miércoles, 27 octubre 2021
12:04
, última actualización
Ojana in Excelsis

Lo bueno de la caída de WhatsApp

Image
Juanmi Vega @Juanmivegar
05 oct 2021 / 07:50 h - Actualizado: 05 oct 2021 / 10:22 h.
"Ojana in Excelsis"
  • Lo bueno de la caída de WhatsApp

Que dejasen de funcionar las aplicaciones WhatsApp, Facebook e Instagram fue un auténtico regalo. Un presente en forma de desconexión mental.

Estas aplicaciones dejaron de funcionar el mismo día que mi sistema inmunitario me pidió un descanso. Ayer volvió la vida social preinternet y también los primeros catarros.

Que se juntasen todas estas cosas me hicieron retrotraer a la época de los Cola Caos bien calentitos con el pijama puesto durante 24 horas.

No recordaba esa sensación de tener un teléfono sólo para recibir llamadas, al igual que no me acordaba cómo era pasar una noche en vela tosiendo y tiritando sin parar.

Es muy curioso toser en la calle. Hace un par de años nadie echaba cuenta de la persona que estornudaba o tosía en plena vía pública. Ahora se apartan como si no hubiese un mañana. Si quieres mantener la distancia de seguridad en una bulla, nada mejor que ponerse a toser para que la gente huya.

Este primer otoño postcovid nos está trayendo los primeros catarros. La bajada de las temperaturas y la lluvia de estos días atrás nos ha hecho dar un pasito más en esa ansiada normalidad.

Mark Zuckerberg, dueño de estas aplicaciones que dejaron de funcionar, nos regaló un día maravilloso. Sólo le faltó acercarme un tupper con un poquito de caldo del puchero y lo hubiese bordado.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla