sábado, 04 julio 2020
13:03
, última actualización

¿La vacuna contra la Covid-19 es cosa del diablo?

Image
16 jun 2020 / 09:28 h - Actualizado: 16 jun 2020 / 09:31 h.
"Opinión","Religión","La vida del revés","Coronavirus"
  • Fotografía: EFE
    Fotografía: EFE

Poco se habla de lo que se escucha desde que el mundo ha dejado de ser lo que era para convertirse en lo que era con la mascarilla puesta.

Me parece admirable lo que el ser humano es capaz de pensar, decir y asumir como cierto. El Cardenal Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, decía en la homilía de la pasada misa de Corpus Christi, lo siguiente:

«El demonio existe en plena pandemia, intentando llevar a cabo investigaciones para vacunas y para curaciones. Nos encontramos con la dolorosísima noticia de que una de las vacunas se fabrica a base de células de fetos abortados».

«Y eso es ir en contra del hombre, eso es despreciar al hombre mismo, primero se le mata con el aborto y después se le manipula para... qué bueno, mira qué bien... ya tenemos una vacuna. No señor, tenemos una desgracia más, obra del diablo. Eso es lo que quiere el diablo».

Es decir, la Covid-19 no es cosa del demonio. Lo que el demonio hace es procurar que se investigue para terminar con la pandemia. Es el ‘no va más’ en pandemias y teorías conspiranoides. Un poco la vida del revés y un poco patético eso de mezclar al demonio con un coronavirus. Muy penoso que sea un cardenal de la Iglesia el que se trague un bulo y lo difunda desde el púlpito. No hay que olvidar que son miles las personas que escuchan lo que dicen los sacerdotes para creer a pies juntillas eso que les llega revestido de sacralidad.

Si bien es cierto que algunos bioeticistas cristianos del Reino Unido y Estados Unidos ha denunciado hace unas semanas que científicos de la Universidad de Oxford están usando células obtenidas de un feto abortado en la década de los años 70, tampoco se sabe si esto es cierto o se trata de una invención más. Pruebas de la veracidad de esa información ni una.

Todo en orden. El mundo se parece más que nunca al mundo.


  • 1