Menú
El Silencio

El Silencio varía el criterio para asignar puestos en la cofradía

Los hermanos han aprobado, en cabildo general, un nuevo reglamento para la estación de penitencia

Juanma Labrador jmlabradorj /
02 dic 2023 / 04:05 h - Actualizado: 02 dic 2023 / 04:05 h.
"El Silencio"
  • El Silencio varía el criterio para asignar puestos en la cofradía

La Primitiva Hermandad de los Nazarenos de Sevilla, el Silencio, celebró el pasado jueves 30 de noviembre un cabildo general de vital importancia, ya que en el mismo, los hermanos refrendaron la aprobación de un nuevo reglamento para la estación de penitencia de la cofradía, que se aplicará a partir de la próxima madrugada del Viernes Santo de 2024. Este proyecto era uno de los principales que quería llevar a cabo durante su mandato la actual junta de gobierno, que preside como hermano mayor Eduardo Castillo Ybarra.

Uno de los puntos esenciales de este reglamento afecta al reparto de insignias y puestos preminentes de la cofradía entre los hermanos solicitantes. Así, hasta este 2023, una vez cursada esta solicitud, todo ello se asignaba por orden de antigüedad en el seno de la corporación, sin embargo, cuando el hermano en cuestión conseguía ese puesto que había solicitado, ya lo conservaba para siempre mientras siguiese saliendo, por encima de cualquier otro criterio. Este hecho generaba que hubiese muchos hermanos muy antiguos que no podían efectuar su estación de penitencia como manigueteros, por ejemplo, porque un hermano más reciente lo solicitó con anterioridad, se le asignó el sitio y continuaba saliendo ahí.

Con el nuevo reglamento, a partir de 2024, las insignias y puestos preminentes se adjudicarán anualmente a los hermanos de mayor antigüedad que lo soliciten, y pasada la salida procesional, nadie conservará permanentemente el lugar que ocupó, por lo tanto, el criterio que prevalecerá ahora será estrictamente el de la antigüedad. Siguiendo con el ejemplo del maniguetero, si el hermano número 200 pide la manigueta en 2024 y no hay un solicitante más antiguo, saldrá en ella, pero en 2025 deberá volverla a solicitar, y si también la pide el hermano número 195, será adjudicada a este último.

Solamente habrá en toda la cofradía de Jesús Nazareno un único puesto que quedará su asignación a criterio del hermano mayor como será el del cofrade que portará la Santa Cruz al inicio de la comitiva, aunque deberá cumplir una condición y es que sea siempre un miembro de la hermandad con más de veinte años en la nómina de hermanos. Así mismo, comenzarán a regularse otras cuestiones, como por ejemplo la de la edad máxima para los acólitos, de modo que ya no podrán salir hermanos de más de 40 años de edad; y también se regula otro punto referente a los capataces y costaleros, y es que tanto unos como otros, de aquí en adelante, deberán ser obligatoriamente hermanos del Silencio.

Jesús Nazareno en la madrugada del Viernes Santo. Foto: Joaquín Galán


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Edictos