Menú
La vida del revés

Pedro Sánchez tiene el sol, pero prefiere los microchips

Image
09 abr 2022 / 11:06 h - Actualizado: 09 abr 2022 / 11:55 h.
"Opinión","Energía","La vida del revés","Energías renovables"
  • Pedro Sánchez tiene el sol, pero prefiere los microchips

Es difícil comprender, para el común de los mortales, cómo es posible que España no apueste mucho más y mucho más fuerte por las energías renovables. Tenemos más sol que nadie, tenemos lugares a lo largo de toda la península ibérica en los que el viento es poderoso, tenemos todo lo que es necesario para generar energía de forma masiva, limpia y rentable para la nación y para el resto de Europa.

Es difícil comprender, para el común de los mortales, cómo es posible que generando ya una cantidad importante de energía limpia tengamos que depender del precio del gas para fijar el precio último de la energía que consumimos. Supongo que la explicación técnica existe, pero resulta incomprensible para alguien que paga un recibo disparatado sabiendo que las renovables en España tienen una presencia tan importante.

Elon Musk, fundador de Tesla, sabe hacer negocios y se extraña de esas inversiones anunciadas por el Gobierno de Pedro Sánchez que irán destinadas a la fabricación de microchips y semiconductores (12.400 millones de dólares). Nadie duda (seguramente Elon Musk) tampoco) de la importancia geoestratégica de esos materiales, pero ¿por qué embarcarse en tan algo costoso y tan alejado de nuestra realidad si tenemos las energías renovables en marcha y con un potencial extraordinario?

Elon Musk dice que «España debería realizar un despliegue masivo de energía solar. Podría alimentar a toda Europa» y tiene razón. Pero en España, en lugar de financiar y apostar al 100 por cien por las energías renovables, nos vamos a dedicar a los microchips y a los semiconductores. Somos así.

Lo cierto es que el sector de energías renovables sigue creciendo sin pausa y que no se explica bien por qué no se apuesta definitivamente en él y se consolida un mercado que podría servir para ser líderes europeos en la generación de energía. Si, además, se debe invertir en otras cosas tendrá que hacerse, pero lo primero es lo primero. Eso lo sabe el señor Musk, usted y yo. Pedro Sánchez no parece estar enterado. Porque la contestación de Sánchez a ese mensaje de Musk señalando al mercado energético como prioritario para un país como España fue este: «estamos implementando el plan más ambicioso hacia un sistema energético eficiente y renovable. El tiempo es ahora. Hagámoslo bien. Ven y observa. En España damos la bienvenida a los inversores» Es decir, vienes y lo pagas tú, majete. Todo en orden si es de Pedro Sánchez del que se trata. Mientras todo esto ocurre hay cientos de proyectos pendientes de sus preceptivas autorizaciones para poder invertir cientos de millones de euros.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos