sábado, 16 octubre 2021
14:26
, última actualización

Septiembre llega con una cuesta más ‘light’

Economía. El arranque del curso escolar supone para las familias un gasto que puede superar los 300 euros por hijo, cantidad que se suaviza con ofertas, sobre todo ‘online’. Otras facturas, en cambio, difícilmente bajarán

31 ago 2018 / 07:00 h - Actualizado: 31 ago 2018 / 15:58 h.
"Educación","Los gastos de la vuelta al cole"
  • La vuelta al colegio supone para muchas familias un desembolso de más de 300 euros por hijo. / Manuel H. de León (Efe)
    La vuelta al colegio supone para muchas familias un desembolso de más de 300 euros por hijo. / Manuel H. de León (Efe)
  • Septiembre llega con una cuesta más ‘light’
  • Un repartidor de butano, en un barrio de Sevilla. / Gregorio Barrera
    Un repartidor de butano, en un barrio de Sevilla. / Gregorio Barrera

Para muchos la cuesta de enero no es nada comparada con la de septiembre. La vuelta al colegio infla unos gastos familiares ya de por sí bastantes empinados. Las facturas de electricidad, agua, gas o internet y telefonía sufrirán cambios ese mes, aunque habrá algún respiro. Eso sí, para ahorrar hay que seguir algunos consejos, como el de buscar precios más asequibles en internet. Hasta 40 euros se puede rebajar el coste de la vuelta al cole, según Idealo.

Según este portal que compara precios, el gasto medio por alumno con el inicio del curso escolar será de 366,42 euros, un 11,3 por ciento menos que el año pasado. Y eso que la estimación de Idealo no incluye los gastos de matrícula, comedor, transporte ni actividades extraescolares.

Los libros de texto, con un coste medio de 240,21 euros, vuelven a suponer la mayoría del gasto por el regreso a las aulas. En los 366,42 euros de gasto medio, además de los 240,21 euros de los libros, se incluyen 27,95 euros de la compra de un chándal, 30,3 euros en zapatillas y 31,5 euros en una mochila. También otros 36,4 euros de material de papelería que incluyen un estuche, la agenda escolar, una regla, tijeras, compás, bolis, lápices, libreta y archivador.

Según esta web, las familias pueden ahorrar este año unos 40 euros en la vuelta al cole «especialmente en la compra de la mochila y las zapatillas, categorías en las que las tiendas online son cada vez más competitivas, cuentan con catálogos más amplios y precios más económicos».

La anticipación en la compra también ayuda al ahorro, aseguran desde Idealo, que indica que el precio de las mochilas es hasta un 32,4 por ciento más barato en enero. El calzado deportivo infantil puede conseguirse hasta un 18,8 por ciento más barato en marzo. «En el caso del material de papelería, el mejor mes para adquirirlo es abril, ya que es posible ahorrar un 26,8 por ciento», apuntan.

Pero no todos los informes se ponen de acuerdo en las cantidades. Según la edición especial del Observatorio Cetelem, el gasto medio previsto por los consumidores de Andalucía para la vuelta al colegio es de 193 euros, un 25 por ciento menos que la media de España y un 33 por ciento menos que el declarado en 2017.

Las organizaciones de consumidores sí se ponen de acuerdo a la hora de dar consejos: estrenar curso no es sinónimo de estrenar mochila. Se aconseja planificar un presupuesto y poner por escrito los gastos necesarios para evitar compras compulsivas, así como no comprar todo a principio de curso porque hay cosas que los alumnos no necesitan hasta más adelante o pueden reutilizar las del año anterior.

Y más datos. La compañía de ventas online Vente-privee asegura que para tres de cada cuatro españoles las compras de la vuelta al cole suponen uno de los mayores desembolsos del año, aunque siempre hay «trucos» para que el bolsillo no sufra tanto. Aseguran que estar pendientes de ofertas y descuentos es la solución para una de cada tres familias.

En el informe Vuelta al cole 2018 de Privalia (moda online) se concluye que el gasto medio se sitúa entre 100 y 300 euros por hijo para casi el 40 por ciento de las familias españolas.

