Menú

Coaches de la voz, algo que parecía imposible

Esther Justel y Carlos Campaña aplican un curioso método llamado VoKalo, lo que hace que la voz de los cantantes no sufra y se puedan mantener unas armonías constantes en el caso de personas que vivan de sus cuerdas vocales

12 ago 2023 / 09:39 h - Actualizado: 12 ago 2023 / 09:41 h.
  • Coaches de la voz, algo que parecía imposible

Todos hemos cantado bajo la ducha. No lo niegues, tú también. Pero otra cuestión bien distinta es hacerlo delante de un público entregado y en aforos amplios. Ser cantante profesional y no morir en el intento –léase perder los agudos, la salud y la paciencia– requiere, sobre todo, dominar el instrumento más importante que tiene un cantante, como es la voz y todo lo que tenga que ver con la mejor emisión de la misma.

En ese punto estaban Esther Justel y Carlos Campaña los alma máter de VoKalo. Esther era cantante de la banda Eternya, hacía muchos conciertos pero no acababa de encontrar el sonido que le identificara. Carlos tocaba la batería en un grupo de heavy metal y se le daba fatal cantar... pero quería. El batería de Eternya se lesionó la muñeca y tenían que hacer un concierto en una semana. Le propusieron ayudarles a través de un contacto en común y así se conocieron ambos.

No lo sabían en ese momento, pero todo comenzó a coger forma desde el instante en el que, al fin, dieron con Speech Level Singing, un método de enseñanza vocal que funcionaba. Ambos habían estudiado antes con diferentes profesores, cada uno por su camino, pero todo fueron decepciones.

La búsqueda de una llamativa excelencia

A partir de ahí, en la búsqueda de la excelencia y de su encuentro con Seth Riggs, mentor de estrellas como Michael Jackson, Prince o Madonna, todo fue muy natural: “Recibimos la formación necesaria para enseñar la técnica, nos moló un huevo (más de lo esperado), y decidimos montar VoKalo para enseñarla”, cuentan estos vocal coaches de referencia a nivel nacional.

Y vaya si la enseñan ofreciendo, claro está, resultados. “Nos encanta trabajar con personas que sintieron las mismas decepciones que nosotros al no avanzar como cantantes, porque les podemos dar la misma satisfacción que también sentimos al ver que el problema no está en ellos”.

Desde Vokalo aseguran que lo que ellos enseñan es único “porque funciona y funciona rápido”. También, reconocen, “porque somos muy pocos los que estamos certificados para enseñarlo”. El método consiste en dos puntos: “Dejar de hacer cosas que no funcionan, como los ejercicios de respiración tan manidos, y hacer las que sí funcionan, como ejercicios que te hacen sentir la voz más libre y ganar notas graves y agudas en semanas o meses”.

Alumnos VIP.

Glorias eternas del pop español

Ahora mismo están trabajando con Aurora Beltrán, vocal de Tahúres Zurdos y Roberto Gil, del grupo Tennessee. Para VoKalo, ambos son unos cracks en lo suyo, mucho antes de conocerles y, lo más importante, “gracias a todo lo que están haciendo cada vez están más cómodos al cantar y esas notas agudas del infierno se van haciendo un poco más angelicales. Hay más disfrute y menos lucha. Aurora, concretamente, perdió mucho de su voz por problemas de salud y, actualmente, Esther está recuperando con ella lo que tenía”.

Esta labor silenciosa del coach vocal se diluye en una visión muy sesgada donde se visibiliza de cierta manera en concursos como La Voz u Operación Triunfo. Y ahí, reconocen, “la realidad es que la gente va muy perdida. Lo vemos cada vez que conocemos a alguien para empezar a trabajar, porque saben que hay cosas que no pueden cantar, sienten los síntomas de sus problemas, pero no pueden ponerles nombre y apellidos, y tampoco saben cómo solucionarlos. Para eso es para lo que está un vocal coach”.

“Un mal juicio puede ser peligroso”

Por si hubiera alguna duda, los concursos mencionados están muy bien “porque nunca hay suficientes cantantes en el mundo”. Sin embargo, señalan, “puede ser peligroso para el cantante, porque si un coach del programa por el que siente mucho respeto le dice algo malo delante de millones de personas, luego siente mucha presión. Siente que tiene que hacerlo todo perfecto”. Y eso es una locura.

Por ejemplo, recuerdan, “tuvimos un chico que había llegado muy lejos en uno de estos concursos y no se permitía probar cosas diferentes con su voz, ejercicios muy sencillos, por el simple hecho de no querer cagarla. Este bloqueo es el peor que puedes tener si quieres entrenar tu voz, porque si no haces cosas diferentes a las que te están causando problemas, es imposible cambiarlas”.

¿Se puede mejorar y «arreglar» cualquier voz?

Hay algunos casos en los que poco se puede hacer debido a lesiones estructurales (físicas y/o neuronales), pero en general sí, cualquier voz puede mejorar. “El tema del don para cantar ya debería estar desterrado. La voz no es algo mágico. Nace de músculos y órganos que se coordinan. Si los usas mal, cantas mal. Si los usas bien, cantas bien y, además, el sonido de tu voz se hace más bonito”, apuntan.

En esa misma línea, si tienes un problema estructural que te impida cantar bien, no podrás. Si no, si quieres cantar bien y no puedes, no se trata de algo físico, algo que te falte. Es un tema mental. Pregúntante: “¿Estoy dispuesto a currar lo que haga falta y dejarme los dientes para conseguirlo?. Si es que sí, podrás. Si es que no, ya sabes la respuesta”.

Y si se quiere vivir de la música...

“El primer consejo que le daríamos a alguien que quiere ser cantante profesional es que en los directos no salga de su zona de confort. Cuando empiezas a descubrir nuevos registros en tu voz, enseguida los quieres usar, y hacerlo en un directo sin tenerlo asentado del todo puede hacerte fallar y producir el bloqueo que se mencionaba antes. Lo aconsejable es hacer crecer esa zona de confort”.

El segundo consejo, concluyen desde VoKalo, “es que tienes que elegir qué tipo de cantante profesional quieres ser: de los que tienen que acabar cancelando conciertos y giras o de los que están en activo hasta los 70 años. Dicho así suena estúpido, pero es la elección que hacen los cantantes que empiezan, al entrenar o no sus voces, para prepararlas para lo que les viene”. La pregunta clave es, pues, ¿es necesario contar con un vocal coach si eres cantante profesional? “Únicamente si quieres seguir siéndolo al mismo nivel que ahora, o mejor”.

Es posible cantar cualquier nota

La técnica de los vocal coaches Carlos Campaña y Esther Justel (VoKalo: https://vokalo.es/) permite cantar cualquier nota, en cualquier estilo, sin esfuerzo y sonando natural. Su premisa es que es posible cantar de la misma manera que hablamos, sin forzar las cuerdas vocales y evitando problemas futuros y restaurando problemas presentes.

La veteranía de Carlos y Esther y la comprensión que poseen de la voz, junto con el método VoKalo que emplean, les convierte en los mejores vocal coaches para las estrellas, tanto profesionales del canto como de la voz, actores, locutores o periodistas, entre otros.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Edictos