viernes, 28 enero 2022
22:04
, última actualización

El archivo universal de Juan Luis Naval Molero

Image
06 sep 2021 / 00:50 h - Actualizado: 06 sep 2021 / 00:56 h.
$hmKeywords_Schema
  • Juan Luis Naval Molero con tres de sus publicaciones. Foto: T.L. editada por Claudia López-Palanco.
    Juan Luis Naval Molero con tres de sus publicaciones. Foto: T.L. editada por Claudia López-Palanco.

A pesar de que Borges dijera que el Paraíso es en una Biblioteca, lo cierto es que seguro que seguramente se refería a un Archivo y en concreto, al de JUAN LUIS NAVAL MOLERO. Pocas personas conocen ese placer de hurgar en los papeles antiguos, expurgar la Historia, sacar a la luz lo que ya nadie recuerda. Pocas sienten el placer de ordenar, clasificar, catalogar, formar una colección o colecciones enteras, mirarlas cada vez que les surja una necesidad, una duda, el placer mismo de mirarlas y tocarlas como aquel que lo hiciera con algo muy delicado.

Volver a ellas, a sus recuerdos, a los momentos de felicidad compartidos con los íntimos -y desde hace algún tiempo con todos los que se acercan a conocer sus tesoros, allá donde los lleve y exponga- es algo que viene haciendo con una generosidad extraordinaria JUAN LUIS NAVAL MOLERO.

Tesoros que pueden ser tan importantes como una postal, una fotografía, una caja de latón serigrafiada de comienzos o finales del XX, unos juguetes iguales a los de su infancia, unos papeles donde se redactaron cláusulas contractuales, tantas cosas desaparecidas y en fin, cualquier objeto que sea susceptible de su curiosidad personal o provenientes de esa atracción que le parece irresistible de rescatarlos del olvido.

De todo eso y del placer de coleccionar sabe muchísimo quien es el actual Cronista Oficial de Chipiona, el Guardián de la Memoria, el libro o el archivo viviente porque lo sabe todo o casi, por eso lo tenemos como el oráculo al que vamos todos los investigadores, aficionados, periodistas y todo aquel que lo que busca es una respuesta para sí, porque no otra cosa son las colecciones que encontrar en ellas lo que fuimos y lo que somos.

Esta pasión que ha mantenido semioculta porque siempre por lo que dice o deja en el aire más o menos se intuía, la va mostrando allá donde se lo piden, en el Castillo de Chipiona, en restaurantes que quieren decorar sus interiores con reproducciones, en publicaciones firmadas por otros.

Lo que no se sabe tanto, es que su colección de fotos alcanza las 140.000 unidades y así un largo etc. de las cosas de nuestra cultura más inverosímiles. Por todo ello, poco a poco irá requiriendo de un sitio adecuado, con condiciones de visualización y técnicas donde todo aquel que vaya a “nuestro” pueblo, porque ya lo dije en otro artículo en EL CORREO DE ANDALUCÍA WEB, Chipiona es de todos.

El archivo universal de Juan Luis Naval Molero
Algunas fotos de la Colección de Juan Luis Naval. Foto: T.L. editada por Claudia López-Palanco.

No es necesario hacerse de una gran pinacoteca con las grandes firmas del arte internacional. Una carta sellada, un papel timbrado, unos naipes, unas etiquetas de vinos, son suficientes para comenzar una buena colección, porque la antigüedad tampoco es requisito, aunque se empieza por lo contemporáneo y si nos descuidamos acabamos en la Edad Media como poco o en el Pleistoceno.

Es a él, a quien nos hemos dirigido para hacerle ¿cómo no? un montón de preguntas.

Dos de los libros de Juan Luis Noval y uno con Jesús Rodríguez Mellado

-E.C.A.- La primera pregunta me gustaría que fuera para que nos aclararas el origen del nombre de Chipiona

-J.L.N.M.

El nombre de Chipiona procede del Cónsul Romano, Quinto Servilius Cæpión, quien sobre un emplazamiento próximo a tres kilómetros de nuestra costa, levantó una torre, año 139-140 antes de Jesucristo, según los geógrafos clásicos Estrabón y Pomponio Mela, definiéndola como el «Kaipionis Pyrgo» y «Monumentum Cæpionis» respectivamente.

E.C. A.- Contra lo que parece a simple vista, Chipiona tiene una Historia muy antigua. ¿Podría decirnos algo –y aunque imagino difícil- de manera breve, sobre esto?

J.L.N.M.- Pues sí, es cierto. Recuerdo de joven cuando empecé a investigar y recopilar datos sobre Chipiona, lo primero que hice fue dirigirme a una enciclopedia para buscar datos sobre ella. De momento me tropecé con que decía: <<Chipiona, un pequeño poblado de marineros>>. Me pareció poco para un lugar enclavado en la desembocadura del Guadalquivir por donde se introdujeron en España muchas civilizaciones a través de la Historia. Hoy después de más de 50 años trabajando en ello tengo publicado 8 libros sobre su historia y 6 más esperando a ser publicados.

E.C.A.-Aunque todavía continúan viniendo familias que lo hacían desde el S. XIX, Chipiona era el lugar de veraneo de la élite. ¿A quién por ejemplo puede citar?

J.L.N.M.- A fines de siglo XIX y principios del XX, comenzó el turismo o veraneo en Chipiona y el relanzamiento de nuestro pueblo al exterior, debido sobre todo a acontecimientos como la restauración del Santuario de Regla por los Duques de Montpensier, la fundación del Sanatorio de Santa Clara por el Doctor Tolosa Latour, en 1892; la construcción del Faro de Chipiona en 1863; la implantación del Ferrocarril de la Costa; etc., lo que hizo que los periódicos de tirada nacional e internacional difundieran las excelencias de Chipiona por todos los lugares. Haciendo a su vez, que las clases clases adineradas acudiesen para disfrutar de los baños, las temperaturas, nuestro clima y demás singularidades de nuestro pueblo.

El archivo universal de Juan Luis Naval Molero

E.C.A.- Es fácil adivinar que desde su infancia habrá visto sin duda una gran transformación: ¿qué le parece todo eso?

J.L.N.M.- Bueno, me ha tocado vivir la gran transformación que ha experimentado no solo el pueblo de Chipiona, sino la sociedad en general. He podido ver como un pueblo con un casco antiguo que abarcaba desde la “Cruz del Mar” hasta el “Mercado de Abastos” y desde los alrededores del Faro a el Barrio o Huerta ha cuadruplicado su extensión en cuatro o cinco veces, sin contar las urbanizaciones que se han realizado en “La Laguna” o en “La Ballena”, algo descomunal y que se ha producido en cincuenta años.

E.C.A.- ¿Qué es lo que más le gusta del pueblo?

J.L.N.M.- Sin lugar a dudas el mar. Sus playas, los Corrales de Pesca, esas inigualables puestas de sol, ese aire puro que se respira cuando paseas por el litoral, ¡No tiene precio! Independientemente de sus grandes iconos, como el Santuario de Regla, el Faro de Chipiona que es el más alto de España, nuestra universal Rocío Jurado, y muchos otros lugares como la Cruz del Mar, la Parroquia, la Ermita del Cristo de las Misericordias, etc.

El archivo universal de Juan Luis Naval Molero

E.C.A.-Ud. se ha pasado gran parte de su vida, en concreto desde los once años de edad, recogiendo todo tipo de información, historias y leyendas. Sé que la pregunta le será difícil, pero ¿qué es lo que más le sorprende de sus hallazgos?

J.L.N.M.- La información que se conserva en nuestro Archivo Municipal. Siempre digo que la historia de España, Andalucía, otras regiones, etc. está más que escrita, pero lo que es la historia de los pueblos que afortunadamente se conserva en estos archivos le queda mucho por mostrarnos.

El archivo universal de Juan Luis Naval Molero
Libro de Juan Luis Naval Molero

E.C.A.- En relación con lo anterior, usted encontró la Carta Puebla fechada el 7 de julio de 1477, de manera que gracias a eso el día de Chipiona ha comenzado a celebrarse ese día a partir de este año. Imagino que le habrá agradado.

También orientó al equipo de arqueólogos que descubrió la necrópolis paleocristiana y seguro que tiene en mente nuevos proyectos. ¿Nos puede adelantar algo?

J.L.N.M.- Desde hace mucho tiempo he observado que una gran parte de la historia de Chipiona se halla sumergida en el mar. Posiblemente con los nuevos adelantos que se van consiguiendo como radares, drones, y otros, se encuentre en los alrededores de Salmedina restos de época romana e incluso anteriores que podrían desvelar la verdadera antigüedad de esta zona.

El archivo universal de Juan Luis Naval Molero

E.C.A.-Ud. tiene un excepcional archivo compuesto por 140.000 fotografías. Será difícil exhibirlas todas aunque pueden hacerse en Expos mensuales en alguna entidad relevante. También pueden editarse en C.D. o en volúmenes en papel una vez digitalizadas. ¿Se ha puesto en contacto con alguna institución o editorial o ellas con usted?, pues sería imprescindible para que se conservara y difundiera no su legado, sino el de todos los chipioneros.

J.L.N.M.- De momento sigo recopilando y clasificando cuantas fotografías puedo. Mi cometido en este asunto es crear algún tipo de fundación, donde se puedan recoger no solo las mías, sino de cuantos quieran aportar para que queden para siempre para recordar nuestra historia.

E.C.A. Por último ¿qué es lo que hacéis desde la Asociación Cultural CÆPIONIS? Y bueno, todo lo que quiera y crea conveniente decirnos.

J.L.N.M.- Somos una Asociación Cultural que actuamos sin carácter lucrativo y por tanto sin asignaciones económicas de ningún tipo. Actualmente contamos con local cedido por el Ayuntamiento en el edificio del Castillo de Chipiona, donde nos reunimos y tenemos nuestra pequeña biblioteca. Nos dedicamos entre otros asuntos culturales al estudio de la Historia de nuestra zona, (actas capitulares, judiciales, modificaciones de nuestra costa, de nuestro término, etc.).

Somos un grupo de personas a quienes nos interesa y preocupa todo lo relacionado con Chipiona, desde cómo se llaman sus calles, hasta lo más importante de su historia, desde nuestra particular forma de hablar, vocabulario, canciones populares, anécdotas, hasta las poesías de nuestro formidable poeta José Miranda de Sardi. Sus monumentos, sus restos arqueológicos, los documentos gráficos y fotográficos, sus archivos documentales, tanto civiles como religiosos, etc.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla