Menú

El Gobierno ve una España con una «democracia mejor» tras la salida de Queipo de la Macarena

Feijóo afirma al respecto que «la política debe centrarse en solucionar los problemas de los vivos, y dejar a los muertos en paz»

03 nov 2022 / 16:20 h - Actualizado: 03 nov 2022 / 18:44 h.
"Memoria histórica","Queipo de Llano","Pedro Sánchez","Patxi López","Gabriel Rufián","Santiago Abascal","Yolanda Díaz","Alberto Núñez Feijóo"
  • Una alfombra cubre las zonas donde estaban las sepulturas de Queipo de Llano y su esposa en la Basílica de la Macarena. / María José López - E.P.
    Una alfombra cubre las zonas donde estaban las sepulturas de Queipo de Llano y su esposa en la Basílica de la Macarena. / María José López - E.P.

La exhumación de los restos mortales del general Gonzalo Queipo de Llano ha vuelto a enfrentar este jueves al Gobierno, que ha celebrado tener "una España más digna", y al principal partido de la oposición, que ha pedido "dejar a los muertos en paz" y centrarse en solucionar los problemas de los vivos.

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, ha afirmado este jueves que España se ha levantado "más digna" y con "una democracia mejor" tras ser exhumados esta madrugada de la basílica de la Macarena, en Sevilla, los restos mortales de Queipo de Llano y del general Francisco Bohórquez "porque no puede haber ningún lugar de homenaje a genocidas".

Bolaños ha preguntado "a quienes dicen que derogarían la Ley de Memoria Democrática si con ellos volverían los restos de un genocida que mandó fusilar a 45.000 personas a los pies de la Macarena en Sevilla".

Por su parte, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, ha indicado que le gusta mucho más hablar de los vivos que de los muertos. "La política debe centrarse en solucionar los problemas de los vivos, y dejar a los muertos en paz, pero allá cada uno con sus prioridades", ha agregado antes de afirmar que le preocupa mucho la situación económica, social e institucional del país.

"Por tanto no voy a hacer política con los muertos porque no creo que esa sea la prioridad de los ciudadanos españoles en este momento", ha concluido.

Desde el Gobierno, la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, ha dicho tener "sentimientos encontrados", ya que aunque se trata de un acto de "normalidad democrática", le genera "tristeza porque ha pasado demasiado tiempo", mientras que la ministra de Derechos Sociales y líder de Podemos, Ione Belarra, ha afirmado que se salda una deuda histórica con Andalucía y se "dignifica" la memoria de miles de víctimas.

En el lado opuesto se ha pronunciado el líder de Vox, Santiago Abascal, quien ha acusado al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de "profanar sepulturas".

"Estos días en los que tantos españoles acuden a los cementerios, para recordar y honrar a sus difuntos... los aprovechan Sánchez y sus secuaces para profanar sepulturas y perturbar el descanso de los muertos", ha criticado Abascal en las redes sociales.

A preguntas de los periodistas en el Congreso, el portavoz del PSOE, Patxi López, ha enmarcado la exhumación de Queipo de Llano dentro del cumplimiento de la ley de Memoria Democrática aprobada recientemente.

Igualmente, Gabriel Rufián, de ERC, ha celebrado que se cumpla la ley, aunque sea tarde, y ha destacado que se ha sido "mucho más generoso y clemente de lo que fue él con sus víctimas".

"Un fascista como él quizá se merecía otra cosa", ha dicho Rufián, quien previamente en las redes sociales ha considerado de "justicia" haber sacado los restos de Queipo de Llano de una basílica para que su familia haga lo que considere con ellos.

Por último, desde Unidas Podemos, el diputado Jaume Asens ha considerado la retirada de los restos de la basílica como "una buena noticia; un acto de dignidad, de justicia y de reparación democrática; y cumplir la ley y la voluntad de la familia" de Queipo de Llano, quien "asesinó a miles de personas e incitó a violar a mujeres republicanas".


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos