Semana Santa

Un «Cristo joven» y resucitado anuncia la Semana Santa de Sevilla de 2024

Salustiano García ha empleado como modelo a su hijo Horacio, que «es bellísimo», con dos detalles cofradieros

Juanma Labrador jmlabradorj /
27 ene 2024 / 13:45 h - Actualizado: 27 ene 2024 / 13:41 h.
"Semana Santa","Cartel de la Semana Santa 2024"
  • Momento del descubrimiento del cartel de Salustiano para la Semana Santa de Sevilla. Foto: Jorge Mesa
    Momento del descubrimiento del cartel de Salustiano para la Semana Santa de Sevilla. Foto: Jorge Mesa

Un «Cristo joven» protagoniza este año 2024 el cartel de la Semana Santa de Sevilla, sirviendo de modelo a su autor, Salustiano García Cruz, la figura de su hijo Horacio, quien encarnando al Hijo de Dios en la obra pictórica, luce las potencias del Santísimo Cristo del Amor y el sudario del Santísimo Cristo de la Expiración de Triana, el Cachorro. Y como era de esperar por el estilo y sello del artista, el fondo rojo no iba a faltar en este trabajo que no ha dejado indiferente a nadie y que hará hablar a toda la ciudad y al mundo cofradiero en general. El Consejo General quería dar un paso al frente eligiendo a un artista que siendo de nuestra tierra, jamás había realizado una pintura de temática cofradiera, aportando un aire fresco dentro del conjunto, rico y variado ya de por sí, de la cartelería oficial de la fiesta mayor de la ciudad.

Un «Cristo joven» y resucitado anuncia la Semana Santa de Sevilla de 2024
Cartel de la Semana Santa de Sevilla de 2024

La sede de la Caja Rural del Sur volvió a ser el escenario que acogió, otro año más, la presentación del cartel de la Semana Santa de Sevilla. Numerosos cofrades, hermanos mayores y autoridades civiles se dieron cita al mediodía de este sábado 27 de enero para conocer la obra en la que Salustiano García Cruz ha estado enfrascado desde finales del pasado mes de septiembre. No estuvieron ausentes tampoco el alcalde, Jose Luis Sanz, ni el presidente del Consejo General de Hermandades y Cofradías, Francisco Vélez, así como el delegado de Fiestas Mayores, Manuel Alés, el delegado del Gobierno de Sevilla en la Junta de Andalucía, Ricardo Sánchez, el presidente del Ateneo, Emilio Boja, entre otros muchos. Puntual comenzó el acto, a las doce del mediodía, tomando la palabra para introducir el evento José Carretero como secretario del Consejo General de Hermandades y Cofradías, dando la bienvenida a todos los presentes. Inmediatamente habló el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios.

Un «Cristo joven» y resucitado anuncia la Semana Santa de Sevilla de 2024
Autoridades presentes en el acto en la Fundación Caja Rural del Sur. Foto: Jorge Mesa

José Roda Peña, el vicepresidente del Consejo, fue en esta ocasión el presentador del cartelista. Afirmó que en la historia del arte se ha tomado el círculo como ejemplo de belleza, como «la base de la divina armonía en la naturaleza», lo que hizo presagiar entre los asistentes al acto que habría alguna circunferencia en el lienzo, o que éste sería la silueta de su soporte original aunque se pudiera enmarcar dentro de un rectángulo, pues el círculo es algo muy propio del estilo de buena parte de la obra que iba a ser descubierta tras la intervención de este cofrade que es profesor universitario, precisamente, en el ámbito histórico de las artes. Señaló Roda que «en modo alguno se puede calificar la obra de Salustiano como hiperrealista, por cuanto en su exquisita configuración se integra atractivo complementario de cálida hermosura que ennoblece la realidad más epidérmica, dándole una apariencia de eternidad».

Un «Cristo joven» y resucitado anuncia la Semana Santa de Sevilla de 2024
La sobrina de Salustiano, Estrella, leyó el texto explicativo de la obra. Foto: Jorge Mesa

Salustiano habló muy poco, y prefirió ceder la palabra a su sobrina Estrella, que leyó un texto de su tío artista, donde evocó la muerte de su hermano cuando éste tenía doce años de edad, y lo recuerda en la habitación donde fue amortajado. Por su fisonomía, le pareció ser como un Cristo, «el Cristo más bello que jamás se haya representado en obra de arte alguna». Con este recuerdo, Salustiano se llegó a plantear representar a Jesús yacente, pero pronto descartó la idea, porque su obra siempre se ha posicionado «del lado más sereno e iluminado de la vida y de las cosas», por ello pensó en la Resurrección, lo que le serviría para confirmar «la resurrección de la memoria de mi hermano». Afirmó que hubiera querido añadir al cartel «un homenaje a todas las hermandades de la ciudad, pero sólo he podido evocar a dos de ellas: el Cachorro y el Amor».