Dos millones para investigar en Sevilla la fusión nuclear, la solución al cambio climático

05 dic 2023 / 11:50 h - Actualizado: 05 dic 2023 / 11:53 h.
"Podemos","Investigación","Crisis","Universidad de Sevilla","Energías renovables","Cambio climático","Inversión","Entrevista","Financiación","Diseño","Café","Viento","ESO"
  • La investigadora y profesora adscrita a la Universidad de Sevilla, Leonora Viezzer, ha conseguido del Consejo Europeo una ayuda con la que podrá emplear más de dos millones de euros en su investigación en fusión nuclear, que considera una posible solución a la crisis climática. EFE/Pepo Herrera
    La investigadora y profesora adscrita a la Universidad de Sevilla, Leonora Viezzer, ha conseguido del Consejo Europeo una ayuda con la que podrá emplear más de dos millones de euros en su investigación en fusión nuclear, que considera una posible solución a la crisis climática. EFE/Pepo Herrera

La investigadora y profesora adscrita a la Universidad de Sevilla Leonora Viezzer ha conseguido de Consejo Europeo una ayuda con la que podrá emplear más de dos millones de euros en su investigación en fusión nuclear, que considera una posible solución a la crisis climática.

En una entrevista con EFE, Viezzer ha señalado que es «fundamental» investigar en fusión nuclear porque es una fuente de energía con potencial para acabar con el cambio climático y satisfacer la demanda energética mundial.

«Debido a las tensiones causadas por la situación geopolítica es responsabilidad de la sociedad buscar soluciones para abastecer la demanda energética mundial y así asegurar un futuro seguro para las próximas generaciones», ha resaltado.

Un impulso para investigar

La ayuda ERC Consolidator Grants, promovida por el Consejo Europeo de Investigación, permitirá al equipo «Plasma Science and Fusion Technology», encabezado por Eleonora Viezzer y Manuel García Muñoz, desarrollar nuevas técnicas de medición de plasma contando con seis nuevos miembros, tanto investigadores posdoctorales como estudiantes de doctorado, para el diseño de nuevos diagnósticos.

«La financiación nos va a dar un impulso enorme. Lo que queremos diseñar son nuevas técnicas de medición para evaluar el comportamiento del plasma, su temperatura, la densidad y las fluctuaciones del mismo», ha aclarado.

La base del proyecto es el desarrollo del tokamak SMART, una máquina que confina el plasma necesario para la creación de la fusión nuclear a través de campos magnéticos que hacen que el plasma levite y evita que las altas temperaturas propias de este elemento derritan las paredes que lo encierran.

«La financiación de la Consolidator Grants nos permite desarrollar plasmas con formas optimizadas que mejoran el confinamiento del plasma tanto como su interacción con la pared del reactor, todo esto en la máquina SMART», explica.

El tokamak SMART es el único tokamak esférico de España y único en el mundo por la flexibilidad que tiene para generar y estudiar el plasma sin comprometer la interacción del mismo con la pared del reactor.

Una alternativa sostenible

La fusión nuclear es una fuente de energía sostenible, segura, respetuosa con el medio ambiente y especialmente efectiva que podría llegar a abastecer una ciudad tan grande como Sevilla.

«Si la comparamos con los combustibles fósiles, con una cucharadita de café de fuel podemos producir la misma cantidad de energía que si quemamos un campo de fútbol lleno de carbón. En otras palabras, con los átomos que quepan en un vaso de nuestro fuel podemos producir la suficiente energía que necesita una familia de cuatro personas».

Actualmente se utiliza energía a través de la fisión nuclear, un proceso que emplea átomos más pesados, como el uranio o el plutonio, que son radioactivos, no renovables y escasos.

Por su parte, la fusión nuclear es ilimitada, pues procede del deuterio y el tritio, elementos presentes en el mar y la corteza del planeta.

Sin embargo, lo interesante no es sustituir la fisión por la fusión nuclear, hay que «compatibilizar ambas energías» para «conseguir un mix energético» y compaginar esta nueva fuente con las energías renovables, explica Viezzer.

«En España tenemos muchas horas de sol, lo que lo hace un lugar favorable para el uso de placas solares, aunque hay días en que eso no funciona. O los molinos de viento, si no hay viento, no hay energía. Con la fusión nuclear podemos producir energía las veinticuatro horas al día», aclara la investigadora.

Falta de inversión

A pesar de que el equipo del proyecto SMART podrá disfrutar de las ventajas de la ayuda económica que se le ha concedido a su trabajo, la investigadora reivindica la falta de inversión en los proyectos de investigación de España y pide mecanismos de financiación más accesibles.

«La financiación es fundamental, pero hace falta más inversión nacional y regional. En España tenemos muy buenos investigadores, hay muchísimo talento, pero en este país hace falta reconocer el valor de nuestro trabajo y darles a aquellos que se ven obligados a investigar fuera la oportunidad de volver», asevera.

Frente a la falta de financiación respecto a otros países como Alemania o Estados Unidos, Eleonora Viezzer advierte de que las consecuencias pueden verse en una «lentitud» en investigación. «Ellos tendrán siempre ventaja porque estarán en la vanguardia, en la frontera del conocimiento y del desarrollo».