martes, 11 mayo 2021
17:35
, última actualización

«Mi primer recuerdo de Glorias es la Virgen de los Dolores del Cerro»

Antonio Sánchez Carrasco publica «Glorias de Sevilla» una obra fundamental para conocer nuestras hermandades letíficas y su relación con la historia de la ciudad. Incluye 300 páginas, 200 fotografías y está publicado por Almuzara

04 may 2021 / 04:30 h - Actualizado: 04 may 2021 / 04:30 h.
"Glorias"
  • «Mi primer recuerdo de Glorias es la Virgen de los Dolores del Cerro»

TAGS:

Tras llenar las librerías de color con obras sobre la Semana Santa, el Rocío, la Feria de Abril y el Corpus, Antonio Sánchez Carrasco, pedagogo, fotógrafo profesional y hombre comprometido con nuestra tradiciones, nos sumerge esta vez en las Glorias de María, el «primer encuentro con la liturgia», en palabras del periodista y autor del epílogo Víctor García-Rayo, que a su vez son «cantera de católicos, cofrades, y personas comprometidas con el texto sagrado al que acudimos los domingos». Una explosión de luz y de alegría que convierte las calles de Sevilla —ciudad mariana por antonomasia— en un auténtico altar para adorar a la Madre de Dios.

Glorias de Sevilla, que está prologado por Antonio Rodríguez Babío, Delegado Diocesano de Patrimonio Cultural, publicado por el sello Almuzara y con una edición a cargo de Rosa García Perea —curiosamente la Pregonera de las Glorias de Sevilla 2020-2021— viene a rellenar un hueco importante en la bibliografía sobre el tema y a su vez contribuye a la divulgación de unas hermandades fundamentales para entender el fenómeno de la religiosidad popular.

Hablamos con su autor —Antonio Sánchez Carrasco en los papeles, @sultantrianero en las redes sociales— que se encuentra en plena gira de promoción.

¿Cuál es tu primer recuerdo relacionado con las Glorias de la ciudad?

La verdad es que el primer recuerdo de Glorias que tengo es la Virgen de los Dolores del Cerro, cuando salía en septiembre como culminación de las fiestas del barrio y aún era una procesión de gloria. Allí salíamos los niños del barrio con nuestras velas.

¿Y la primera imagen a la que fotografiaste?

De Glorias creo que fue la Virgen de los Reyes, aunque también fotografié la Virgen de la Salud un día que andaba por el centro y la vi de casualidad.

En la nota introductoria, explicas que Glorias de Sevilla incluye tanto a las corporaciones que se enmarcan en el ámbito del Consejo de Cofradías como a otras que salen a la calle con el respaldo de las parroquias, e incluso alguna que dejó de salir. Un proyecto, sin duda, muy ambicioso...

En la dedicatoria incluí a Juan Martínez Alcaide por lo que tuvo que hacer en la época que hizo su libro, sin Internet y sin smartphone. Para colmo yo lo documento todo en plena pandemia, lo que hizo que los problemas crecieran de manera exponencial.

Glorias de Sevilla incluye datos sobre los orígenes y fundación de las corporaciones, sobre sus Titulares y el vasto patrimonio, lo que lo convierte en un manual accesible para la consulta, pero también en un precioso compendio de historias relacionadas con la ciudad. De todas las que has investigado, ¿hay alguna que te haya sorprendido?

Muchas por cantidad y calidad. Me llamó especialmente la atención que en Santa Genoveva heredáramos el altar antiguo de la Virgen de la Alegría —es de estilo neoclásico y se adquirió a finales de la década de los sesenta a la corporación de San Bartolomé—.

«Mi primer recuerdo de Glorias es la Virgen de los Dolores del Cerro»

Al igual que ocurre con tus anteriores trabajos publicados —tanto en solitario como en colaboración con otros autores—, las fotografías tienen mucho peso en la cubierta y las páginas. ¿Te ha costado mucho seleccionarlas?

La eternidad es elegir unas doscientas fotos de 18.000...

¿Crees que tu libro puede contribuir a que las hermandades de Glorias sean más valoradas por el gran público?

Eso espero, o al menos más conocidas, aunque esta ciudad es inesperada para lo bueno y lo malo.

¿Qué se siente al ir paseando por Sevilla y ver que la mayoría de los escaparates de las librerías exhiben algún libro tuyo?

Es algo entre el orgullo y el corte más absoluto. Aunque la verdad es que después del trabajo, ver el fruto en los escaparates es agradable. El libro de la Feria y el del Corpus los viví desde el sofá, pues me partí el cuádriceps, y el de la Hermandad del Cerro me pilló la promoción con pandemia y confinamiento. Así que con las Glorias vivo lo que sentí en 2018 con mi primer libro, el del Rocío.

Como fotógrafo profesional que eres, supongo que ya tendrás pensado los sitios donde te gustaría inmortalizar el regreso de los pasos a la calle. ¿Cuándo crees que podremos ver el primero?

Esperemos que el Corpus sea el final del ciclo y la Patrona el inicio de uno nuevo.

Muchas gracias por tu tiempo y buena suerte.

Muchas gracias, tocayo, por acordarte de mí.


Edictos en El Correo de Andalucía