domingo, 17 octubre 2021
12:34
, última actualización
In fraganti

Pata negra, la cara B del primer Canal Sur TV

En 1987 se fundó la RTVA. Hasta 2019, con el PSOE andaluz en el poder, algunas productoras anclaron supercontratos más programas de ínfima audiencia y calidad.

Juan-Carlos Arias jcdetective /
18 sep 2021 / 04:37 h - Actualizado: 17 sep 2021 / 10:43 h.
"In fraganti"
  • Andalucía VIva.
    Andalucía VIva.

Los más exitosos productores televisivos millonarios españoles acusan distintos destinos. Josep María Mainat acabó en la UVI. Su ex esposa explicó el por qué en juzgados; al independentista catalán lo afortunó el estat espanyol tras pagar en vano por la eterna juventud. Jaume Roures, de joven trotskista, busca mecenas para ‘ruina’ capitalista. José Luis Moreno terminó, mudo, en calabozos. No dijo nada de los 32 millones que le debe a un argentino, ni de los casi 900 millones que tendría en el extranjero . Moreno engañaría, al parecer, con ficticias producciones y a colaboradores creando deudas infinitas. El ex ventrílocuo y falso neurocirujano acabo riéndose de todos/das/des.....

La génesis de la radiotelevisión pública andaluza-RTVA fue atropellada. Sobre un centro para RTVE en Tomares se implantó un canal autonómico de radio y TV del que era descreído el mismísimo Presidente Rodríguez de la Borbolla (1984-1990). Pero el PSOE le recalcó que con un canal audiovisual ganaría elecciones y aborregaría a la mayoría silenciosa sureña

Las consignas y las prisas improvisaron demasiado al principio. El primer Director de la RTVA (1987-89) fue el polémico ex gobernador gaditano Salvador Domínguez. Sus modos, opacidad, enchufismo y escasa humildad marcaron lo que se implantó después. Le imitaron sucesores en cargo-chollo que avala negocios y fortunas ulteriores por contratos ad hoc

Los primeros gestores de la RTVA contrataron, pagaron, convocaron oposiciones y a técnicos sin avalarlo la equidad e igualdad de oportunidades. Al carecerse de industria audiovisual en Andalucía, se tejió un sector a la medida de la política imperante. Y ese segmento lo nutrían ex directivos de RTVA o RTVE con evidentes privilegios contractuales. Las puertas giratorias precisaron lubricarse por el estrés de aquellos materiales.

La estructura de poder, el control del personal y productoras amigas era impensable para un partido que no fuera el PSOE andaluz hasta perdiendo elecciones en el futuro. La politización de la cadena ventiló a uno de sus primeros presentadores-estrella. Este fue el caso de Jesús Martin Sacristán, una cara amable neutral de la RTVA que ‘desapareció’ hasta de archivos que pagan los impuestos de los andaluces.

‘Patas negras’ y Míster 0,0%

Poco a poco se creó una red de íntimos en RTVA que malversaba para productoras externas con personal de la cadena. El 62% del gasto en productoras se iba para las denominadas ‘pata negra’, la de los sempiternos beneficiados desde cargos de la mismísima RTVA. La toma del poder político pasó a la ocupación de la sociedad vía contratos que incrementan, año tras año, el insoportable déficit de RTVA.

Francisco Cervantes, ex técnico de Radio Nacional de España y director de Canal Sur entre 1988-89 representa un ejemplo. Le cayeron contratos ‘a dedo’ de la RTVA. Sólo con PC29 TV logró casi 13 millones de euros entre 1999-2004. Otro caso profusamente detallado es omnipresente en la Tesis Doctoral de Nuria Sánchez-Gey. La dirigió el Catedrático Ramón Reig https://elcorreoweb.es/cronologia/noticias/meta/ramon-reig Se centra en los 10 primeros años de la productora Indaloymedia. Juan y Medio persiste en Canal Sur TV aunque haya cambiado el gobierno andaluz. Representaría el perfil más primario de audiencia de contenidos prescindibles. La California de Europa que se cacareaba desde la poltrona tomaba forma así.

Misterios como qué pasó con Tele Expo, Canal Sur 2, compras de programas no difundidos, juergas-orgías en festivales, contratos ocultos o auditorías creativas jamás encontraron reclamos o decisiones judiciales por la opacidad con que se operó todo. La primera RTVA equivale a impunidad y cientos de millones repartidos entre amiguetes. El fallecido Juan Teba y Pedro de Tena recalcan que el modelo es perverso y sectario con un despilfarro delirante.

Raúl Solís, periodista viral poco proclive al trifachito -según la hoy Senadora y Ex Presidente Susana Díaz- que gobierna Andalucía desde 2018, describe el caciquismo de la líder trianera: ‘...[ella] Obtuvo más avales que votos en el PSOE andaluz, donde acabó perdiendo la secretaría general...’. Solís remata: ‘En 2012 se cerró Canal Sur 2, el canal más cultural de la televisión pública, y descubrimos que Joaquín Petit, vinculado sentimentalmente a una de las periodistas señeras del PSOE andaluz, María Esperanza Sánchez –baluarte de la SER Andalucía y tertuliana en Canal Sur-, había estado produciendo programas a través de....Ítaca .... [que] despidió a más de la mitad de la plantilla cuando la crisis obligó a Canal Sur a dejar de comprar producciones privadas y éstas pasaron a producirse por los empleados de la casa, grandes profesionales infrautilizados porque con ellos el control político es más complicado que a través de productoras privadas......’.

Al Sr. Petit, antaño excelente locutor, le apodarían ‘Míster 0,0%’. Sus millonarios programas tenían 0% de audiencia (rating) y 0% de share. Si en 2014 quebró Ítaca, en 2016 inscribió en el Registro Civil -junto a su esposa- capitulaciones (separación de bienes) aunque se casaron en 1977. En 2021 el Juzgado Mercantil nº 1 de Sevilla declaró concursados al matrimonio como deudores.

