lunes, 13 julio 2020
00:13
, última actualización
Pasa la vida

Sevillanos decentes y pobres invadidos por el narcolumpen boyante

Image
Juan Luis Pavón juanluispavon1
30 jun 2020 / 11:19 h - Actualizado: 30 jun 2020 / 11:21 h.
"Pasa la vida"
  • Sevillanos decentes y pobres invadidos por el narcolumpen boyante

“Más trabajo y menos caridad”, “En el Polígono Sur no cabe más pobreza ni exclusión”, “Tantos programas, ¿para qué?”, son algunos de los lemas que pronunciaron y exhibieron ayer una vez más las representantes de la Plataforma Nosotros También Somos Sevilla, vecindario puro del Polígono Sur desde hace décadas e impulsoras también de la Asociación Andaluza de Barrios Ignorados. La novedad es que en esta ocasión no se han topado con la indiferencia generalizada (la política, la social y la mediática) sino que lo han escuchado o leído millones de españoles, y la mayoría de los sevillanos, gracias a que los medios de comunicación no pueden ningunear el asunto cuando es el Jefe del Estado quien se interesa por visitar el Polígono Sur, para más inri como primera actividad de su escala en Andalucía dentro de su gira por España para respaldar la reactivación del país tras el confinamiento.

La segunda ventaja que reporta la decisión del Rey, quien reina pero no gobierna, es que institucional y protocolariamente obliga a retratarse con él, en este caso en pleno Polígono Sur, a quienes tienen el mandato de la soberanía popular, las atribuciones, las competencias y los presupuestos para decidir y ejecutar que sea una prioridad mejorar radicalmente las condiciones de vida en los barrios más marginados, y resolver las causas de la pobreza. Y retratados quedaron el Gobierno de España, el Gobierno de Andalucía, el Parlamento de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla.

Cuando era solo príncipe y secundaba los criterios de su madre, y de los grandes intelectuales que le orientaban para formarse y estar a la altura de sus futuras responsabilidades, en 2003 fue al Polígono Sur y conoció de primera mano, dentro del Instituto de Educación Secundaria Polígono Sur, la meritoria labor de los docentes para dotar de capacidades y oportunidades, sobre todo en ciclos de Formación Profesional, a jóvenes que lo tenían todo en contra cuando estaban fuera del recinto escolar. Repasen la trayectoria de quienes han hecho carrera política tras el periodo constituyente, en pos de liderar partidos e instituciones para “dejarse la piel” por el pueblo, y busquen si han basado sus fundamentos en ir a barrios de atención prioritaria como el Polígono Sur, o en acudir a platós de televisión.

Para entender el deterioro del funcionamiento de los partidos políticos en España, es muy revelador que Felipe de Borbón haya estado más veces en zonas estigmatizadas como el Polígono Sur que Aznar, Rodríguez Zapatero, Rajoy, Sánchez, Iglesias, Errejón, Casado, Rivera, Moreno Bonilla, Marín,... No es mérito del actual Rey, sino demérito tanto en los partidos que hicieron la Transición y la reintegración en Europa, como en los partidos que se fundaron tras la crisis económica de 2008 presumiendo de que iban a ser la voz de la gente y la regeneración del sistema democrático.

Si analizamos desde una perspectiva más cercana, local o regional, el grado de conocimiento y de interés que los principales periodistas, columnistas, tertulianos y comentaristas sevillanos y andaluces de periódicos, radios y televisiones tienen por todo el amplio arco de barrios muy desfavorecidos de Sevilla (a los del Polígono Sur añádanle Torreblanca, Los Pajaritos, La Candelaria, Madre de Dios, Polígono Norte, Su Eminencia, entre otros, que suman más de 125.000 habitantes), basta cotejar hemerotecas, fonotecas y videotecas para comprobar que la mayoría no aborda casi nunca una realidad tan importante y con tantas vertientes humanas, sociales, económicas y políticas. Salvo excepciones, materializadas por periodistas conscientes de cuáles son los grandes temas y cuáles son nimiedades o tópicos, también resulta descorazonador que quienes se postulan como conocedores y analistas de Sevilla en realidad encubren un distanciamiento respecto al conjunto de la ciudadanía, y más aún respecto a quienes sufren la desigualdad de modo cronificado. Han comparecido menos que el Rey. Lamentable.

