Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
Actualizado: 22 ene 2022 / 11:07 h.
  • Romería de San Benito en su ermita de Castilblanco de los Arroyos el último domingo de agosto (Foto: Francisco J. Domínguez)
    Romería de San Benito en su ermita de Castilblanco de los Arroyos el último domingo de agosto (Foto: Francisco J. Domínguez)

La devoción hacia San Benito, Patrón de Castilblanco de los Arroyos, trasciende más allá de la localidad, concitando en torno a sí a la comarca de la Vega de Guadalquivir y a buena parte de la provincia de Sevilla. Las peregrinaciones, sus cultos y su romería han llegado a la Feria Internacional de Turismo (Fitur) que se celebra estos días en Madrid a través de la guía del Camino Benedictino editada por la Diputación de Sevilla.

Se trata de una publicación, elaborada por Prodetur, que desarrolla el Camino Benedictino sevillano, que surca de oeste a este la provincia de Sevilla enlazando 13 municipios. La guía, además de ahondar en la figura y la devoción al santo en la provincia, establece 8 etapas para recorrerlo, cada una con un código QR que abre la ruta en el dispositivo electrónico, indicando los hitos más destacados y los monumentos a visitar.

“Castilblanco no se entiende sin San Benito ni San Benito sin Castilblanco”

Desde El Castillo de las Guardas y sus pedanías de La Aulaga y Arroyo de la Plata en la primera etapa, la ruta discurre desde esta última a El Garrobo y Gerena en la segunda, hasta Guillena y Burguillos en la tercera; Burguillos a Castilblanco de los Arroyos en la cuarta y de aquí hasta Alcalá del Río en la quinta. Enlaza la localidad con Brenes y Villaverde del Río en la sexta etapa, para discurrir en la siguiente por Cantillana y Tocina y Los Rosales y finalizar desde aquí hasta La Campana en la octava.

La devoción a San Benito se presenta en Fitur
Presentación de la guía del Camino Benedictino en el estand de la Diputación de Sevilla en Fitur (Foto: Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos)

La guía fue presentada en Fitur por el presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, y contó con la participación mediante videoconferencia del alcalde castilblanqueño, José Manuel Carballar como regidor del municipio más representativo de la devoción sambenitera. “Castilblanco no se entiende sin San Benito ni San Benito sin Castilblanco”, afirmó el alcalde. Pero, además de la fe y la devoción que despierta el santo, Carballar destacó en su intervención “la importancia del turismo religioso para el desarrollo económico y social de Castilblanco, con el paso diario de peregrinos que visitan la ermita de San Benito Abad”.

Proyecto para enlazar Europa desde un camino que fundamentó su identidad

Según explica en la introducción de la guía el presidente de la Diputación de Sevilla, “nos implicamos gustosos en un admirable proyecto como es el de enlazar Europa rememorando una de las vías en las que se fundamentó su identidad”. Por otra parte, la guía aborda el camino “desde el prisma del turismo religioso”, dando a conocer “la importancia de la devoción que la provincia de Sevilla profesa a San Benito Abad”.

La devoción a San Benito se presenta en Fitur
San Benito, Patrón de Castilblanco de los Arroyos (Foto: Hermandad San Benito de Cantillana).

San Benito de Nursia nació en Perugia (Italia) en el año 480. Fundó la orden de los benedictinos, fundamentada en la conocida luego como Santa Regla, por la que se han regido las órdenes fundadas posteriormente y por lo que se le considera patriarca del monacato occidental. Pablo VI lo proclamó patrón de Europa en 1964 “por la extraordinaria influencia que ejerció personalmente y a través de su orden en el establecimiento de las raíces cristianas del viejo continente”, reseña la guía.

La guía destaca a Castilblanco como “foco que irradia a toda la provincia”

La devoción a San Benito se reparte por la provincia, en lugares como Lebrija, Castilleja de Guzmán o Gerena y hasta Cazalla de la Sierra y Guadalcanal, donde existieron templos dedicados al santo. Si bien, la guía editada por la Diputación destaca a Castilblanco de los Arroyos, “una población sevillana que tiene especial devoción y como patrón a San Benito”, resaltando que “a su vez se ha convertido en foco que irradia a toda la provincia” y poniendo también la atención sobre la Vega del Guadalquivir, especialmente en Brenes, Cantillana y Tocina y Los Rosales, cuyas hermandades filiales “son los primeros testigos que acuden a su gloria en la jornada de su romería”. Su influjo se extiende a toda la comarca, pues también en Alcalá del Río, Burguillos, Guillena, La Algaba, La Rinconada y Villaverde del Río “ha prendido la devoción y los sambeniteros se desplazan el último fin de semana de agosto hasta la ermita, para acompañar y honrarle en su santuario”, y hasta desde Sevilla, donde se ha fundado un grupo de fieles en Pino Montano.

La romería de San Benito, que se celebra el último domingo de agosto, reúne a miles de devotos y peregrinos de toda la geografía sevillana. La hermandad matriz de San Benito de Castilblanco de los Arroyos ha aprovechado la presentación de esta guía para anunciar la “inmediata reanudación de las obras de la hospedería” proyectada en el entorno de la ermita como centro de acogida para los peregrinos sambeniteros.