La Tostá

Iglesias no se va ni con agua caliente

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
21 ene 2022 / 08:02 h - Actualizado: 21 ene 2022 / 08:05 h.
"La Tostá"
  • Iglesias no se va ni con agua caliente

TAGS:

Respetando, cómo no, otras opiniones, Pablo Iglesias es uno de los mayores responsables de que la política actual en España esté como está, sobre todo la izquierda. Llegó hablando de la casta, se hizo también de la casta, se forró en el Gobierno y en eso anda aún, acumulando riqueza con sus colaboraciones en medios de comunicación afines a su ideología. Siempre que lo veo en la tele, con su nuevo look, sin coleta y corbata, me acuerdo del fandango del universal onubense Paco Isidro:

Aunque me voy no me voy,

aunque me voy no me ausento.

Aunque me voy de palabra,

pero no de pensamiento.

Iglesias no se va ni con agua caliente. Le salió mal la jugada en las pasadas elecciones de la Comunidad de Madrid, en las que Isabel Díaz Ayuso le dio un baño, y decidió irse a su casa antes de que lo echaran de mala manera. Pero como se cree imprescindible en la política española, en la izquierda, sigue metiéndose en todo y ahora está pidiendo dinero para hacer su podcast y combatir a las cadenas que, según él, están acabando con el periodismo libre, la libertad de expresión y, por tanto, la democracia.

El mismo que puso como condición para apoyar a Sánchez en la moción de censura que le llevaría al poder, controlar los medios públicos, y el que se mostraba contrario a la existencia de medios de comunicación privados. Este mismo sujeto pide ahora dinero a sus seguidores para poder combatir a los medios que no piensan como él. Y tendrá ese dinero, sin duda alguna, para su chiringuito de comunicación, porque, como él, hay quienes piensan que la única manera de que no vuelva a gobernar la derecha es controlando la opinión.

Quería tener un super programa de comunicación y al final se tendrá que conformar con un podcast en Público. Otro fracaso en su carrera, ahora como abanderado del periodismo libre. Cualquier cosa menos doblarla, ponerse a trabajar en algo útil. Dijo que se iba de la política y no se irá nunca. Y en cuanto pueda estará de nuevo de candidato en algún partido o plataforma electoral, porque considera que sin él, España será siempre franquista.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla