Menú

Un vino con... Iñaki Echeveste

Para el director de la escuela Superior de Hostelería de Sevilla «Andalucía lo tiene todo para ser un referente en el sector»

Carlos M. Montero monterogrove /
02 oct 2022 / 10:42 h - Actualizado: 02 oct 2022 / 10:45 h.
"Gastronomía","Hostelería","Viajes","Restauración"
  • Iñaki Echeveste.
    Iñaki Echeveste.

Iñaki es un tipo generoso. Ese es el primer calificativo que se me pasa por la cabeza cuando me siento a escribir este artículo. Generoso en el más amplio sentido de la palabra. De fe inquebrantable, humildad eterna y sabios conocimientos de vida a pesar de su edad, basa su trabajo en la vocación de servicio a los demás, cosa que le emociona. Y es que, como decía mi padre, “en servir a los demás está la grandeza de ser hombres”.

Nos recibe en su despacho de la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla, que está ubicada en la Isla de La Cartuja. Nacido en Zaragoza, de padre vasco y madre aragonesa, Iñaki crece en un entorno donde las leyes y la docencia, que eran las profesiones de sus padres, unidas a su formación en la Compañía de María, marca el resto de su vida. De cómo seas como persona, serás como profesional. Esto es una realidad.

De pequeño pasa el año en Zaragoza y los veranos, por circunstancias familiares, a caballo entre San Sebastián y Cantillana (Sevilla). Insiste en que se siente aragonés, vasco y andaluz a partes iguales. Sin duda, una mezcla genial. De los tres tiene rasgos que le imprimen carácter. Tal es la implicación con Cantillana que su posicionamiento sobre una de las cuestiones más importantes que ha de afrontar un cantillanero, elegir entre Pastora o Asunción, la salva con su profunda devoción a la virgen del Pilar, que preside su despacho. Al fin y al cabo, todas son la misma.

El joven Iñaki hace sus primeros pinitos en el mundo del deporte jugando al baloncesto a nivel semiprofesional, antes de cumplir la mayoría de edad, en tiempos de aquel legendario CAI de Zaragoza que todos recordarán con José Luis Rubio como presidente y los míticos hermanos Arcega dando ejemplo de cómo un pequeño se hacía grande para competirle al Real Madrid o al Barcelona.

Recuerda con cariño los viajes en Renault 9 de Zaragoza a San Sebastián para visitar a sus abuelos o desde San Sebastián a Cantillana, con aquellas carreteras y los medios de la época. Venir al sur suponía toda una aventura, no ya por las horas de trayecto, sino por el cambio radical de destino de San Sebastián a Sanlúcar de Barrameda o Punta Umbría como referentes veraniegos.

Empezó la carrera de Derecho en la Universidad de Zaragoza, reconoce que siguiendo la tradición familiar, pero también reconoce que de forma errónea, hasta que un anuncio publicitario en un autobús de la Zaragoza Hotel Management School, perteneciente al Grupo Lezama, en colaboración con la Universidad de San Jorge, le cambia la vida.

“Somos damas y caballeros al servicio de damas y caballeros”

Es aquí donde Iñaki empieza su formación junto al Grupo Lezama. Es aquí donde, esa generosidad de las que les hablo, empieza a desarrollarse y a forjar su futuro. Inicia prácticas en el Hotel Palafox, primer cinco estrellas de Aragón, a pocos minutos de su casa, y continúa su carrera profesional en Barcelona, Irlanda, Londres, Valladolid, Madrid, Canarias, Tenerife... rodeado de grandes profesionales de quienes aprendía y a quienes atendía. Porque atendiendo a grandes personas, también se aprende.

Mientras tomamos nuestro vino, salen a relucir nombres como Sergi Arola, Gordon Ramsey, Jaime Maestre, Ronaldinho, Tony Blair, Ricky Rubio, Madonna, Leonard Cohen... y la vocación de servicio aparece cada dos por tres. Incluso surge el famoso “somos damas y caballeros al servicio de damas y caballeros” del Ritz-Carlton, que tanto me motiva.

Después de unos años trabajando y compartiendo cartel con lo más granado del panorama profesional, la casualidad hace que el Padre Lezama se vuelva a cruzar en su vida, una noche cualquiera, en un programa de televisión. Esto hace que vuelva a la cabeza de Iñaki su época de formación y la dosis de sentimiento de pertenencia, mezclada con añoranza, que una entidad como la que fundara Don Luis imprime a sus alumnos.

Iñaki manda un correo electrónico al Padre Lezama donde le habla de su formación en Zaragoza y sus recuerdos con el grupo. No tarda en contestarle para quedar y tomar un café. Como les decía al principio del artículo, las grandes personas son grandes profesionales. He aquí un ejemplo: el Padre Lezama fue Premio Ondas en 1972. No hay mucho más que añadir. Después de ese café, Don Luis le encomienda la dirección de relaciones institucionales de la Fundación que no tarda en asumir y gestionar de manera magistral.

Y en 2018, sin saberlo Sevilla, nos toca la lotería. Iñaki Echeveste es trasladado a la capital hispalense como flamante director de la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla. Presumo, y lo digo así. Presumo de coincidir en nuestro primer acto público en octubre de ese año en una reunión de empresarios. Desde ese día, nos hemos cuidado, seguido y, en lo que a mí se refiere, admirado por su incansable labor docente al frente de la Escuela. Es un ejemplo a seguir. Lo dicho, grandes personas, grandes profesionales.

Un vino con... Iñaki Echeveste
Iñaki Echeveste.

“Los buenos portes y los grandes modales abren siempre los principales portales.”

En la actualidad, lidera un equipo de sesenta profesionales más otros cincuenta en remoto. Es Vicepresidente de la Academia Andaluza de Gastronomía y Turismo y Secretario General de EURODIP. Insiste en la necesidad de estar con los pies en tierra siempre y, a medida que se va creciendo, más aún porque es consciente de la enorme responsabilidad que tiene cada día. La Escuela Superior de Hostelería de Sevilla ha crecido en internacionalización, proyectos e investigación y toma como lema “De Andalucía hacia el mundo” poniendo esa Andalucía en el foco nacional e internacional.

La confluencia de culturas como eje de crecimiento y el convencimiento absoluto de que la cocina andaluza tiene todos los mimbres para ser un referente a nivel internacional hacen que su trabajo para poner en valor el sector con estos mimbres sea incesante.

Andalucía tiene toda la capacidad, equipo humano y las condiciones para liderar la industria agroalimentaria y la formación en la restauración relacionada con la cadena de valor a la que pertenecemos.”.

Este año, la Escuela Superior de Hostelería de Sevilla ha sido distinguida con la Medalla de la Ciudad de Sevilla y el Premio Andalucía de Turismo. “Que estos premios recaigan en una empresa de formación es un orgullo para aquellos que queremos devolver la ilusión por el sector poniendo en valor la hostelería, la hotelería y el turismo”.

El objetivo es continuar creciendo reflejando el sello del Grupo Lezama con unos valores sostenibles en el tiempo y vocación de servicio hacia los demás, cambiando la vida de la gente.

Viajero empedernido como forma de culturizarse, Iñaki ha llegado a Sevilla. Esperemos que esta sea la última parada de ese viaje llamado vida y que haya sonado en su cabeza eso de “Sevilla, fin de trayecto”. No es mal destino este para quedarse y tú tienes trabajo por delante. Tus éxitos serán los éxitos de la Escuela y, por supuesto, de Sevilla, Andalucía y de quienes amamos esta profesión. Gracias por elegirnos, amigo.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos