domingo, 22 septiembre 2019
15:27
, última actualización

Planes de verano en el Castillo de la Monclova

El palacio de la localidad de Fuentes de Andalucía que data del siglo XIV acoge durante el año numerosos eventos y celebraciones

23 ago 2017 / 09:12 h - Actualizado: 23 ago 2017 / 15:52 h.
  • El castillo es de propiedad privada y organiza actividades culturales, turísticas y ceremonias. / El Correo
    El castillo es de propiedad privada y organiza actividades culturales, turísticas y ceremonias. / El Correo
  • Uno de los patios interiores del palacio rodeado de arcos renacentistas. / El Correo
    Uno de los patios interiores del palacio rodeado de arcos renacentistas. / El Correo

TAGS:

Un robusto edificio imponente y austero recorta el cielo del municipio sevillano de Fuentes de Andalucía desde hace más de cinco siglos. El conocido como Castillo de la Monclova es uno de los conjuntos monumentales más reconocibles de la zona en el que cada vez tiene más protagonismo en la vida ceremonial y cultural de todos los que se deciden a conocerlo más de cerca.

El castillo, que antes era una construcción defensiva y que, posteriormente, se convirtió en un palacio renacentista, es desde el siglo XIX posesión de la Casa del Duque del Infantado, desde la que se encargó su reforma y construcción, que dio un lavado de cara al recinto, dotándolo de una fusión de elementos clásicos italianos y españoles.

Este verano, el plato fuerte de la programación estival del castillo es el Festival Castillo de la Monclova, que reunirá a señalados artistas en un entorno tan especial y único como el de los exteriores del palacio. El festival, que empieza mañana y se alarga hasta el próximo domingo, abre el ciclo de conciertos transformando la Monclova en Roma para acoger la ópera de Puccini Tosca, una de las producciones operísticas fundamentales del compositor. Le seguirá el viernes 25 el célebre Miguel Poveda. La noche siguiente, India Martínez mostrará su particular estilo de fusión flamenco pop. Cerrará el ciclo de conciertos Loquillo, que romperá la noche con su rock y su fuerza.

La organización se ha propuesto ofrecer un festival exclusivo con este ciclo de conciertos reducido y selecto, apostando por la alta calidad de la cita y los invitados para garantizar un ambiente mágico y completamente fuera de lo habitual.

El emplazamiento, espectacular a la vista y poco conocido en algunos rincones más alejados de la provincia, ofrece un testimonio de siglos a través de sus paredes interiores, cubiertas de obras de arte, ricos tapices y señorial mobiliario, y de sus muros exteriores. Aún se conservan algunas estructuras construidas durante el siglo XIV, como su característica torre del Homenaje y algunas zonas amuralladas de lienzos sueltos. Además de estos resquicios físicos de la Edad Media, los pasillos y cámaras del palacio guardan para sí infinidad de anécdotas de grandes conspiraciones, guerras, amores y traiciones. Por sus estancias pasaron la princesa de Éboli y escribió sus sonetos el poeta Garcilaso de la Vega. También sirvió como bastión cristiano durante la Reconquista y fue partícipe de conjuras y preparación de épicas batallas.

A lo largo del XIX, el castillo pasó a formar parte del patrimonio de la Casa del Duque del Infantado, y en 1910 comenzaron las obras para su reconstrucción, en la que se incluyó, como novedad más destacada, el antiguo claustro del convento de la Merced en Lorca, Murcia, que conforma un patio porticado con una fuente en el medio. Por su amistad con el duque, el famoso arquitecto sevillano José Espiau se encargó de la restauración, inscribiendo el palacio en el denominado regionalismo andaluz.

Este año, además de la celebración del festival de música, el Castillo ha recibido a la romería fontaniega de María Auxiliadora, pues, en conmemoración de su 40 aniversario, regresó a sus orígenes y peregrinó de forma excepcional al chaparral de la finca del Castillo con la autorización del duque para conmemorar la puntual efeméride.

‘Sí, quiero’ en el castillo

La Monclova, que sigue manteniéndose como propiedad privada, destaca sobre todo por acoger en sus estancias y espacios eventos de toda clase como bautizos, comuniones, cursos, convenciones, congresos, ruedas de prensa y, muy especialmente, casamientos. Muchas son las parejas que se dan el sí, quiero en este palacio, donde la celebración de bodas es muy habitual. El castillo cuenta con una capilla en la que se celebran los enlaces, además de grandes extensiones de terreno exterior o zonas interiores para el montaje de mesas para los banquetes y de todo tipo de estructuras para la posterior fiesta como cabinas de DJ o escenarios para grupos.

El palacio ofrece todos los servicios para que no falte ni un solo detalle a un día tan señalado: desde las flores o la música hasta el catering, la decoración, el transporte para los novios y los invitados, coches de caballo, espectáculos ecuestres y organizadores de eventos.

Así, el Castillo de la Monclova se convierte en un motor de vida cultural y turística para Fuentes de Andalucía, que recibe a los visitantes en las más variopintas ocasiones.

Una de las familias más conocidas del panorama español, los Botín, celebraron este mismo verano la boda de Cristina Morenés y Soto, hija de la duquesa de Almenara Alta y de Gonzalo Morenés, el cuñado de la actual presidenta del Banco Santander Ana Patricia Botín, y Jaime Arteaga y Maestre, conde de Santa Eufemia e hijo de los actuales duques de Francavilla.

La pareja normalmente se muestra desligada de la vida pública y de la atención de los medios. Jaime, socio de la consultora inmobiliaria Horus Capital SL y la cadena de restaurantes Do Eat y Cristina, analista financiera en el grupo PVH que aglutina a firmas de moda como Tommy Hilfiger, Calvin Klein o Van Heusen entre otras, se casaron el pasado mes de julio en una ceremonia de algo más de 300 invitados, donde la mayoría de asistentes eran jóvenes amigos de los novios. Se dieron el sí, quiero en la iglesia del palacio de Fuentes de Andalucía, para posteriormente pasar a la celebración en el exterior del recinto.

Los invitados pudieron disfrutar del cóctel en los jardines del castillo, que se transformaron en lo que prácticamente era una discoteca al aire libre al caer la noche, cuando el conocido DJ Julio Torres puso música y ritmo a lamanera de un gran festival veraniego en una velada inolvidable para todos.

Las redes sociales se convirtieron en el mejor album de fotos del enlace, donde se pueden encontrar todos los detalles de la señalada fecha.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016