martes, 18 enero 2022
23:55
, última actualización

«Secret Story: La Casa de los Secretos»: Adrián ‘el guapo’ y un hermano ridículo dando la nota

Image
14 ene 2022 / 11:19 h - Actualizado: 16 ene 2022 / 16:14 h.
"Opinión","Televisión"
  • «Secret Story: La Casa de los Secretos»: Adrián ‘el guapo’ y un hermano ridículo dando la nota

Ha arrancado «Secret Story: La Casa de los Secretos», programa de la televisión basura que promete ser la pera limonera (las promesas incumplidas son una constante en la actualidad), y la carga de caspa, de sobreactuación, de esperpento reconcentrado y de show barato, se hace difícil de soportar. Con el primer programa ya se ha llegado muy lejos explorando territorios infames y aburridos.

Un tal Adrián es el guapo de la troupe; podemos escuchar el histerismo de una estudiante de Física que no para de hablar sin escuchar ni sentir lo que pasa a su alrededor; uno de los concursantes dice odiar a Bertín Osborne y se le amenaza con tener que escuchar al cantante ocho horas seguidas; a otro le tienen con una máscara rollo ‘Juego del Calamar’ durante más de dos horas (casi tres) y en el plató el hermano de una tal Cora (participante) se dedica a dar la nota y a eclipsar cualquier otra cosa que no sea él y sus tatuajes. Todo en orden. Un desbarajuste sin pies ni cabeza compuesto de ocurrencias de última hora.

Ya no saben qué hacer para llamar la atención con los realities. El formato tradicional de «Gran Hermano» sigue funcionando a trancas y barrancas y ya veremos cómo acaba esta edición. Esto que llaman «Secret Story: La casa de los Secretos» es, efectivamente, un «Gran Hermano» camuflado detrás de un fucsia insufrible y que no tiene buena pinta a pesar de contar con un grupo de concursantes entre disparatados y absurdos.

La caspa y la horterada es la gran protagonista de los realities. Si eres guapo tienes un hueco; si eres tonto y guapo puedes ganar el concurso; si eres una risión tienes oportunidad de pasar por las platós de televisión una vez expulsado y si, además te dejas el pelo muy largo, las uñas muy largas, los tacones muy largos y barba (muy larga) para defender que ni te sientes hombre ni mujer sino que estás entre medias, puedes ir a Eurovisión. La televisión basura es el gran refugio de los mamarrachos actuales y «Secret Sory: La Casa de los Secretos» es el templo en el que se van a ir haciendo famosos y, alguno de ellos, millonarios gracias a ser imposibles, horteras y una vergüenza para los que se levantan a las seis de la mañana para trabajar y ganarse la vida.

Vamos a ver cómo se desarrolla la cosa. Vamos a ver.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla