Prohibir el uso del teléfono móvil en los colegios e institutos

Image
18 dic 2023 / 10:37 h - Actualizado: 18 dic 2023 / 10:43 h.
"Tecnología","Educación","Editorial"
  • Prohibir el uso del teléfono móvil en los colegios e institutos

El uso descontrolado del móvil por parte de niños y jóvenes dentro del centro escolar se ha convertido en un problema de peso dentro de la comunidad educativa. No sólo la pornografía o los contenidos indeseables en todos los aspectos son razones para limitar el uso de esos dispositivos en el colegio o en el instituto, se unen a esos contenidos la contrastada falta de interés y actitudes que van de lo agresivo a la pura desidia por parte de los alumnos. En las clases se utilizan los móviles y se envían mensajes entre unos y otros, se graban actitudes poco edificantes y se atiende a cualquier cosa salvo a las explicaciones del profesorado.

Hace unos días, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha enviado una instrucción que limita el uso del móvil en los centros de enseñanza. La prohibición del uso del móvil afecta a todo el horario escolar y sólo se podrá utilizar por motivos pedagógicos. Además, ya que algunos colegios limitaban el uso de dispositivos móviles, la instrucción aporta un valioso soporte legal que indica, entre otras cosas, qué proceso es el indicado para retirar el móvil al alumno, depositarlo en el lugar más adecuado y entregarlo al tutor del joven y sólo a él.

Las clases no pueden convertirse en una eterna lucha de los profesores contra el uso del teléfono móvil puesto que eso resta concentración y dedicación a la materia impartida; los patios de los colegios no pueden convertirse durante los recreos en una especie de salón de juegos online o en un núcleo apto para practicar acoso a través de la red que afecta a los niños y jóvenes más vulnerables.

El teléfono móvil es un instrumento relativamente nuevo y los alumnos siempre pudieron localizarse durante el tiempo lectivo dentro del colegio. Por tanto, esa razón que esgrimen un porcentaje altísimo de padres para justificar que sus hijos puedan llevar el móvil al colegio, nunca ha tenido sentido. Lejos de ser una herramienta útil para tener un mejor control de los hijos, los móviles usados sin el control parental adecuado se pueden convertir en un peligro para la relación sana entre los alumnos de un centro docente cualquiera.