lunes, 09 diciembre 2019
20:39
, última actualización
La Tostá

Perales, el hombre sencillo

Manuel Bohórquez @BohorquezCas /
01 dic 2019 / 09:48 h - Actualizado: 01 dic 2019 / 09:50 h.
  • Perales, el hombre sencillo

No sé si se lleva ya o no que te guste José Luis Perales, por lo moderno que nos hemos puesto todos, pero me chifla desde hace muchos años. No voy a decir que sus canciones han sido la banda sonora de mi vida, porque a lo mejor queda algo cursi, aunque debería. Bueno, vale, sí, es exactamente eso: sus canciones han sido una de las bandas sonoras de mi vida y he llorado, me he enamorado y he sentido orgullo de ser de este país por ser compatriota de un hombre como el señor Perales. Y anoche me puse triste porque fue a un debate de política, el de La Sexta noche, para decir que se iba, que se acabaron para él las grandes giras por el mundo, aunque seguirá componiendo para otros y otras artistas de la canción. Me cautivó de Perales su sencillez, esa manera tan tierna y atrayente que tenía de ser un hombre normal, con la de engreídos que hay en la música española. Fue a través de la cantante Janette, de la que estuve enamoraíllo siendo un adolescente, como todos los de mi generación, cuando descubrí a este compositor y cantante de un pueblo de Cuenca, Castejón. Porque te vas, aquella gran canción, era la que más poníamos en los guateques de los setenta porque la cantante londinense hizo furor en el pueblo donde me crié, Palomares del Río. Todos estábamos enamorados de ella y de su canción más emblemática, Soy rebelde (1971), que fue su lanzamiento en solitario y un gran éxito comercial. Cinco años más tarde, la película Cría cuervos, de Carlos Saura, dio a conocer al gran público Porque te vas, de Perales, y el enganche a este compositor fue tremendo. Solo esta canción vendió más de seis millones de copias en Alemania y Austria. Ha vendido más de treinta millones de discos en total y ha puesto ricos a muchos cantantes con sus canciones. Pero cree que ha llegado la hora de dejar los escenarios y dar paso a los jóvenes. No deja a nadie en su trono, porque no hay jóvenes que compongan y canten como él. Nadie tiene esa sensibilidad y talento para escribir sobre el amor, el desamor o la paz. Ni siquiera Rosalía, que la andan poniendo como una nueva Niña de los Peines. Se va este hombre sencillo, el que canta sin apenas esfuerzo, con su voz sin artificios y medio millar de canciones registradas en la Sociedad General de Autores. Porque te vas, aunque te quedas, como Paco Isidro, que se iba y no se iba, te admiro. Aun a riesgo de que me pongan de cursi una de las dos Españas y se me hiele el corazón.


  • 1