Lo tiene fácil quien quiera disponer con rapidez de testimonios y documentación para descubrir cómo es el Polígono Sur y para entender el enorme agravio que sufren la mayoría de sus habitantes, que son decentes. La Plataforma Nosotros También Somos Sevilla publicó en la víspera a la visita de los Reyes una 'Carta Abierta al Rey Felipe VI' que en solo dos páginas resume muy bien lo que ha ocurrido desde hace 40 años y lo que padecen ahora aún más con la crisis económica ligada a la pandemia del coronavirus. Selecciono este fragmento: “La pobreza genera exclusión. Un sector de la población estamos en situación o proceso de exclusión. La exclusión es una lacra muy estudiada y poco comprendida. Hay pobres que son excluidos y pobres que no son excluidos. También hay excluidos que no son pobres, que han hecho de la exclusión su forma de vida marginal que, para existir y reproducirse, necesita ocupaciones marginales, viviendas destruidas, comunidades de vecinos amordazadas por las amenazas, espacios públicos deteriorados y sin ley, relaciones sociales marcadas por la inseguridad y la impunidad, un mundo paralelo con sus propias reglas y normas que acaban inundándolo todo. Sufrir el desempleo y la precariedad es un drama para cualquier persona, para nosotros es un camino sin salida, porque le suma el estigma de vivir en esta zona de la ciudad. Se genera una dinámica de huida: toda persona que puede se va; y una dinámica de llegada, las que no pueden ir a otro lugar vienen aquí, facilitada por la compraventa, sustracción o apropiación ilegal de viviendas que son propiedad de la Junta de Andalucía”.

Si el narcolumpen boyante conquistara del mismo modo bloques de pisos de Nervión, Triana o el Porvenir, la escandalera a diario en Sevilla sería de tal magnitud que todos los políticos concernidos sentirían una gran presión sobre la continuidad de sus respectivas carreras en los cargos de libre designación y en las listas electorales. Pero se ha establecido un hipócrita reparto de papeles en el que 'rancios' y 'progres' callan por igual ante la destrucción de la igualdad de oportunidades para el vecindario del Polígono Sur, invadido por los clanes del negocio de la droga. Como también está sucediendo en Los Pajaritos y acrecienta el calvario en las condiciones de vida de tantas familias decentes del sector Tres Barrios-Amate. Y, para agudizar aún más el apogeo de la injusticia y la ignorancia, a las víctimas que se comen el marrón se las identifica con los delincuentes.

Ya ha pasado un año desde que el 15 de junio de 2019, en el pleno de investidura de la nueva Corporación Municipal, tanto el reelegido alcalde, Juan Espadas, como los portavoces de los demás partidos en el Ayuntamiento, coincidieron en sus discursos en un solo tema: era inaplazable hacer autocrítica y afrontar, tanto desde el gobierno local como desde la oposición, que la prioridad han de ser los barrios más pobres de la ciudad. Los que 'deslucen la imagen de Sevilla' cuando el Instituto Nacional de Estadística publica anualmente su estudio sobre renta per capita. Y cuando aluden por elevación a que este reto ha de ser un asunto de Estado, que lo es, pues despabilen porque Pedro Sánchez es presidente de España desde hace 24 meses y Juan Manuel Moreno Bonilla gobierna Andalucía desde hace 17 meses. Y no esperen a que Angela Merkel les reclame lo mismo que ya les pide Nosotros También Somos Sevilla: “Una evaluación permanente, con indicadores objetivos, de las actuaciones realizadas y del dinero gastado, para reformular lo necesario y evitar la rutina y la ineficiencia”.


  • 1