Cartas al director

El colectivo «sin voz» en las oposiciones a maestro

Image
20 ene 2022 / 08:14 h - Actualizado: 20 ene 2022 / 08:17 h.
"Cartas al director"
  • El colectivo «sin voz» en las oposiciones a maestro

Señor Consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía.

Me dirijo a usted para hacerle llegar mi preocupación por la situación que está viviendo mi hija, preocupación y situación compartida por miles de familias, provocada por la convocatoria de las próximas oposiciones del cuerpo de maestro.

Mi hija, y esos miles y miles de hijos e hijas, pertenecen al colectivo “sin voz”, al de los grandes olvidados, esos que no están nunca presentes, ni física ni mentalmente, en las mesas sectoriales de educación, ciudadanos de 2ª clase cuyo flagrante delito es no haber tenido la oportunidad de trabajar ni un solo día en un centro educativo.

Años de esfuerzo personal y económico: máster, certificado de idiomas, academias especializadas... Esfuerzo económico realizado por las familias, muchas de ellas sin recursos, para ayudar a sus hijos e hijas a construir su proyecto de vida.

Mire usted, señor Imbroda, podemos comprender que hay que acabar con la temporalidad y acatar las directivas europeas, el cumplimiento de la legalidad es una cualidad del buen ciudadano.

Podemos entender que se convoque un concurso de mérito para que accedan directamente a una plaza de funcionario.

Podemos entender que se diseñe un concurso-oposición en el que se le otorgue un 40% a la fase de concurso, con lo que es extremadamente difícil que un opositor sin experiencia consiga una plaza.

Pero lo que no se puede entender es que se quiera disfrazar un concurso de méritos a través de un concurso-oposición, y que en realidad el acceso a la función pública docente, en los próximos tres años, se haga exclusivamente por concurso de méritos, dejando sin posibilidades a miles y miles de opositores.

Baso esta afirmación en el análisis de los distintos borradores del nuevo Real Decreto que se están publicando, y en los cuales queda de manifiesto que, de la fase de oposición, el gobierno pretende eliminar todo aquello que presenta dificultad (casos prácticos, elaboración y exposición oral de la programación, elaborar una sola unidad didáctica en vez de 12...). Con ello se asegura que todo el mundo apruebe y que sea la experiencia la que determine conseguir la plaza.

Pero la situación es aún más grave. Según las últimas noticias, el nuevo Real Decreto que regulará durante los próximos tres años el acceso a la función pública de los docentes no se publicará hasta mediados de abril. Teniendo en cuenta que, aquellas comunidades que publiquen antes de ese Real Decreto su convocatoria de oposiciones, estas se celebraran de acuerdo con la normativa actual (de hecho, Galicia, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Aragón...), puede ponerse usted en la situación de los miles y miles de hijos e hijas, de madres y padres, que después de años de esfuerzo tengan que esperar al mes de abril (dos meses antes de las pruebas) para conocer cómo va a ser el examen. Puede usted comprender el grado de incertidumbre en el que están, la tortura psicológica a la que esta situación los está sometiendo.

Señor Imbroda, conociendo su maravillosa trayectoria en el mundo del baloncesto, y tomando prestadas las palabras del Consejero de educación de Galicia “no se pueden cambiar las reglas del juego en el 2º tiempo del partido”, tengo que decirle que lo de usted va más allá, ya que las quiere cambiar en el último tiempo libre del último cuarto.

Usted, como máximo responsable de la educación en Andalucía, es también responsable de estar negándole el futuro a miles y miles de hijos e hijas, de acabar con sus ilusiones y, lo que es peor, de derribar los valores en los que las familias los hemos formado: el respeto a la legalidad, la cultura del esfuerzo para conseguir metas, la ilusión como motor de toda empresa.

Señor Imbroda, convoque las oposiciones con el Real Decreto actual y despeje las dudas de miles de hijos e hijas, déjelos concentrarse en sus estudios.

Por José Luis Pérez Romero


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla