martes, 01 diciembre 2020
09:52
, última actualización
Local

Los sindicatos endurecerán las protestas contra el grupo Roca

El comité de Empresa de Cerámicas Bellavista decidió ayer endurecer las movilizaciones para evitar que la empresa Roca, propietaria de la fábrica, "despida" a 191 de los 242 empleados que tiene la plataforma nazarena.

el 15 sep 2009 / 20:56 h.

TAGS:

El comité de Empresa de Cerámicas Bellavista decidió ayer endurecer las movilizaciones para evitar que la empresa Roca, propietaria de la fábrica, "despida" a 191 de los 242 empleados que tiene la plataforma nazarena. Según dijo ayer el presidente del comité, Juan Carlos Cortés, "ya estamos perdiendo la paciencia con la empresa".

El conflicto laboral de Cerámicas Bellavista sigue exactamente igual que el año pasado: El comité de empresa pretende que se quite el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que ha propuesto la empresa Roca por considerarlo un "cierre patronal" de la histórica fábrica nazarena, y la dirección de la multinacional no contempla otra cosa que no sea trasladar la producción a su filial de Alcalá de Guadaira. Los trabajadores empiezan a inquietarse ante el estancamiento de las negociaciones y por ello el comité de empresa anunció ayer que a partir de la próxima semana se "endurecerán" las movilizaciones para conseguir que se dé marcha atrás con lo que consideran "una deslocalización de la producción". Aunque desde los sindicatos no se ha querido especificar cuáles son las medidas que tienen pensadas.

Juan Carlos Cortés comentó ayer que la propuesta de recolocar a 60 empleados sigue sin convencer a nadie, y menos ahora que "el jefe de personal de Dos Hermanas, Pablo Barrasa nos ha confirmado que estas fábricas, ubicadas en Alcalá de Guadaira (irían 30 empleado), Alcalá de Henares (15) y Burgos (irían los 15 restantes), también están pendientes de que se redacten sus respectivos EREs" explicó el sindicalista, una afirmación que desde la sede central de Roca en Barcelona se negó tajantemente ayer: "No está previsto hacer ningún expediente en las fábricas donde van a ir los empleados nazarenos, aunque tampoco es que allí se necesite más personal. Tomamos esta medida como compensación por el traslado de la producción" declararon ayer fuentes de la multinacional, quienes además confirmaron que la compañía sigue pensando que "los sindicatos lo que quieren es que no se haga el ERE, y eso no puede ser, tal como están las cosas no tenemos más remedio que hacerlo aunque no nos guste".

Por otra parte, desde CC.OO y UGT se criticó ayer que el periodo de consulta se haya ampliado al 31 de enero, "no sabemos si es una medida para casarnos o para qué, pero si la empresa no cambia su postura no es lógico seguir negociando, aunque aceptaremos todo lo que podamos arreglar sin que intervenga la Junta de Andalucía" señaló Cortés, en referencia al organismo que tiene que dar luz verde al ERE. Desde el comité están convencidos de que el Delegado de Empleo, Antonio Rivas, no va a aprobar el documento, y desde la empresa ya piensan que, en el caso de que la Junta rechace el ERE, habría que a un concurso de acreedores, antigua declaración de quiebra, para que un juez resuelva el caso, si se llega a este punto la empresa cree que se le daría la razón porque la "fábrica de Dos Hermanas, que es filial de Roca, está en números rojos" destacan desde la multinacional.

Asimismo, Cortés destacó que de seguir las negociaciones, el comité pedirá dejar de hablar con el jefe de personal de la fábrica nazarena y empezar a negociar con alguien que tenga potestad para tomar decisiones, como Ramón Asensio, el director de Recursos Humanos del grupo Roca, una propuesta que la empresa va a rechazar porque "a lo mejor ellos creen que otra persona les va a decir otra cosa, pero nuestra postura es clara, hemos designado a alguien para negociar y no contemplamos cambiarlo" aclararon fuentes de la empresa.

  • 1