Guía: Comprar un móvil reacondicionado, paso a paso

  • Guía: Comprar un móvil reacondicionado, paso a paso

Gracias a la proliferación de aparatos electrónicos reacondicionados, los consumidores tienen ahora la oportunidad de conseguir artículos de gran calidad y casi nuevos sin salirse de su presupuesto.

Como resultado de sus precios asequibles y de la opción responsable con el medio ambiente que representan, los móviles reacondicionados están ganando cada vez más popularidad entre diversos tipos de consumidores.

Siguiendo los pasos descritos en este tutorial, podrás comprar un teléfono móvil reacondicionado, lo que te garantizará una buena relación calidad-precio y un aparato fiable. Veamos en esta guía cómo puedes hacerte con uno de ellos y presumir de móvil nuevo.

Antes de nada, ¿qué son los dispositivos móviles reacondicionados?

Antes de ver cómo comprar uno de ellos, tenemos que entender exactamente qué son y por qué pueden ser una buena opción. Mucha gente piensa que son solamente móviles de segunda mano, pero en realidad tienen mucho más detrás.

Con el fin de garantizar su buen funcionamiento, los teléfonos reacondicionados son aparatos que se han tenido anteriormente y luego se han limpiado, reparado y probado. A pesar de que pueden presentar síntomas de uso, estos teléfonos suelen ser mucho más asequibles que sus homólogos nuevos, y funcionan a la perfección. De hecho, casi siempre se consiguen a través de cambios o devoluciones.

Es esencial tener en cuenta que el término «reacondicionado» no es sinónimo de «desgastado» cuando se contempla la compra de uno de estos teléfonos. Antes de ponerlos a la venta, estos dispositivos móviles se someten a pruebas exhaustivas, y se sustituyen todos los componentes que resultan defectuosos. Además, suelen estar protegidos por una garantía, lo que te da una capa extra de seguridad.

Si ya te hemos convencido de que son una buena opción, a continuación veremos cómo encontrar el perfecto para ti.

Dónde comprar tu dispositivo móvil reacondicionado

Los dispositivos móviles reacondicionados se pueden comprar en una gran variedad de establecimientos minoristas. Hay una gran variedad disponible en mercados online como eBay y Amazon; sin embargo, antes de realizar una compra, es importante comprobar la calificación del vendedor y leer las opiniones escritas por clientes anteriores.

Además, muchas operadoras de telefonía móvil ponen a la venta teléfonos reacondicionados, que suelen incluir garantías y políticas de devolución. También es posible comprar dispositivos móviles reacondicionados en tiendas especializadas como Back Market, que suelen ser la mejor opción.

Y es que, en general, estas empresas son conocidas por proporcionar información exhaustiva sobre el estado de cada teléfono, ya que están especializadas en el proceso de reacondicionamiento y venta de dispositivos electrónicos usados.

Siguiente paso: analizar el estado del teléfono

El estado de los teléfonos reacondicionados suele clasificarse según cómo se encuentren. El «Grado A» o «Excelente» implica que el aparato está casi en perfecto estado, el «Grado B» o «Bueno» muestra que hay ligeros arañazos o desgaste, y el «Grado C» o «Regular» indica que hay arañazos visibles y pruebas de uso. El método de clasificación varía, pero en general, suele haber tres o cuatro niveles de «salud» del teléfono.

Así que antes de lanzarte a comprar tendrás que leer con toda la calma del mundo la descripción del estado del móvil. Si es posible, pide fotografías auténticas del aparato; y asegúrate de comprobar si los accesorios, como auriculares y cargadores, están incluidos en la transacción.

No te olvides comprobar la compatibilidad con tu operador

Otra cosa en la que te tienes que fijar es en que el teléfono reacondicionado sea compatible con el operador que utilizas actualmente. Algunos dispositivos móviles se denominan «desbloqueados», lo que indica que son compatibles con cualquier operador, mientras que otros están vinculados a redes concretas.

Esta información suele incluirse en la descripción del producto del teléfono y puedes encontrarla allí. Si no estás seguro, es recomendable que obtengas la confirmación del comerciante o de tu proveedor de servicios.

Estudia la política de devoluciones y la garantía

Siempre existe la posibilidad de que algo salga mal con un teléfono reacondicionado, a pesar de que haya sido revisado y reparado. Por eso, no te la juegues: escoge solo proveedores que te den algún tipo de garantía.

La mayoría de los teléfonos reacondicionados incluyen una garantía, que suele durar entre treinta días y un año. Esto debería solucionar cualquier dificultad funcional que surja una vez realizada la compra. En caso de que el teléfono no esté a la altura de tus expectativas o haya problemas no cubiertos por la garantía, también debes asegurarte de que el vendedor tenga una política de devoluciones.

Mira con cuidado la duración de la batería del teléfono

Otra cosa de la que no te puedes olvidar es de ver cómo va la batería de tu nuevo teléfono. Es muy habitual que una batería cargue cada vez menos a medida que envejece; y los vendedores pueden o no sustituirla en los reacondicionados, dependiendo de las circunstancias.

Por eso, un punto importante es ver si la batería del teléfono ha sido sustituida o no. Si aún no lo ha sido, debes pensar en el tiempo que el anterior dueño puede llevar utilizando el teléfono. Es posible que los teléfonos más antiguos o los que se han usado mucho tengan una batería de menor duración, lo que repercutirá en tu experiencia general.

En resumen: ¿es un teléfono reacondicionado el dispositivo móvil adecuado para ti?

Es posible ahorrar dinero y reducir la cantidad de basura electrónica comprando teléfonos reacondicionados. Por otra parte, requieren una consideración cautelosa. Si sigues estos procedimientos, podrás comprobar que estás recibiendo un precio decente por un dispositivo que satisface tanto tus necesidades como los resultados previstos.

Y por último, no todo el mundo es un buen candidato para un teléfono reacondicionado. Es posible que un teléfono nuevo sea una opción mejor para ti si eres una persona que siempre busca el modelo más reciente o si te incomoda la idea de utilizar un aparato que ya ha sido tuyo anteriormente. Los teléfonos reacondicionados, por otra parte, podrían ser una alternativa muy interesante si estás abierto a la idea.

Comparte