los desempleados que opten por la moratoria en el pago de sus hipotecas durante dos años contarán con unas condiciones más flexibles para su devolución, que se amplía de 10 a 15 años, mientras que se prorroga doce meses más el tiempo para iniciar el pago de la cantidad aplazada.

el 15 sep 2009 / 22:15 h.

Los desempleados que opten por la moratoria en el pago de sus hipotecas durante dos años contarán con unas condiciones más flexibles para su devolución, que se amplía de 10 a 15 años, mientras que se prorroga doce meses más el tiempo para iniciar el pago de la cantidad aplazada. Las pymes también tendrán más facilidades.

En lugar de hacerse efectivo desde el 1 de enero, como estaba previsto inicialmente, el aplazamiento durante dos años del 50% de la cuota hipotecaria para familias con dificultades económicas comenzará a partir del próximo 1 de marzo, después de que las entidades financieras no hayan concedido aún ninguna moratoria a la espera de conocer los últimos ajustes técnicos.

El Consejo de Ministros aprobó ayer una serie de facilidades, tanto para los hogares como para las pymes, entre las que se incluye la ampliación del plazo de devolución de la cantidad aplazada, que pasa de 10 a 15 años. Además, los ciudadanos dispondrán de un año más para comenzar a realizar los pagos pospuestos. De este modo, quienes se acojan a esta medida pagarán la mitad de la hipoteca (hasta un máximo de 500 euros) entre el 1 de marzo de 2009 y el 28 de febrero de 2011, fecha a partir de la cual empezarán a abonar la cuota hipotecaria inicial.

Y un año después, desde el 1 de marzo de 2012, deberán empezar a devolver las cantidades aplazadas durante las 24 mensualidades, algo que podrán hacer en un máximo de 15 años frente a los 10 previstos. Estos cambios, que explicó ayer la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, están recogidos en el Real Decreto aprobado por el Consejo de Ministros y que modifica el autorizado el 28 de noviembre del año pasado.

Para aplicar la moratoria, el Instituto de Crédito Especial (ICO) deberá concertar los correspondientes convenios con los bancos -que no asumirán ningún coste por sumarse a la medida- en los que se determinarán las condiciones financieras y las garantías de dichas operaciones.

Esta moratoria podrán solicitarla los trabajadores por cuenta ajena que no tengan trabajo antes del 1 de enero de 2010, así como los autónomos que hayan cerrado su negocio o que acrediten ingresos anuales inferiores a 18.900 euros, y los que hayan pasado a ser pensionistas de viudedad.

Fernández de la Vega también anunció más facilidades para que los pequeños y medianos empresarios puedan disponer de mayor liquidez en sus empresas. En concreto, el acuerdo adoptado por el Gobierno contempla la posibilidad de que las dos líneas (ICO Pymes e ICO Liquidez) puedan ver traspasados su fondos en función de la demanda. Asimismo, se amplía de tres a cinco años el plazo máximo de devolución de las cantidades aplazadas por medianas y pequeñas empresas a través de la línea Moratoria Pymes.

Además, se mejorarán las comisiones que reciben bancos y cajas por facilitar crédito a través de las líneas ICO de fomento empresarial -en 55 puntos básicos adicionales- para "eliminar los obstáculos" que impedían su fluidez. Es uno de los compromisos que asumió el presidente del Gobierno en la última reunión que mantuvo con los banqueros.

  • 1