jueves, 22 abril 2021
04:17
, última actualización

¿Pondrá Juanma Moreno sus barbas a remojar? (El Disparate Nacional VIII)

Image
10 mar 2021 / 15:58 h - Actualizado: 10 mar 2021 / 16:33 h.
"Opinión","PP","PSOE","Ciudadanos","Política","Juanma Moreno"
  • Juanma Moreno Bonilla. / EFE
    Juanma Moreno Bonilla. / EFE

Lo que está sucediendo desde esta misma mañana en España es un claro reflejo de cómo está el panorama político en este país. Un desastre total, un desequilibrio constante, todo sobre el filo de la navaja, y un tacticismo político que puede estar beneficiando a los políticos aunque es contrario a los intereses de todos los españoles.

Lo que sucede en España es de traca.

Nos hemos levantado para encontrarnos con un pacto entre PSOE y C’s en Murcia; una moción de censura y el desalojo más que probable del PP en esa Comunidad Autónoma. A continuación, Ayuso en Madrid convocaba elecciones anticipadas mientras Mas Madrid y PSOE presentaban sus propias mociones de censura (esto terminará en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, casi seguro, porque ahora entramos en el conflicto de ‘yo fui primero, la ley dice esto, pero interpreto esto otro...’ En fin, ya saben eso que llamamos filibusterismo político que, en España, es un bochorno absoluto). Ayuso dice que lo hace obligada por el bien de España y de los madrileños. En realidad lo hace porque si C’s se pone del lado del PSOE lo suyo acaba en desalojo como ha pasado en Murcia. En cualquier caso, Ayuso al anunciar la medida ya ha dado su primer mitin preelectoral. Y, no, la cosa no acaba aquí porque en Castilla y León los socialistas han presentado su moción de censura contra el Gobierno de PP y C’s; y si cuatro diputados de C’s apoyan esa moción, bye bye PP. Todo bien, todo en orden.

La gran incógnita la encontramos en Andalucía. Me temo que durante todo el día han estado hablando unos con otros para intentar una ‘moción a la andaluza’ o para defender con uñas y dientes el Gobierno actual. Tal y como están las cosas, Juanma Moreno Bonilla debería estar preparado para anunciar elecciones anticipadas, pero a última hora de la tarde para que no quepa duda de quién llega primero y grita ‘por mí, por todos mis compañeros, pero por mí el primero’ (¿recuerdan cuándo los niños jugábamos al escondite y decíamos estas cosas al tocar en el lugar indicado sin ser descubiertos? Pues eso). Es cuestión de tiempo que convoque elecciones o se enfrente a una moción de censura.

El aprieto para todos es enorme.

Pablo Casado se estaba intentando separar de Vox a marchas forzadas y, ahora, tiene que mirar con ojitos a Abascal y decirle con la mirada ‘que no, tontorrón, que era broma, que yo te quiero y tenemos que pactar en unas semanas’. Menudo papelón. Por su parte, Abascal tendrá que dejarse querer porque entregar el poder al PSOE sería un suicido político. Los chicos de Ciudadanos hacen este movimiento para no desaparecer del mapa político; las encuestas son espantosas y se escoran a la izquierda por que en el lugar en el que se encuentran no hay nada que rascar (lo que no saben es que van a desaparecer igual). Y el PSOE vive un momento crítico que resumo brevemente para que se me entienda: si se produce una moción de censura, la candidata más que probable sería Susana Díaz, una mujer a la que Pedro Sánchez no quiere ver ni en pintura y quiere eliminar de la ecuación socialista andaluza; si se producen elecciones generales, al PSOE le pillarían con el tranco cambiado puesto que necesitan organizarse en los congresos de final de año y hacer frente al futuro con caras e ilusiones nuevas (si hay elecciones, Susana Díaz sería muy posiblemente candidata y eso sería un desastre para Sánchez). El PSOE se enfrenta a sí mismo pase lo que pase y eso atufa a fracaso monumental.

Este es un primer acercamiento al terremoto político que se está produciendo en toda España y que puede acabar cambiando las cosas de arriba abajo. De momento, yo le diría a Juanma Moreno Bonilla que ponga las suyas a remojar. Las barbas, digo. O igual lo tienen que hacer los demás... Yo qué sé ya... Porque, a partir de hoy mismo, se abre la veda en ayuntamientos de toda España.

De Podemos no digo nada porque pintan poco o nada en todo este lío aunque ellos sigan pensando en que no es así.


Edictos en El Correo de Andalucía