miércoles, 16 octubre 2019
19:36
, última actualización

El colegio de los alambres será el centro social del Tiro de Línea

El Ayuntamiento inicia la cesión de este espacio al barrio que abrirá sus puertas el próximo otoño

Manuel J. Fernández M_J_Fernandez /
20 ago 2018 / 07:00 h - Actualizado: 20 ago 2018 / 07:00 h.
  • Las instalaciones del antiguo colegio de los alambres, en la avenida de Los Teatinos, ha servido en los últimos años como centro de Lipasam.
    Las instalaciones del antiguo colegio de los alambres, en la avenida de Los Teatinos, ha servido en los últimos años como centro de Lipasam.

El Tiro de Línea contará finalmente con un centro social el próximo otoño. El Ayuntamiento de Sevilla ha iniciado el proceso de cesión del antiguo colegio Pedro León y Arias de Saavedra, conocido también como de los alambres, para dar respuesta a la histórica reclamación vecinal de disponer de un espacio que acoja las actividades de todas las entidades del barrio. El proyecto inicial contempla un salón de actos, un centro de reunión para mayores, espacio para las entidades de mujeres, oferta de ocio y cultura para las jóvenes, y hasta una biblioteca con los fondos de libros que han ido donando los vecinos en los últimos años.

La asociación de vecinos Santa Genoveva-Tiro de Línea ha sido informada desde el distrito de que «hace unas semanas» se ha iniciado el camino burocrático para que este colegio de la Avenida de los Teatinos revierta finalmente en el barrio y sus vecinos, como aprobó a petición vecinal la junta municipal del Distrito Sur en julio de 2016 con un abrumador respaldo de todos los grupos políticos y entidades con representación menos el PP, que decidió abstenerse. «Ya está en trámite. En septiembre nos volveremos a reunir la coordinadora de entidades que se ha creado para, con el distrito, organizar la mudanza y la puesta en marcha de un local social que es necesario, y que transformará la vida del barrio», ha explicado a este periódico la presidenta vecinal, María Luisa Pérez, quien espera que el inmueble, ya con su nuevo uso, esté en funcionamiento el próximo otoño.

El nuevo centro social del barrio servirá para cubrir «las carencias» que padecen determinados sectores de la población en esta zona del distrito. «Fundamentalmente acogerá a mayores, mujeres y jóvenes del Tiro de Línea. Ellos serán la prioridad de este centro, que ofertará una programación acorde a sus necesidades pero desde un ámbito distinto. En definitiva, que tengan un lugar de reunión y encuentro ciudadano donde poder desarrollar proyectos y actividades formativas, culturales y de ocio», detalla la representante vecinal, quien recuerda que el antiguo colegio también podrá acoger los talleres del distrito, «que así se acuerden previamente» y que se adapten a este espacio común que nace con el objetivo principal de «vertebrar socialmente» al Tiro de Línea y su entorno más próximo, «una zona donde los recursos escasean, y a la vez dificultan el acceso en igualdad de condiciones de sus vecinos».

Pero además de acoger todas estas actividades, el nuevo espacio del barrio permitirá también hacer realidad «el sueño» que comenzó hace unos años en las estanterías de la sede vecinal de Santa Genoveva-Tiro de Línea. Allí fueron llegando donaciones de libros, enciclopedias y otras publicaciones interesantes para crear la «biblioteca del barrio». Ello se podrá exponer ahora en estas instalaciones de la Avenida de los Teatinos. El fondo actual se cuenta por miles y miles de obras. «Tenemos contabilizadas 429 cajas, con unos 50 libros cada uno, pero hay muchas más publicaciones, entre novelas, relatos cortos, poemas, enciclopedias... Lo tendremos a disposición de todo el que lo necesite, sea del barrio o no. Queremos acercar la cultura a todos», concluye Pérez.

Una lucha de 20 años

Los vecinos recuerdan que el local social se viene pidiendo desde hace décadas. En 1995 se cedió un espacio para ello en plaza Horacio Hermoso Araújo. De hecho, se llegó a colocar un cartel anunciando la adjudicación del proyecto. Sin embargo, «llegó la crisis y se paró todo». No obstante, la entidad vecinal recuerda que en 2007 solicitó el uso del colegio de los alambres a la Delegación de Educación al conocer que no volvería a utilizarse como anexo del instituto Ramón Carande. Fue «la salida» que encontraron al quedar varado el primer proyecto. «Creímos que con la crisis sería mejor adaptar el antiguo colegio al futuro local social», explican los vecinos, que critican la orientación de Espacio Ciudadano que se le dio durante el mandato de Juan Ignacio Zoido (PP): «Solo se usaban para los talleres del distrito», dijo Pérez, quien señala además que hasta el pasado mes ha sido utilizado también por Lipasam.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016