Facebook Twitter WhatsApp Linkedin
El autor es ninguno
Actualizado: 27 jun 2022 / 19:59 h.
  • El Gobierno aprueba rescates para seis empresas y deja fuera a Abengoa

El Consejo de Ministros ha aprobado este lunes ayudas públicas por un total de 721 millones de euros para seis empresas que habían acudido al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas (FASEE), entre las que no figura la inyección de 249 millones solicitada por Abenewco 1, filial de Abengoa.

Según ha indicado la portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo, las empresas beneficiarias (que suman 18.000 empleos) son Celsa, que había solicitado 550 millones, las ingenierías asturianas Isastur e Imasa, la cadena de clínicas dentales y medicina estética Vivanta, y las cadenas hoteleras Meeting Point y Blue Sea.

El de hoy es el último Consejo de Ministros antes de que acabe junio, fecha en la que también concluye la vigencia del citado fondo, por lo que la ausencia de la filial de Abengoa entre las operaciones aprobadas echa por tierra sus esperanzas de lograr un rescate público in extremis que salve al grupo sevillano de la liquidación.

Sobre Abengoa, la vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, ha explicado que su expediente está pendiente de resolución. El órgano que lo tramita, está en estos momentos informando su resolución en relación con esta empresa.

Con estas nuevas operaciones, el FASEE ha aprobado un total de 30 por valor de 3.255,8 millones, el 60,3 % de los 5.392,7 millones solicitados.

La autorización de las operaciones anunciadas hoy se produce después de que el consejo gestor del FASEE las haya aprobado y, en el caso de Celsa, también tras la de la Comisión Europea, cuyo visto bueno ha sido necesario, dado que del total de su ayuda de 550 millones de euros, el importe del préstamo participativo es superior a 250 millones, en concreto de 280,5 millones.

Celsa España, que forma parte de Celsa Group, cuenta con una fuerte implantación tanto nacional como internacional, siendo el segundo fabricante europeo de productos largos de acero.

Asimismo, la Comisión Europea (CE) ha anunciado este lunes la aprobación de una medida de su recapitalización española por valor de 280,5 millones de euros a favor de la empresa propietaria de Celsa España.

La ayuda llegará a Barna Steel, la compañía propietaria de Celsa, una entidad dedicada al reciclaje de residuos de hierro y la producción de acero largo de tecnología.

En cuanto a los 40 millones de euros concedidos al Grupo Vivanta se canalizarán a través de la concesión de un préstamo participativo por importe de 20,4 millones de euros y otro ordinario de 19,6 millones.

Creada en 2017 y especializada en salud bucodental, es la segunda cadena de clínicas dentales del país, con más de 200 clínicas distribuidas en 17 comunidades autónomas, dando servicio a más de 100.000 pacientes anualmente y generando casi 2.000 empleos directos y cerca de 1.300 indirectos.

Por su parte, la ayuda de la misma cuantía (40 millones) concedida a Isastur (Ingeniería y Suministros Asturias) se canalizará a través de la concesión de un préstamo participativo por importe de 20,4 millones de euros y otro ordinario de 19,6 millones.

Isastur es la sociedad dominante del grupo del mismo nombre, un conjunto de empresas especializadas en el diseño, construcción, puesta en marcha y entrega de proyectos llave en mano, principalmente en el sector de la energía.

En 2020, contaba con 1.981 empleos y es un actor clave en el sector de la ingeniería en Asturias.

A otra empresa de ingeniería asturiana, Imasa, se le ha concedido una ayuda de 35 millones de euros que se canalizará a través de la concesión de un préstamo participativo por importe de 17,85 millones y otro ordinario de 17,15 millones.

Es la sociedad dominante del Grupo Imasa, dedicado a la prestación de servicios de diseño, ingeniería, fabricación, suministro, montaje, mantenimiento y gestión de proyectos para plantas industriales y plantas de generación de energía, operando tanto en el sector público como privado desde hace más de 40 años, con una plantilla de 1.200 empleados propios.

La ayuda concedida al Grupo Meeting Point asciende a 31 millones que se canalizarán a través de la concesión de un préstamo participativo por importe de 20,7 millones y otro ordinario de 10,3 millones.

Su negocio se divide en la división hotelera, que, a octubre de 2019, operaba 26 hoteles en régimen de arrendamiento, con una oferta de 4.000 habitaciones en cuatro destinos en Canarias, y en la de turoperador, generando 1.680 empleos directos y más de 555 indirectos.

Al grupo Hotels & Resorts Blue Sea, se le ha concedido 25 millones que se canalizarán con un préstamo participativo por 20,84 millones y otro ordinario, de 4,16 millones.

Su actividad es la explotación de 26 establecimientos hoteleros, gran parte de ellos en propiedad, ubicados principalmente en Canarias y Baleares, además de en Girona, Málaga y Madrid, con una oferta total de unas 4.500 habitaciones.