sábado, 16 octubre 2021
17:51
, última actualización

Sevilla no tiene playa pero lo intenta

Muchos sevillanos quisieron pisar ayer la arena y probar la piscina y las olas de Sevilla Beach, la última iniciativa privada para disfrutar del verano ubicada en el Muelle de las Delicias

24 jun 2017 / 08:49 h - Actualizado: 26 jun 2017 / 18:21 h.
"Puerto de Sevilla","Ocio"
  • Algunos bañistas tomando el sol tras salir de la piscina. / Manuel Gómez
    Algunos bañistas tomando el sol tras salir de la piscina. / Manuel Gómez
  • David Rodríguez practicando surf en la piscina de olas. / F. Cárceles
    David Rodríguez practicando surf en la piscina de olas. / F. Cárceles
  • Usuarios refrescándose en la piscina destinada al baño. / Manuel Gómez
    Usuarios refrescándose en la piscina destinada al baño. / Manuel Gómez

Sevilla no tiene playa. Muchos se han empeñado en hacer pensar lo contrario cuando hacían referencia al nuevo proyecto llamado Sevilla Beach, que se encuentra en el Muelle de las Delicias y que se inauguró ayer. No obstante, esta nueva oferta conforma una alternativa diferente y atractiva.


Contenido relacionado:

FOTOS | Así es ‘Sevilla Beach’


Eran las seis de la tarde. El ambiente que se respiraba era principalmente joven, la música sonaba y la gente disfrutaba bebiendo en la piscina. Quizá había dos o tres familias probando las instalaciones.

Paula Torres es estudiante universitaria y acudió ayer, junto a sus amigos, a Sevilla Beach para celebrar el fin de exámenes porque «lo vimos en las noticias y nos pareció muy curioso». Francis González, su compañero –sentado en la piscina e inevitablemente con medio torso fuera por la escasa profundidad–, sentenció decepcionado: «Es bastante pequeña y además está caliente». La piscina, con un aforo de 50 personas aproximadamente y medio metro de profundidad, más que para el baño, es para el chapoteo y la arena que había en las inmediaciones –que lógicamente quemaba más que en las playas de la costa– tampoco tenía mucho uso. El acceso es gratuito pero cada hamaca cuesta cinco euros y para bañarse en la piscina, hay que consumir algo.

Sin embargo, a pesar de ver rota la idea de una verdadera playa –o al menos una piscina más adaptada al servicio que pretende prestar– prácticamente en el centro de la ciudad, Sevilla Beach ofrece otras actividades que sí se han amoldado a las expectativas de los sevillanos. Entre ellas, la segunda piscina –tipo tanque– dedicada al buceo y con un precio de 25 euros por persona si se acude en pareja; la de olas, procedente de Bilbao y exclusiva en Sevilla, a diez euros el cuarto de hora, y los 1.500 metros cuadrados de instalaciones con arena playa en la que se podrán organizar competiciones deportivas. Alex Villanueva, del País Vasco y monitor de surf en la piscina de olas, le iba marcando todas las pautas a David Rodríguez, otro usuario atraído por la noticia y que piensa, «sin duda, repetir» porque esto es «algo único, una oportunidad para las personas que practicamos estos deportes» pero «conociendo a Sevilla» y por la gratuidad de acceso «a saber cuál es el ambiente futuro». También el alcalde, Juan Espadas, catalogó ayer esta iniciativa «ligada al río» de «magnífica».


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla