Cofradías

La Estrella lucirá sus dos palios en otoño

La dolorosa trianera irá el 31 de octubre con uno a la catedral para regresar al barrio con el otro el 2 de noviembre

Juanma Labrador jmlabradorj /
10 ene 2024 / 20:38 h - Actualizado: 10 ene 2024 / 20:41 h.
"Cofradías","La Estrella"
  • A la izquierda, la Estrella con el palio que bordó Rodríguez Ojeda; a la derecha, con el que diseñó Garduño.
    A la izquierda, la Estrella con el palio que bordó Rodríguez Ojeda; a la derecha, con el que diseñó Garduño.

La Hermandad de la Estrella no deja de soñar con todo lo que vivirá en este año 2024, que será, sin duda, inolvidable para todos sus hermanos y para los devotos en general de María Santísima de la Estrella. Y a pesar de la inminencia de la Cuaresma, la corporación que preside como hermano mayor Carlos Martín Vázquez no deja de fijar su mirada en ese horizonte de finales del próximo mes de octubre, cuando la dolorosa acuda a la seo metropolitana para conmemorar los XXV años de su coronación canónica. Por la priostía, incluso, aunque estén ya trabajando para los próximos cultos de regla y para la cofradía del Domingo de Ramos, por las cabezas de Francisco José Redondo Brenes y de Antonio González Muñoz, los dos jóvenes priostes de la Estrella, ya rondan ideas e ilusiones para estas bodas de plata, y entre sus pretensiones se encuentra la iniciativa de emplear los dos palios que posee la corporación trianera.

Si por parte del Cabildo Catedral no hubiera objeción alguna para poder acometer estas labores, en el mayor templo de nuestra archidiócesis se produciría un cambio de palio, por lo que habría que dejar allí preparado el que se vaya a emplear en el regreso triunfal de la Virgen. Así pues, el jueves 31 de octubre, día del aniversario, María Santísima de la Estrella saldría desde la Parroquia de San Jacinto, a donde será trasladada con antelación ya que allí tendrá lugar previamente el triduo extraordinario, con el palio diseñado por Antonio Garduño Navas y bordado por Fernández y Enríquez en 1995, ya que fue el que lució un cuarto de siglo antes y que jamás ha salido desde el templo dominico. Esa noche se cambiaría de modo que en la misa estacional del viernes 1 de noviembre, por la tarde, ya luzca el que bordara Juan Manuel Rodríguez Ojeda en 1891 y que originalmente fue concebido para la Hermandad de la Macarena, a la que se lo adquirió esta cofradía de Triana en 1909. Cabe recordar que en la coronación, el techo y la bambalina frontal de este conjunto se emplearon como dosel en el aparato de cultos de la propia coronación en 1999. Y ya el sábado 2 volvería con este palio al viejo arrabal. Sin embargo, hay más proyectos que, aún, están a la espera de confirmación.