jueves, 22 abril 2021
20:54
, última actualización
La Tostá

La derecha se mata sola

Image
Manuel Bohórquez @BohorquezCas
29 mar 2021 / 09:41 h - Actualizado: 29 mar 2021 / 08:43 h.
"La Tostá"
  • La derecha se mata sola

TAGS:

Si los distintos partidos que concurren a unas elecciones se limitaran a decir qué van a hacer, en vez de a meterse de mala manera los unos con los otros, otro gallo le cantaría a la política española. El ministro Ábalos dijo ayer mismo que “Votar al PP, es votar a Vox”, que es como decir que votar al PSOE, es votar a Unidas Podemos, pero eso no lo va a decir porque la única posibilidad que tendría Gabilondo de gobernar la Comunidad de Madrid sería con el apoyo del partido de Iglesias. Están todos nerviosos y preocupados porque saben ya que Isabel Díaz Ayuso va a arrasar y amenazan con el fascismo, que es un recurso ya algo manido en España desde la llegada de la democracia. También la derecha, o la ultraderecha, amenaza a su electorado con la llegada del comunismo, que es algo que casi se había perdido por el papel que jugó el Partido Comunista en la dictadura para que llegara la democracia, y en la Transición para que se consolidara. Tiene gracia que se amenacen los unos a los otros, pero es que todos se tienen miedo entre sí. El Partido Popular está destrozado, sin un gran líder, porque unas veces se acerca a Vox y otras se aleja, con lo que la derecha no tiene un bloque compacto para hacer frente a la izquierda radical con la que gobierna el Partido Socialista. Ya saben que la derecha se mata sola. Casado y Abascal se necesitan tanto como Sánchez e Iglesias, y se llevan como el perro y el gato. Con la derecha dividida, quizá como nunca, y la izquierda unida por primera vez en democracia, lo lógico sería que en las elecciones madrileñas saliera un gobierno progresista presidido por Gabilondo, que no estaría mal. Pero no, porque la izquierda presenta a Ayuso como un híbrido entre Drácula y el monstruo del Lago Ness, y no paran de darle votos cada día con sus críticas miserables y un acoso sin precedentes hacia un político en las últimas décadas. Todo indica que va a arrasar el día 4 de mayo, pero si no fuera así y necesitara apoyos para poder gobernar, ¿no sería mejor que PP y PSOE se entendieran, antes de que entraran en el Gobierno tanto la extrema izquierda como la extrema derecha? Pongan cabeza y sensatez en vez de meter tanto miedo a los ciudadanos con el fascismo y el comunismo, porque democracia y miedo no son un buen matrimonio.


Edictos en El Correo de Andalucía