miércoles, 26 enero 2022
13:40
, última actualización
Los medios y los días

Biden, ¡que es el presidente de España!

Image
16 jun 2021 / 04:00 h - Actualizado: 16 jun 2021 / 04:00 h.
"Los medios y los días","Pedro Sánchez","Joe Biden"
  • Joe Biden y Pedro Sánchez. / EFE
    Joe Biden y Pedro Sánchez. / EFE

Menudo cachondeo se traían ayer los medios de la derecha española con eso de que Joe Biden, sólo estuvo menos de medio minuto con el presidente español, Pedro Sánchez. La salida de los asesores de Sánchez de que antes habían hablado más tiempo sin cámaras de por medio es un argumento etéreo e indemostrable precisamente porque no había cámaras y porque ningún primer ministro ni presidente va a entrar en el asunto. Me pregunto si tal vez sea algo incoherente el pensamiento de los ciudadanos de las banderas españolas, si bien comprendo que en sus mentes no hay tal incoherencia. Pero tal vez su comportamiento con el caso del que hablo origine que más personas aún aborrezcan la enseña nacional. ¿Persiguen ridiculizar al presidente que gobierna bajo esa bandera porque el gran señor USA no ha querido darle cancha? ¿Se colocan del lado del otro y desprecian al presidente de la nación a la que tanto dicen amar? Caben pocas dudas de que es así. Me van a permitir que lo vea de otra forma.

Miren, ya sabemos todos quién es Sánchez, pero los trapos sucios se lavan dentro de la patria como así lo estamos haciendo. En el exterior, para nuestra suerte y para nuestra desgracia, Sánchez es nuestro presidente y lo que hay es que pedirle al señor Biden es respeto para España, me parece que estos patriotas españoles consideran que Biden es más español que Sánchez y le sirven como quintacolumnistas fieles. Puede uno criticar a Sánchez por haber provocado la ira del señor feudal pero también le podían haber llamado la atención a Biden aunque sea un poquito. Algunos dicen que como Sánchez no se respeta a sí mismo no lo respeta el señor USA tampoco pero se pueden aplicar el cuento los patriotas de las banderas: si no le dan un toque de atención a Biden menos va a respetar don USA a España.

Por más relaciones comerciales que tengamos con USA hay que mostrar dignidad. Ellos apoyan al rey de Marruecos y se quedan tan panchos, matan indirectamente a niños palestinos y duermen a pierna suelta, tiran dos bombas atómicas sobre Japón y aún presumen de haberlas arrojado, han apoyado multitud de dictaduras sangrientas en nuestros países hermanos de América Latina y nosotros callamos como bellacos; controlan desde su fundación al FMI, al BM, a la OMC y al sistema mediático mundial y se lo consentimos. Sin embargo, se le está acabando el dominio, ahí está, asustado ante Rusia y China cuando en 1991 Francis Fukuyama había anunciado el fin de la historia con la victoria del capitalismo USA y la derrota de sus enemigos. EEUU tiene que intensificar la supuesta maldad de Rusia y China y sus vasallos le seguirán el juego en lugar de abrazar Europa de una vez una personalidad propia en el planeta y dejar claro que desde Europa nació el resto del mundo contemporáneo, para bien, para mal y para todas las tonalidades grises que se desee.

De modo que en 1959 Eisenhower bendijo a Franco, levantó unas bases militares a las que hoy USA considera su avanzadilla contra Irán y otras zonas y ahora le concede menos de treinta segundos al presidente de España. Y le reímos la gracia, no le afeamos la humillación ni un pelito. Así nos va en el mundo. ¿Ha roto Sánchez España ya? ¿Ha sucumbido ante los independentistas? ¿Ha declarado la república? ¿Todo lo hace mal? Yo no quiero a este presidente y ojalá me equivoque con él, pero eso se lo digo a él, a Biden y a quien sea le digo que tengo la suerte de vivir en un gran país que ahora atraviesa por enormes dificultades pero que las vamos a superar como tantas veces hemos superado otras. Y quede clara una cosa: no soy eso que llaman un antinorteamericano, creo que en EEUU se puede observar al humano en estado evolutivo puro y entre China y EEUU no tengo dudas de que apoyaría a EEUU. Ahora bien, de ahí a postrarme ante el Tío Sam va un océano.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla