Menú

Cáncer, el tsunami que se nos viene encima

22 sep 2023 / 13:21 h - Actualizado: 22 sep 2023 / 13:25 h.
"Física","Investigación","Finanzas","Universidad","Cáncer","Financiación","Tabaquismo","Menores","Presupuestos","Contaminación","OMS","ESO"
  • Marina Pollán, directora del Centro Nacional de Epidemiología (segunda por la izquierda) y Elisabete Weiderpass, directora del IARC (tercera por la izquierda) en un acto celebrado recientemente en el CNIO. Crédito: Laura M. Lombardía. CNIO
    Marina Pollán, directora del Centro Nacional de Epidemiología (segunda por la izquierda) y Elisabete Weiderpass, directora del IARC (tercera por la izquierda) en un acto celebrado recientemente en el CNIO. Crédito: Laura M. Lombardía. CNIO

En los próximos años, uno de cada dos hombres y una de cada tres mujeres tendrá cáncer, una enfermedad que crece como un tsunami y que a final de siglo será la primera causa de muerte en menores de 70 en todo el mundo. Ante esta perspectiva, los expertos coinciden: investigar es clave.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los próximos veinte años, los casos de cáncer crecerán un 47%, de 18 millones en 2020 a 30 millones en 2040 en todo el mundo, en especial en los países del tercer mundo. Y en ese mismo periodo, el número de muertes subirá de 10 a los 16,3 millones.

Además, la creciente incidencia del cáncer no solo tiene un elevado coste social, sino que ejerce una gran presión sobre las finanzas públicas y los presupuestos sanitarios de todos los países del mundo.

Pero gracias a la investigación oncológica, en los últimos años, la supervivencia del cáncer y la calidad de vida de los pacientes ha mejorado y se sitúa ya en el 55,3 por ciento en hombres y el 61,7 por ciento en mujeres.

El domingo, 24 de septiembre, es el Día Mundial de la investigación en cáncer, una jornada que esta semana ha centrado varios actos.

La investigación salva vidas

En un debate organizado por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y celebrado este viernes, la directora general de la AECC, Isabel Orbe, ha advertido de que es «urgente» poner en marcha una estrategia de acción y financiación a largo plazo e independientemente de quién esté en el Gobierno, que «de estabilidad al sistema de ciencia español y a sus científicos».

Además, ha subrayado, es necesario ayudar a los médicos, «que tienen enormes dificultades para investigar» porque sin ellos «no podremos avanzar» y la investigación «es la única vía para salvar las vidas del futuro» y «no puede seguir apoyándose solo en la filantropía».

En el mismo debate, el director de IMDEA Nanociencia y catedrático del Departamento de Física de la Materia Condensada de la Universidad Autónoma de Madrid, Rodolfo Miranda, ha explicado que el centro de investigación que dirige está «diseñado y creado para atraer talento».

«Somos una plantilla de 300 investigadores, la mitad extranjeros de 14 países, gracias a una estructura suficientemente flexible para negociar salarios, y eso es un éxito que se puede hacer y repetir».

Para Miranda, es urgente corregir la excesiva rigidez de centros como el Consejo superior de Investigaciones Científicas (CSIC) o la universidad española, que tienen una estructura que les impide atraer y retener el talento, y asegurar un presupuesto para la ciencia «equiparable» al de los países de nuestro entorno, «solo así tendremos las condiciones necesarias para poder competir».

Además, para este experto es esencial apostar y financiar a grupos interdisciplinares que conecten la investigación básica y la hospitalaria.

Prevención:La mitad de los casos de cáncer son evitables

Con motivo del Día Mundial de la Investigación del Cáncer, el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) también ha organizado un acto centrado en la prevención y en las desigualdades del cáncer.

En ese acto, la directora de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), Elisabete Weiderpass destacó que la mitad de los casos de cáncer se deben a causas evitables, como el tabaquismo, el alcohol y una mala dieta, entre otros factores.

Según la directora de la IARC, la agencia de la OMS que identifica y clasifica los factores que provocan cáncer, hay suficiente evidencia que demuestra que los embutidos, las radiaciones ionizantes y la contaminación atmosférica también son carcinógenos y que otras sustancias como el glifosato (herbicida), la carne roja, el trabajo en turno de noche, la fritura a alta temperatura, el DDT, y el aspartamo son «posiblemente carcinógenos».

En el mismo acto, la directora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, Marina Pollán, subrayó que muchos tipos de cáncer se podrían evitar con una dieta saludable, basada en el consumo de cereales integrales, legumbres, fruta, verdura y aceite de oliva.

Además, evitar el sedentarismo y practicar 150 minutos semanales de actividad moderada (equivalente a pasear rápido media hora al día) serían de gran ayuda, según Pollán, quien lamentó que en España «el 40% de los hombres y el 30% de las mujeres» no hace absolutamente nada de ejercicio en su tiempo libre.