Actualizado: 17 oct 2020 / 14:00 h.
  • Histrionteatro
    Histrionteatro

Ante un público expectante e ilusionado, aunque reducido, nuestro Teatro Lope de Vega comenzó ayer la nueva temporada con el estreno de la última obra de la compañía granadina Histrion Teatro, una comedia blanca ideal para animar al público en estos aciagos tiempos de incertidumbre y miedo.

A lo largo de su trayectoria Histrión Teatro siempre se ha preciado de hacer un teatro comprometido y serio, que hunde sus raíces en el drama social con el claro objetivo de remover las conciencias. En esta ocasión, en cambio, su compromiso pasa por entender que, en estos tiempos de pandemia, el púbico siente la necesidad de evadirse de un entorno social cargado de dramatismo. De ahí que hayan optado por una comedia blanca que gira alrededor de un tema tan cotidiano como las relaciones de pareja.

El punto de partida es un mueble, o más bien, el montaje de una estantería de una conocida marca sueca que se precia de vender muebles tan funcionales como baratos. Pero como decían nuestros mayores, nadie da duros a pesetas, y con la compra de esos muebles nos hacemos responsables, tanto del transporte como del montaje, lo que no deja de ser un engorro portador de conflictos. Quién, no ha acabado discutiendo con su pareja tras el proceso del montaje de una de esas conocidas estanterías con nombre sueco, y a quien, una vez terminado no le ha sobrado algún tornillo.

Así, ya de entrada Juan Carlos Rubio y Yolanda García Serrano, con un discurso sencillo y popular, aunque salpicado de fina ironía y guiños intelectuales, nos proponen desde el primer acto una situación con la que fácilmente podemos identificarnos. Y los mismo ocurre con los personajes. Ella, una profesora de instituto tan perfeccionista y segura de sí misma que está convencida de que siempre lleva la razón. Él un deportista que ha pasado de la gloria al fracaso y se siente pequeño ante ella, aunque se niega a reconocerlo. A lo largo de su relación han sufrido heridas que no han acabado de cerrarse a causa de una cierta incomunicación, lo que no deja de ser un tema recurrente en las relaciones largas de pareja.

Con esos mimbres, y una sencilla escenografía -los tiempos no dan para más- Rubio centra la puesta en escena en el texto y su interpretación, magistral como no podía ser de otra manera tratándose de Gema Matarranz y Alejandro Vera, quienes demuestran con creces un rotundo dominio del escenario y una encomiable versatilidad que les hace valedores de la risa del público, que aplaudió con ganas cuando cayó el telón.

Obra: El mueble

Lugar: Teatro Lope de Vega, 16 de octubre

Compañía: Histrión Teatro

Texto: Juan Carlos Rubio y Yolanda García Serrano

Dirección: Juan Carlos Rubio

Intérpretes: Gema Matarranz y Alejandro Vera

Calificación: 3 estrellas

ETIQUETAS ►