Soy del club de Momo

Image
29 oct 2023 / 04:35 h - Actualizado: 29 oct 2023 / 04:35 h.
  • Club de Momo
    Club de Momo

¿De quién? de Mo-mo, ¿será el acrónimo de Movimiento Motivacional? no exactamente, pero por ahí los tiros van... Verás, en la mitología griega, Momo era la personificación de la agudeza irónica, de las burlas, dios de los escritores y poetas, y yo me declaro fan incondicional de Momo porque, si hay una capacidad que “lo peta” es el sentido del humor... ¡Qué importante es saber echarle gracia a la vida y reírse de uno mismo incluso cuando “vienen torcidas”!

Ese formar parte del “Club de Momo”, le da alas a nuestra imaginación, nos vuelve más disfrutones, nos ayuda a librarnos de los sofocones y si alguien intenta “encenderte los fogones”, ¡no encontrará ocasiones! pues quedará tan sorprendido con tus reacciones que querrá entrar, sin vacilaciones, a formar parte de este sensacional Club, que entre sus múltiples beneficios, ¡te mejora la salud! Por dentro y por fuera, vamos ¡“mejó“ que un “yogú“! porque nada te limpia y te despeja tanto el corazón, el cuerpo y la mente que llenar con unas buenas risas el presente, ¡hasta sientes como cambia el ambiente! La atmósfera se nota como más liviana e incluso ¡de saludar al jefe te dan ganas!, aprovechas mejor la semana, ¡hasta en las noches te parecerá ver un trocito de mañana! porque quien tiene sentido del humor aporta valor haciendo que los otros (y él mismo) se sientan mejor.

No me extraña que Momo tenga tantos fans... ¡El sentido del humor es un maravilloso pegamento social! Tal y como nos advertía Chaplin: “Ríe y el mundo reirá contigo; llora y el mundo, dándote la espalda, te dejará llorar”, como puedes imaginar, el sentido del humor es el mejor antídoto contra la soledad, es una suerte de miel vital que endulza pero no empalaga, una especie de “ley de GA-GA” porque se consigue un GAnar - GAnar cuando estás junto a personas que te hacen disfrutar con su ingenio incluso cuando la realidad se empeña en fruncir el ceño...

Harás bien en recordar que el reírse de uno mismo, el saber relativizar, el quitarle importancia a las cosas y el “echar risas“ frondosas, te hará crear una realidad mucho más provechosa...