Ex trabajadores de Ítaca indicaron a este Correo que su sede -en 2021- la okuparía Incorpora Media; Petit arrendaría el edificio, levantado con eurofondos y en solar regalado, perdón cedido, por el Ayuntamiento de Tomares. El progresismo empresarial de Petit desborda. Hay preguntas: ¿Dónde los millones Míster 0,0%? ¿Cuándo cobrarán los despedidos/as?. Mientras, la pareja Petit-Sánchez cena de postín con los expresidentes Chaves y Griñán ¡Andalucía, imparable!....

Otra productora pata negra ZZJ está concursada desde 2017. Los millones de la RTVA nadie sabría dónde están, aunque es imaginable su destino. Hay más, otra pata negra, VIDEOPLANNING, siguió la senda concursal, pero antes se benefició de Invercaria, avalista de la Junta cuestionada en juzgados por ‘perder’ muchos millones. Quebrar e impagar parecen epidémicos entre empresarios audiovisuales cercanos al anterior poder socialista andaluz.

Los vasos comunicantes entre ex directivos de la RTVA y Productoras de la etapa que comentamos (1987-2018) tiene más plantilla: Mercedes de Pablos, José Mª Durán, Rafael Camacho, Francisco Lobatón, Juan Luis Manfredi, Francisco Romacho, Joaquín Fernández o Manuel Melero serían algunos ejemplos. Los antiguos servidores públicos se acercaron a empresas privadas que contrataban a precio de platino con la RTVA.

Las normas limitativas sobre incompatibilidades, delimitadoras sobre conflictos de interés y la franquicia temporal (dos años) para aceptar un cargo privado tras ocupar despachos públicos pasaron de largo durante los primeros años de la RTVA. Los negocios a su sombra estaban demasiado claros: siempre los hacían los mismos.

El ‘caso Juan Lebrón’

Este exitoso antequerano es y fue un excelente productor que no jubila su escasa humildad. Intentaría vender lo mismo varias veces. Un revelador comunicado de la RTVA, fechado el pasado 21 abril 2021, ante las manifestaciones descalificatorias de Lebrón plasman su ocaso. El mismo tacharía de fantoches a quienes no actualizan el culto a su valía. Añora otros tiempos

RTVA negó ‘...haber vetado al productor Juan Lebrón o de haber rechazado sin causa objetiva algunos de sus proyectos...’ RTVA aclaró que ‘....la productora del señor Lebrón usaba repetidamente, una y otra vez, las mismas imágenes para realizar los diferentes programas o documentales...’. Se remataba indicando que ‘...un despacho de abogados con sede en Barcelona lo tiene denunciado [a Lebrón] en el juzgado de Primera Instancia número 9 de Sevilla por no haber abonado las cantidades pactadas para el uso de la imagen y de la voz del presentador del programa “Rutas de Andalucía”. Este despacho de abogados advirtió a Canal Sur mediante un burofax que “no puede hacer uso de la imagen y de la voz de su cliente hasta que no haya sido abonadas la totalidad de las cantidades adeudadas por parte de la productora del señor Lebrón”. RTVA concluye que ‘...ni ha vetado ni impide trabajar al productor Juan Lebrón, ya que no tiene registrado ningún proyecto desde el año 2017....

Juan Lebrón produjo imperecederos títulos hace décadas (Sevillanas, Flamenco, Semana Santa, Sevilla Siempre, Andalucía es de cine, Clásica, Siempre, Verde y Monumental) pero le costaría entender en 2021 que los drones son más baratos que las avionetas y helicópteros que alquiló antaño por los que cobraría varias veces durante décadas. Al antequerano nadie le vetaría. En su comunicado, la RTVA lo dibujaría como a un pillín pillado (por usar un eufemismo) y mal pagador.

El déficit que decrece

La pandemia y el nuevo gobierno andaluz se encontraron con una plantilla sobredimensionada y jubilable en la RTVA. Año tras años arrastra un déficit que palía el erario público andaluz. Según el Registro Mercantil, la deuda asciende a 2,49 millones de euros sobre el ejercicio de 2019. La caída de publicidad del 35% tiene parte de culpa.

Según la Cámara de Cuentas de Andalucía durante 2018, el último año de Susana Díaz al frente de la Junta, la RTVA registró ‘adjudicaciones a dedo e irregularidades en los sueldos de los directivos y los contratos de los trabajadores’. Es decir, el anterior gobierno andaluz no abandonó unas prácticas que colisionan con el interés público por mantener un órgano trasmisor de cultura e información que vertebre una Andalucía con sus señas de identidad. No la de pandereta y programas que abochornan.

La nueva Junta de Andalucía inyectó 26 millones de euros para amortiguar un déficit que parece inacabable. No obstante, durante previos ejercicios los aportes del erario público fueron más sustantivos. Los nostálgicos de la primera RTVA, la de los pata negra, critican con firma del PSOE-A ‘... nombramientos y ceses en Canal Sur...’ Explican que ‘...la han convertido en un NODO de la ultraderecha...’. Falta repetir lo del trifachito...

En parecidos términos se pronunció un colectivo de periodistas andaluces. Su mudez previa –casualmente- habla alto y claro tras cesar cargos espléndidamente remunerados en la RTVA que creían era ‘la suya’. No ‘la nuestra’ como recalca la publicidad corporativa de la cadena andaluza. Las patas negras terminaron con el jamón. No dejaron en la mesa ni los langostinos de tronco. ¡Qué pena! ¡Cuánto despilfarro para ser concursado o vetado!


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla