Menú

Fin a la protesta con la que han exigido parar la tala del ficus

Los tres jóvenes subidos al ficus de San Jacinto ponen fin a la protesta con la que han exigido parar la tala

17 ago 2022 / 09:38 h - Actualizado: 17 ago 2022 / 13:29 h.
$hmKeywords_Schema
  • Momento en el que los bomberos bajan a uno de los jóvenes que ha protestado por la tala del ficus de San Jacinto en Sevilla.
    Momento en el que los bomberos bajan a uno de los jóvenes que ha protestado por la tala del ficus de San Jacinto en Sevilla.
  • Fin a la protesta con la que han exigido parar la tala del ficus
  • Fin a la protesta con la que han exigido parar la tala del ficus
  • Fin a la protesta con la que han exigido parar la tala del ficus
  • Fin a la protesta con la que han exigido parar la tala del ficus
  • Fin a la protesta con la que han exigido parar la tala del ficus
  • Fin a la protesta con la que han exigido parar la tala del ficus
  • Fin a la protesta con la que han exigido parar la tala del ficus

Un equipo de bomberos ha bajado en torno a las 13,00 horas de este miércoles a los tres jóvenes y miembros de la plataforma En defensa del ficus de San Jacinto que se han subido a las 7,00 de la mañana al árbol centenario para protestar de «forma pacífica» por la tala de este ejemplar, propiedad de la parroquia al estar ubicado en su espacio.

Tras seis horas de protesta para exigir que no se tale el ejemplar «sin considerar los beneficios ecológicos y ambientales que este árbol en concreto, en perfecto estado, ha dado y da al barrio de Triana», los tres miembros de la plataforma han atendido el requerimiento de los bomberos sin oponer «ningún tipo de resistencia», según ha explicado a Europa Press Clara Márquez, coordinadora del Pacma en Sevilla.

Decenas de vecinos, curiosos y activistas se han concentrado desde primera hora de la mañana en la calle San Jacinto con motivo de esta acción protesta de la plataforma En defensa del ficus de San Jacinto, que ha afeado a la iglesia y al Ayuntamiento de Sevilla que no quieran «hacerse cargo económicamente de mantener este árbol monumental» y reclama que «se paralice» la tala «hasta contar con estudios científicos de profesionales del arbolado independientes que completen la informacion antes de tomar la decisión de matarlo».

Por su parte, la comunidad parroquial de San Jacinto ha señalado este miércoles en un comunicado que «nadie más que los miembros de esta comunidad --conformada por el párroco, grupos parroquiales, catequistas y grupos de fe, entre otros-- sentirán la desaparición» del ficus centenario ubicado en el recinto de la iglesia, al tiempo que ha defendido la tala de este ejemplar que «a todas luces, se ha convertido en un cáncer que crece de forma desmesurada en el lugar menos adecuado, aunque algunos sigan pensando que es como un bonsai que podemos manejar a nuestro antojo con el cuidado necesario».

En la nota publicada en las redes sociales de la parroquia consultadas por Europa Press, el consejo parroquial recuerda a los que «creen que ha habido despreocupación por parte de la propiedad» que ésta lleva «muchos años intentando buscar distintas soluciones a esta realidad». «Nadie, ni técnicos ni profanos sensibles y amantes de la naturaleza, pueden asegurar que, a pesar de mantener los cuidados necesarios, este árbol no vaya a seguir creciendo en profundidad por su enraizamiento y que pueda seguir desprendiendo ramas que puedan ocasionar nuevas desgracias personales como las ya ocasionadas, o incluso peores».

«La peor decisión fue sembrar este tipo de árbol en este lugar», ha abundado la comunidad parroquial en su comunicado de prensa, en el que apunta, además, que resulta «anecdótico» que «el mayor porcentaje de manifestantes» sean personas de asociaciones o entidades «foráneas a este barrio de Triana». Por último, defiende las «decisiones y gestiones» realizadas por el párroco de San Jacinto, Javier Rodríguez, «avaladas y apoyadas por este consejo». Igualmente, recuerda que «fueron los partidos políticos y asociaciones de Triana, reunidas en junta de distrito y sin ningún tipo de influencia por parte de esta parroquia, quienes dieron el visto bueno a este proceso, con 18 votos a favor y la única abstención de Podemos».


Empleo en Sevilla Más seguros Edictos