Facebook Twitter WhatsApp Linkedin Copiar la URL
Enlace copiado
El autor es ninguno
Actualizado: 12 feb 2024 / 08:13 h.
  • Heridos son transportados a un hospital tras los ataques aéreos israelíes contra el campo de refugiados de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, este 12 de febrero de 2024. EFE/EPA/Haitham Imad
    Heridos son transportados a un hospital tras los ataques aéreos israelíes contra el campo de refugiados de Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, este 12 de febrero de 2024. EFE/EPA/Haitham Imad

Las fuerzas israelíes rescataron esta madrugada en Rafah, extremo sur de la Franja de Gaza, a dos rehenes, Fernando Simón Marman, de 60 años, y Norberto Louis Har, de 70, ambos secuestrados en el kibutz Nir Yitzhak el 7 de octubre.

«Ambos se encuentran en buen estado de salud y han sido transferidos al hospital Sheba Tel Hashomer para su examen médico», indicó un comunicado conjunto del Ejército, la Policía y los servicios de inteligencia del Shin Bet, las tres fuerzas implicadas en la operación.

Se trata del segundo rescate exitoso de rehenes que logra Israel, después de capturar con vida a la soldado Ori Megidish a finales de octubre, cuando comenzó la operación terrestre en la Franja de Gaza.

En la operación en Rafah, extremo sur de la Franja donde viven más de un millón de gazatíes desplazados por la violencia, murieron más de 50 personas, todos ellos «terroristas» según Israel, mientras que Hamás les ha acusado de cometer una «masacre».

Además de los 3 rehenes rescatados -dos hoy mismo-, 110 cautivos han sido liberados por Hamás, 105 de ellos como parte del único acuerdo de tregua alcanzado en noviembre.

Con la captura de los dos hombres en Rafah, quedan dentro de la Franja 130 rehenes secuestrados el 7 de octubre, de los que se estima que una treintena estarían muertos; además de cuatro cautivos que Hamás retenía desde hace años en el enclave, que incluyen dos soldados muertos.

«Junto con el primer ministro y los altos comandantes seguí la operación desde la sala de guerra. Ofrezco todo mi agradecimiento a las Fuerzas de Defensa de Israel, al Shin Bet y a la Unidad contra el Terrorismo de la Policía”, afirmó el ministro de Defensa, Yoav Gallant, en un comunicado.

Por su parte, el portavoz del Ejército, Daniel Hagari, aseguró que las fuerzas israelíes llevan «mucho tiempo» trabajando en esa operación, pero que hasta ahora no se habían dado las condiciones adecuadas para llevarlo a cabo.

«Alcanzar el objetivo en el corazón de Rafah fue muy complejo», indicó Hagari sobre la operación en esa ciudad, en la frontera con Egipto, y a donde Israel anunció este fin de semana que planea expandir su ofensiva terrestre en la Franja.

Las fuerzas llegaron «clandestinamente» al objetivo alrededor de la 1 de la madrugada hora local (23 GMT del domingo) y llevaron a cabo una «acción muy compleja» hasta llegar al segundo piso del edificio donde estaban retenidos los rehenes.

Hagari explicó que los preparativos para el operativo, que duró aproximadamente una hora, incluyeron la entrada de muchas fuerzas de respaldo, un gran despliegue en la zona que quedó rodeada, así como mucha información de inteligencia.

Las tropas irrumpieron en el edificio a través de una puerta cerrada e intercambiaron disparos con hombres armados en el edificio y otros adyacentes, mientras sacaban a los rehenes a vehículos blindados.

“Hubo una intensa potencia de fuego desde el aire. Se abrió fuego desde edificios cercanos. Allí la Fuerza Aérea atacó intensamente. Los cuerpos blindados cubrieron la operación”, explicó Hagari.

Un soldado israelí resultó levemente herido en la operación en Rafah, aunque dos murieron en otras actividades militares en el sur de la Franja, con lo que suman 229 los caídos en las filas israelíes dentro de la Franja.

«Por fin buenas noticias. Las fuerzas de seguridad han ofrecido esperanza a una nación entera. No descansaremos hasta traerlos a todos de regreso», indicó el presidente de la Knéset (Parlamento israelí), Amir Ohana, sobre la «impresionante, heroica y compleja» operación de rescate.