La vida del revés

¿La culpa de todo es de Abascal, de Franco y de Putin?

Image
30 mar 2022 / 11:16 h - Actualizado: 30 mar 2022 / 11:33 h.
"Opinión","Energía","La vida del revés","Política","Pedro Sánchez"
  • ¿La culpa de todo es de Abascal, de Franco y de Putin?

Que la crisis energética por la que estamos pasando en medio mundo viene de lejos y que está provocada por factores diversos y una postura en Europa que resulta inexplicable (la fijación del precio de la luz es un disparate descomunal), no importa; eso es lo de menos.

Que la subida de precios generalizada se estaba viendo venir desde hace meses, no importa; eso es lo de menos.

Que los españoles somos más pobres que antes y que salir a comprar al mercado o al súper se ha convertido en una actividad deprimente y dramática, no importa; eso es lo de menos.

Que los precios se hayan disparado un 9,8 por ciento, no importa porque esto tiene una explicación más allá de nosotros mismos. Que la electricidad, los carburantes y combustibles, los alimentos y las bebidas no alcohólicas, tengan precios prohibitivos, no importa porque los españoles aguantamos lo que nos echen en la cesta de nuestro patriotismo.

Aquí lo único que importa es encontrar un culpable. Putin y su maldita guerra es el gran candidato a ser un moderno Mefistófeles que deja un rastro de olor a azufre y lo estropea todo. Y si bien es cierto que ha terminado destrozando cualquier posibilidad de recuperación económica, la guerra estalló hace un mes y nuestros problemas económicos son más antiguos. A Putin lo que es de Putin, pero el resto...

Aquí lo único que importa es que si usted o yo mismo (si es que pensamos de forma parecida) no estamos de acuerdo con los mensajes que nos envían desde el Gobierno (’os hemos arreglado la vida, otra vez, criaturas; si no llegamos a estar aquí, Putin os hubiera quitado hasta el último euro; si no piensas así eres un facha’) es que seamos señalados como patriotas de medio pelo y peligrosos votantes o simpatizantes de Vox. Los que me leen de forma habitual saben que estoy en las antípodas respecto a la ideología de Santiago Abascal, que no soy sospechoso de ser un patriota de palo o de rendirme a los pies de un cetro u otro. Así que ya está bien de buscar culpables y de insultar a la inteligencia de las personas. Los que no tenemos la culpa de nada somos los millones de españoles que nos levantamos al amanecer para trabajar, los millones de españoles que pagamos impuestos desorbitados sin rechistar, los millones de españoles que nos sentimos estafados con tanta monserga.

Pedro Sánchez quisiera que la culpa fuera de los otros, nunca de él; pero el problema de ser presidente del Gobierno es precisamente ese, que eres responsable de lo que pasa en tu país. Hay que gobernar para todos y en todos los ámbitos y eso incluye cierta capacidad de previsión y algo de empatía con los que no piensan como dicta el aparato propagandístico del Gobierno. No ser afín a las ideas de un gobernante no te convierte en ultraderechista.

Señor Sánchez, Putin no tiene la culpa de todo. Ni Franco tampoco. Por mucho que se empeñe usted, ni siquiera la tiene el señor Abascal. No siga por ese camino porque no cuela. Haga su trabajo y deje de insultar inteligencias.


Qué hacer en verano en Sevilla y provincia Empleo en Sevilla Más seguros Edictos