viernes, 28 enero 2022
21:13
, última actualización

El Colegio de Aparejadores colabora con las parroquias de Tres Barrios

La aportación del colectivo será destinada al Taller de Desarrollo Personal y Social con mujeres en riesgo de exclusión social

14 dic 2021 / 17:23 h - Actualizado: 14 dic 2021 / 17:26 h.
"Donación"
  • El Colegio de Aparejadores colabora con las parroquias de Tres Barrios

TAGS:

El Colegio Oficial de Aparejadores de Sevilla ha realizado una donación de 6.000 euros a las Cáritas parroquiales de Blanca Paloma y Candelaria, que será destinada al Taller de Desarrollo Personal y Social con mujeres en riesgo de exclusión social. Con el fin de abordar la cronificación de las situaciones de pobreza que afecta especialmente a mujeres con hijos a su cargo y con poca formación y escasas habilidades para salir de la exclusión, este taller se puso en marcha en el año 2019 con el objetivo de favorecer una serie de aptitudes y actitudes básicas para afrontar la vida personal, social y profesional, que ayuden a estas mujeres avanzar en su propia autonomía. Según Manuel Sánchez, párroco de La Candelaria, “el área en que se sitúan nuestras Cáritas, denominada Tres Barrios (Candelaria, Pajaritos y Madre de Dios), está considerada desde hace varios años como barriada de actuación preferente, zona con necesidades de transformación social o zona desfavorecida, todos ellos, términos administrativos para delimitar unos entornos sociales marcados por la pobreza en todas sus dimensiones, de tal manera que son producto y fuente de exclusión social. El deterioro del barrio ha llegado hasta el punto de ser catalogado por el INE como uno de los barrios más pobre de España”. La propuesta de esta nueva edición del Taller de Promoción de la Mujer, incide nuevamente en trabajar con mujeres de esas zonas, no solo por la abundancia de familias monoparentales en el entorno, sino porque son las que en la práctica sostienen el peso de la estructura familiar y son, por tanto, la clave de su transformación.

La propuesta se concreta en trabajar con un grupo de 12 mujeres para entablar un proceso de aprendizaje compartido, centrado en tres tipos de contenidos, todos ellos sustanciales para la vida cotidiana de cualquier persona o grupo familiar, por lo que suscitan fácilmente el interés de las participantes:

a) Transversal, centrado en actitudes, hábitos y cuestiones relacionadas con la vida diaria (sanitarias, educativas, administrativas, relacional, imagen personal...).

b) Académico, centrado en competencias lingüísticas y matemáticas básicas: lectoescritura y cálculo.

c) Taller de cocina y economía doméstica.

En palabras del presidente de los Aparejadores de Sevilla, José Manuel Flores, “pretendemos con esta acción poner mucho más en valor nuestro compromiso social con los más desfavorecidos y la sociedad en general. Entendemos que es una obligación que el Colegio tiene como colectivo, dando sentido al compromiso social no solo con acciones de carácter técnico propias de nuestra profesión, sino mirando a nuestro alrededor a los que más lo necesitan. Por ello, hemos querido canalizar esta ayuda a través de las Cáritas de estas zonas degradadas de Sevilla por la delicada situación en la que se encuentran y que todos hemos conocido en estos días gracias a la labor de los medios de comunicación”.

Los objetivos de este taller se centran en favorecer el crecimiento personal y social de las participantes potenciando su autoestima; fomentar la adquisición y desarrollo de habilidades y competencias que generen una mejora en su entorno familiar; facilitar la adquisición y desarrollo de habilidades y competencias que mejoren sus posibilidades de inclusión socio‐laboral y fomentar la convivencia e integración de la población inmigrante del barrio.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla