Alamares y cuero de toro para anunciar la temporada 2024 en la plaza de la Maestranza

El creador azteca Abraham Cruzvillegas ha presentado el collage que servirá para anunciar la campaña taurina sevillana que será pregonada por el antropólogo francés François Zumbiehl

23 ene 2024 / 16:05 h - Actualizado: 23 ene 2024 / 20:06 h.
"Arte","Fotografía","Real Maestranza","Primavera"
  • El delegado del Gobierno, el teniente de la Maestranza, el cartelista y el empresario Ramón Valencia junto al cartel de Cruzvillegas.
    El delegado del Gobierno, el teniente de la Maestranza, el cartelista y el empresario Ramón Valencia junto al cartel de Cruzvillegas.

Ya tenemos cartel –y hasta pregonero- para anunciar los festejos que se celebren en la plaza de la Maestranza en la temporada 2024. El artista plástico mexicano Abraham Cruzvillegas ha presentado a mediodía de este martes el collage que servirá para timbrar toda la papelería que se genere en torno a la programación taurina que se presentará, día arriba o día abajo, en torno al próximo 15 de febrero. Cruzvillegas ha recurrido a una fotografía en detalle de los alamares de un vestido de torear –pertenece al matador mexicano Juan Pablo Llaguno- en los que ha superpuesto tres piezas de cuero de toro. Una, la de mayor tamaño, recorta la silueta de una res brava; las otras dos obedecen a las leyendas obligatorias de este cartel que encarga la Real Maestranza: ‘Toros en Sevilla’ y ‘2024’.

La obra ha sido desvelada en ese sencillo acto, convertido en antesala de la propia temporada, que ha presidido Santiago de Léon, teniente de Hermano Mayor de la Real Maestranza. La apuesta del cuerpo nobiliario sigue vigente, conociendo los riesgos que asume en una ciudad anclada en otros moldes. Juan Maestre, el recordado y llorado caballero y pintor, lo supo ver claro en su momento. 31 carteles después –y 30 años en el calendario- se mantiene esa línea sumando una nueva firma del panorama artístico internacional a la colección que ya desborda el espacio que la acoge, tal y como destacó el galerista Pepe Cobo que ofició de presentador del artista que, esta vez sí, estuvo presente en la puesta de largo de su obra. “Podemos decir que es la colección de carteles taurinos más importante del mundo” señaló Cobo antes de dar paso al propio autor.

Alamares y cuero de toro para anunciar la temporada 2024 en la plaza de la Maestranza

Vestido de charro

Cruzvillegas compareció vestido de charro –“me pidieron que viniera elegante”, dijo- antes de destacar la mediación de su compatriota Raúl Zorrilla como catalizador del encargo maestrante. “La fiesta de los toros y el arte son eventos de importancia cultural universal” señaló el artista mexicano antes de evocar sus propios antecedentes taurinos. “He vivido la fiesta; he ido a la plaza con mi padre que era aficionado y pintor, pintaba escenas taurinas y nos inculcó el gusto por el arte y la vida a través del amor a la naturaleza”, refirió el cartelista antes de reflexionar en torno a la verdad de la fiesta taurina. “En la vida y en la naturaleza también hay muerte; es algo de lo que somos parte y no podemos perder conciencia de ello” añadió Cruzvillegas precisando que su propuesta era, en realidad, un collage.

“Es una fotografía de un traje de luces y sobre la impresión de la foto está el recorte de piel vacuna, de piel de toro, con la información que debe contener el cartel”, explicó el autor destacando la propia materialidad del traje de torear –“hecho de pequeñas joyas”- además de desvelar que el vestido lo había pedido prestado a una pariente, Mayte Casanueva, descendiente de la familia Llaguno, que fueron los que llevaron por primera vez un toro de lidia a México en los tiempos de Hernán Cortés. “Pertenece a Juan Pablo Llaguno y cierra un círculo de varias generaciones de la fiesta; hasta nos llega el olor de la piel –lo confirmó el propio teniente de la Maestranza- y esta reunión de materiales inesperados es el arte para mí”, explicó el autor.

También tenemos pregonero...

El teniente estuvo acompañado del empresario Ramón Valencia que más allá de alabar la “originalidad” de la propuesta del creador mexicano hizo apuestas por convertirlo en un talismán de la temporada que se encuentra en plena fase de gestación. Valencia también echó de menos ese artículo –para ponerlo de vuelta y media- que ya no podrá escribir Antonio Burgos en torno a su presentación. El delegado del gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez, que ya es una presencia habitual en este acto, bromeó con los razonamientos de Pepe Cobo –otra pequeña tradición en este evento- y apostó porque fuera “un preludio perfecto de una temporada taurina extraordinaria”.

La obra del artista azteca se multiplicará cuando llegue a la imprenta en vísperas de la primavera. El cuadro servirá para timbrar todo el billetaje, los programas de mano, trípticos y la cartelería global de los festejos que se celebren en coso sevillano durante la temporada 2024. La obra, finalmente, engrosará esa amplia colección de arte contemporáneo que ha dado nombre al espacio de la plaza de toros –que ya empieza a quedarse pequeño- en el que se exponen durante todo el año.

Ya tenemos el cuadro que servirá para anunciar la temporada 2024 y también sabemos, de boca del propio teniente de Hermano Mayor de la Maestranza, que cerró el acto anunciado que el antropólogo francés François Zumbiehl será el encargado de pregonar literariamente la fiesta más culta del mundo en la mañana del Domingo de Resurrección, que este año cae el 31 de marzo con el horario recién cambiado. Será presentado por el profesor y escritor Andrés Amorós, que ya ejerció en su momento el papel de pregonero. Por delante queda aún que la empresa culmine el último encaje de toros y toreros antes de presentar los carteles definitivos antes de que doble febrero. La fiesta, que es cíclica y pendular, calienta sus motores.