Los libros de texto suponen el 50 por ciento del presupuesto de la vuelta al cole, seguido por la ropa y uniformes (32 por ciento) y, por último, el material escolar (14 por ciento). Sin embargo, como es lógico, estas partidas cambian según el grado educativo de los niños y si el centro educativo es público o privado.

Y, por supuesto, algunos aprovechan para hacer su agosto. Según el portal tiendeo.com el coste medio del material escolar se sitúa en 185,72 euros sin contar con los libros de texto y actividades extraescolares. El análisis de los catálogos del portal indica que los útiles escolares se han encarecido en los últimos 12 meses: el incremento es del 35 por ciento respecto a 2017.

¿Y dónde comprar? Según el estudio de Privalia, cada vez más familias apuestan por adquirir ropa y material escolar en outlets online (56 por ciento), por ser donde encuentran las mejores ofertas. Se detectó un aumento de casi el 30 por ciento en los pedidos de la vuelta al cole el año pasado. Le siguen los grandes almacenes (41 por ciento) y los marketplaces digitales (35 por ciento).

Sobre los uniformes escolares, Privalia comenta que las familias están divididas: el 53 por ciento de los padres dice que es más cómodo para la logística del día a día y un 47 por ciento prefiere que los hijos vistan a su gusto.

El informe afirma que la mayoría de los padres prefieren que sus hijos lleven uniforme mientras son pequeños, pero la tendencia cambia cuando crecen y pasan a la ESO.

La luz y el butano, al alza

¿Y qué hay del resto de facturas? ¿Cómo se comportarán en septiembre? La bombona de butano subió un 4,9 por ciento a mitad de julio, llegando a los 13,92 euros, su primera subida desde enero, y este nuevo precio estará vigente durante dos meses, hasta el tercer martes de septiembre, cuando se revisará de nuevo.

En cuanto a la electricidad, hace una década que no se registraba un coste de la luz tan alto durante estos meses estivales, una situación que ya ha encendido las alarmas del Gobierno central por el impacto que tendrá para hogares y empresas en el inicio del nuevo curso.

El problema es tal –y no se prevé ninguna rebaja para este otoño– que la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, tiene previsto comparecer en el Congreso de los Diputados antes del 19 de septiembre para dar explicaciones sobre la factura de este año, un 11 por ciento más cara que el pasado año. Así, septiembre, al igual que agosto, no será nada barato, de ahí que el Ejecutivo de Pedro Sánchez haya anunciado ya que impulsará una investigación de los precios y analizará cambios en el mercado.

Por otro lado, las compañías de internet y telefonía están en plena guerra de precios con este inicio de curso. Entre las principales razones está la bautizada como batalla del fútbol, el cambio del ADSL a la fibra óptica y la irrupción de O2, la marca de bajo coste de Telefónica.

Lo cierto es que se ha desatado una ola de promociones de los principales operadores de telecomunicaciones para conquistar o retener a sus clientes en el inicio de la nueva temporada. Según publica El País, los descuentos son aún mayores si el cliente proviene de otra compañía y se cambia mediante el procedimiento de la portabilidad. Incluso hay «ofertas privadas» diseñadas para captar clientes de una determinada compañía, aunque los operadores no las publiciten, y sólo las usen en las llamadas telefónicas a través de sus call center de captación de cliente. No todo van a ser malas noticias para el consumidor.

Además, en septiembre cambian los hábitos y llega la operación despensa. La carne, el pescado, la leche, los derivados lácteos, el pan, el azúcar y el aceite –productos básicos– experimentan repuntes en las ventas de en torno al diez por ciento, según la Asociación Española de Distribuidores de Autoservicios y Supermercados (Asedas).

Y en septiembre hay más novedades. El próximo día 1 se aplicará ya el bautizado como WLTP, siglas que vienen a significar en inglés procedimiento mundial armonizado de testeo de vehículos ligeros, es decir, el nuevo test de medición de consumo y emisiones de CO2 en los automóviles. Pues bien, el sector avisa de que el consumidor pagará más. Los consumos y emisiones homologados subirán y, con ellos, cambiarán las ventajas fiscales. Muchos de los coches que están hoy por debajo de los 120 g/km de CO2 se estima que puedan ver incrementado en 10 o 15 g/km de CO2 sus emisiones, dejando de estar exentos del Impuesto de Matriculación.


Edictos en El Correo de Andalucía Empleo en Sevilla