Menú

Irán ejecuta a cuatro personas por colaborar con el Mossad israelí

El abogado de los acusados denuncia un «juicio injusto» donde «no se respetaron sus derechos»

29 ene 2024 / 08:29 h - Actualizado: 29 ene 2024 / 08:33 h.
"Fuerzas de seguridad","República","Tribunal Supremo"
  • Un integrante de una tribu leal a los hutíes camina encima de las banderas de Israel y Estados Unidos durante un encuentro para combatientes recientemente reclutados el 22 de enero en las afueras de Saná. EFE/YAHYA ARHAB
    Un integrante de una tribu leal a los hutíes camina encima de las banderas de Israel y Estados Unidos durante un encuentro para combatientes recientemente reclutados el 22 de enero en las afueras de Saná. EFE/YAHYA ARHAB

La Judicatura de Irán ha informado este lunes sobre la ejecución de cuatro personas condenadas por colaborar con el Mossad, el servicio secreto israelí, en la planificación de una operación de sabotaje vinculada con el Ministerio de Defensa.

A pesar de que el caso había sido apelado ante el Tribunal Supremo, el juzgado finalmente ha confirmado que la ejecución se ha llevado a cabo, según ha informado la agencia de noticias Mizan, vinculada al Poder Judicial de la República Islámica.

Estas cuatro personas fueron detenidos por soldados iraníes en el verano de 2023 después de entrar "ilegalmente" a través de la región semiautónoma del Kurdistán iraquí, donde recientemente Teherán atacó con misiles una supuesta base de la Inteligencia israelí.

El principal objetivo del equipo era una fábrica de misiles y de equipo militar en Najafabad, en la provincia céntrica de Isfahán, aunque también pretendían colocar bombas en diferentes lugares y preparar así una "explosión masiva".

Sin embargo, el abogado de los cuatro ejecutados, Masud Shams Neyad, ha expresado que el juicio ha sido "injusto" y que los derechos de los acusados "no han sido respetados", ha publicado la agencia de noticias kurdo-iraquí Rudaw.

Los condenados, identificados como Wafa Azarbar, Mohsen Mazlum, Pzham Fathi y Mohamad Faramarzi, serían "prisioneros políticos" y miembros de los 'peshmerga', las fuerzas de seguridad del Kurdistán iraquí, según las propias autoridades regionales y sus familiares, que han podido reunirse con sus familiares antes del cumplimiento de la sentencia.