Menú
La vida del revés

El Cristo de Mena, los legionarios y los valores más esenciales

Image
14 abr 2022 / 18:14 h - Actualizado: 14 abr 2022 / 18:20 h.
"Opinión","La vida del revés","Semana Santa","Semana Santa 2022"
  • El Cristo de Mena, los legionarios y los valores más esenciales

Me resulta imposible no emocionarme viendo cómo los legionarios del Tercio Gran Capitán cantan «El novio de la muerte» al Cristo de Mena; cómo lo alzan a una mano y lo mecen con mimo. Me resulta imposible no emocionarme al ver y escuchar porque lo que veo y escucho envuelve lo que siempre he sido, porque veo y escucho los valores que me mueven desde que soy un niño. Ya sé que, hoy en día, no son muchos los que entienden que Dios, la lealtad, el amor por la patria o el valor, por ejemplo, sean esenciales en la vida de una persona. Lo sé y me entristece pensar que se han cambiado los valores más profundos por lo intrascendente, superficial o inservible.

Los golfos hacen de su indecencia un magro negocio y hay quien lo justifica. Cada día sabemos algo más de los negocios con los que se han enriquecido personas mezquinas durante la pandemia y parece imposible que les pueda pasar algo. Todo parece tener un valor material aunque eso es falso y es un auténtico desastre que alguien pueda pensar que lo importante tiene que ver con lo que tenemos y no con lo que somos. Es doloroso comprobar que lo que tiene que ver con esa parte de la realidad que no se puede tocar aunque forma parte de ella se desprecia y se oculta. Todo lo que no es dinero no se valora. Y resulta extraño que lo que representa lo más noble de la persona, lo que configura el soporte de nuestra dignidad se mira con recelo y la ceja levantada.

Hasta los más ateos, los más agnósticos o los más contrarios a la Iglesia como institución, no pueden negar que lo que dice el Evangelio es, sencillamente, maravilloso. Otra cosa es que alguien crea que es ciencia ficción, que se ha convertido en un negocio obsceno en manos de hipócritas o que le parezca arcaico e inservible en un mundo tan árido y absurdo como el que hemos construido. Y hasta los que niegan todo lo que tiene que ver con Dios no pueden derribar la fuerza de la fe de millones de personas que ven en Cristo una tabla de salvación, un referente moral y ético, una figura inigualable.

El Cristo de Mena alzado por los legionarios en Málaga representa mucho de lo que hemos olvidado por el camino. El Cristo de Mena mecido por hombres uniformados y emocionados al rendirse frente a su cetro es una imagen que nos recuerda que lo importante es lo que nos emociona, lo que nos conmociona, lo que hace que nos sintamos vulnerables y que recordemos que somos efímeros. Y, cada año, me emociona saber que no estoy solo en el mundo.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos