Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
El autor es ninguno
Actualizado: 29 sep 2022 / 21:17 h.
  • Moreno «marca el paso» fiscal y avisa: «No seremos una periferia silente»

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha presumido este jueves de «marcar el paso» al Gobierno central y a las comunidades con su rebaja fiscal, y ha avisado de que no será el único asunto en el que Andalucía lidere el debate, lejos de ser «una periferia silente, sin posibilidad y sin ambición».

La cascada de reformas fiscales anunciadas en España tras la rebaja de impuestos en Andalucía, sobre todo la de este jueves por parte del Gobierno central, han situado a Moreno y a la comunidad en el eje económico, político y mediático, un «protagonismo» que el presidente de la Junta asegura que también van a adquirir en próximas medidas.

«Me alegro de que por fin le marquemos el paso al Gobierno de la nación y al conjunto de las comunidades, es el protagonismo que nos merecemos», ha señalado en la sesión de control en el Parlamento andaluz, en el debate con el líder del PSOE-A, Juan Espadas.

La rebaja fiscal ha protagonizado todo el debate parlamentario, con críticas a izquierda y derecha (aunque Vox la apoyó ayer), y Moreno ha aprovechado para erigirse en referente de la política fiscal.

Moreno sabe que el anuncio de la semana pasada en Madrid sorprendió al PSOE, que no ha tenido una respuesta unitaria, y no ha dudado en aprovechar esos vaivenes que han terminado con reformas fiscales.

Ha denunciado el «ataque» durante once días del Gobierno y de la ministra de Hacienda, «la andaluza María Jesús Montero», para que al final el Ejecutivo central y las comunidades gobernadas por el PSOE «salgan en tropel» a «imitar» al PP.

El Gobierno andaluz quiere mantener el protagonismo adquirido en la agenda nacional, que más allá del impacto fiscal se ha convertido en una campaña de imagen muy valiosa para la reputación de la comunidad, e incluso podría rebajar en el futuro otras figuras impositivas.

La rebaja fiscal no retirará la reclamación de un nuevo modelo de financiación autonómica de la agenda del Ejecutivo y, de hecho, el fondo compensatorio que pide formalmente el presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, refuerza más la reclamación de Moreno ante el Gobierno, que seguirá siendo una de sus banderas.

Por su parte, el socialista Juan Espadas ha expresado en el debate su rechazo frontal a la reforma de Moreno: «Ustedes son los mismos de siempre, con estas medidas ha demostrado ser un gobernante de derechas, muy de derechas, como le decía en la campaña».

El portavoz de Vox, Manuel Gavira, ha pedido al presidente de la Junta «políticas valientes» sobre todo para las familias, que son las verdaderas «pagadoras» de la situación económica; y la portavoz de Por Andalucía, Inma Nieto, ha lamentado que «la sobredosis de estímulos positivos» está llevando al presidente «a perder la conexión» con la realidad.