Menú
Pasajes de la historia de Sevilla

¿Sabes que son y el origen de los vítores de la Catedral?

Hace ya unos años -muchos- que cuando se limpio la Catedral de Sevilla surgieron unas letras que fueron tildadas de «grafiti» por aquellos que, obviamente, no sabían ante lo que se encontraban, poco tiempo después se puso nombre a los mismos: vítores: ¿Sabes de qué se trata?

16 dic 2022 / 04:36 h - Actualizado: 16 dic 2022 / 04:36 h.
"Pasajes de la historia de Sevilla"
  • ¿Sabes que son y el origen de los vítores de la Catedral?

Eso vítores tiene un origen siglos atrás y que recoge una viaja tradición romana de plasmar una hazaña o «proeza» de una persona a nivel académico o social. El vítor o víctor es una especie de «viva» o de «aplauso» inscrito sobre una pared, muro o tablilla.

El origen de esta tradición la encontramos en la famosa batalla de Ponte Milvio donde Constantino «el Grande», el 28 de octubre del 312 d.C. venció merced a un sueño que tuvo en el que vio una cruz y unas palabras «Con este signos vencerás» [»in hoc signo vinces»]. Creyendo que era una señal mandó que en los escudos de sus ejércitos se pintara una cruz y que el águila distintiva de las legiones se sustituyera por el crismón.

Venció la batalla y comenzó a ser el crismón un símbolo, era el monograma de Cristo, usado por los primeros cristianos, un símbolo de protección, con la X y la P que es una alusión a Jesucristo. Posteriormente sería la X y la T y derivaría en la V y la T de «víctor» o «viva».

Fue entonces cuando pasaría a ser un distintivo que adoptarían los estudiantes salmantinos del siglo XV cuando terminaban sus estudios en la universidad, en una época en la que pocos concluían los mismos.

Así el «víctor» sería una forma de manifestar su logro, un privilegio que se les permitía grabar en los muros de la propia universidad, sobre todo cuando se graduaban o lograban alcanzar el doctorado.

Se hacía con pigmento ocre y con sangre de toro que hacía que la piedra -porosa normalmente- absorbiera la pintura y quedara fijada para siempre.

Quedó prohibida esta práctica en el siglo XVIII cuando, por la Ley Moyano, de 1857, por la que las universidades perdieron la facultad de conceder el título de doctorado. En el siglo XX volverían a tener esa potestad pero ya la costumbre estaba en desuso.

El símbolo del víctor se identifica con la época franquista dado que el anagrama fue utilizado el 19 de mayo de 1939 en el Desfile de la Victoria de la Guerra Civil, pero poca relación tiene pues viene, como hemos comprobado, desde más atrás.

En Sevilla pueden verse en la Catedral, Archivo de Indias o en el Ayuntamiento y comprende épocas que van desde el siglo XVII a comienzos del XIX.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos