sábado, 30 mayo 2020
21:50
, última actualización

Coronavirus: La temporada taurina sevillana podría reducirse a una semana de toros en San Miguel

Ramón Valencia, gerente de la empresa Pagés, ya da por cancelado el ciclo taurino de Abril y aguarda la definitiva decisión municipal para organizar algunos festejos en septiembre

15 mar 2020 / 18:17 h - Actualizado: 15 mar 2020 / 18:22 h.
"Toros","Coronavirus"
  • Ramón Valencia, gerente de la empresa Pagés en una imagen de archivo.
    Ramón Valencia, gerente de la empresa Pagés en una imagen de archivo.

La temporada taurina 2020 en la plaza de la Maestranza no se parecerá en nada a lo que se había presentado en la rueda de prensa del pasado 13 de febrero. La suspensión de la Feria de Abril llevará aparejada la de sus festejos taurinos. Tampoco habrá novilladas picadas en mayo o junio ni se celebrará el tradicional ciclo de festejos de promoción de las noches de los jueves de julio. Los planes de la empresa Pagés, a la vista de los acontecimientos, pasan por reducir la temporada sevillana a una semana de toros que gravitaría en torno a la festividad de San Miguel y correría paralela, si se confirmaran las primeras intenciones del alcalde Juan Espadas, a la celebración de la Feria en esas mismas fechas.

El proyecto no pasa aún de la declaración de intenciones. Y el empresario, al habla con El Correo de Andalucía, prefiere ser cauto y aguardar a los sucesivos contactos con la Real Maestranza de Caballería, la delegación del gobierno y, sobre todo, con la alcaldía de la ciudad. Se trata de oficializar el traslado de la Feria de Abril a la penúltima semana de septiembre pero el proyecto, con flecos y teclas que tocar, aún está pendiente de la preceptiva oficialización del proyecto y sus fechas.

Declaraciones

“Tengo que reunirme con la Maestranza, con la delegación del Gobierno.... aquí hay un tema que es el de los abonos que ya se han sacado para ver de qué forma se puede romper ese contrato y redactar otro de alguna manera” ha explicado Ramón Valencia. “Hasta dentro de 48 horas no sé exactamente qué va a pasar. Tengo pendiente una conversación pendiente con el alcalde aunque ya ha avanzado que quiere hacer coincidir la Feria con San Miguel. Eso tengo que oficializarlo. El día que oficialice todos esos parámetros habrá una respuesta por parte de la empresa” ha recalcado el gerente de la empresa Pagés que, en cualquier caso, ya da por fulminada la campaña taurina en el coso del Baratillo tal y como se había presentado.

“No hay otra; yo podría plantarme en el terreno de lo lógico. Y lo lógico es que si la Feria coincide con San Miguel –del 19 al 26-, si se oficializara, yo lo oficializaría también” ha recalcado el empresario abundando en un dato: “Lo que no podemos es ir unos fuera de juego de otros”. A partir de ahí ha explicado que los planes de Pagés pasan por ampliar la feria de San Miguel, que en estos momentos está reducida a dos corridas de toros y una novillada con picadores. “No sería como la Feria de Abril, sería una cosa menor, pero no lo dejaría en esas dos corridas y una novillada. Podría ser una semana completa aproximadamente... pero todo eso hay que darle oficialidad. Hay que tener en cuenta que en 24 horas se está corrigiendo lo anterior. Todo el mundo está saltando, hablando, diciendo... y todas esas cosas hay que ordenarlas adecuadamente” ha sentenciado el empresario cifrando cualquier decisión a esa reunión pendiente con el alcalde Juan Espadas.

Plan de mínimos

Esos planes de Valencia –ya lo hemos comentado- pasarían por suprimir el resto de la temporada en la plaza de la Maestranza para tratar de paliar en la medida de lo posible el precipicio económico al que se encuentra abocada la empresa Pagés en estos momentos. “No, no tengo nada claro y no sabemos cuándo va a terminar desgracia de este virus. La empresa ya ha asumido unas pérdidas muy fuertes hasta el día de hoy con la suspensión y una vez lanzada toda la publicidad, todos los costos que ha habido...” ha reflexionado Ramón Valencia volviendo a incidir en la intención principal: “La única idea es hacer un San Miguel más potente y poco más porque si no el tema es económicamente inasumible. Es ir a pérdidas seguro y máxime sin un abono. Y no se sabe cuándo se puede vender absolutamente nada. En este caso todo pasa por San Miguel”, ha remachado.

El serial taurino tenía que comenzar el próximo 12 de abril, Domingo de Resurrección, con un cartel que reunía los nombres de Morante de la Puebla, Alejandro Talavante y Andrés Roca Rey para estoquear un encierro de Garcigrande. Una semana después, el día 19, estaba prevista la celebración de una corrida de intermedio antes del inicio del ciclo continuado –el 22 de abril- que tenía que haberse prolongado hasta el día 3 de mayo con la tradicional corrida de Miura. A ese grueso de la campaña le seguían las seis novilladas picadas a celebrar entre los meses de mayo y junio; los cuatro festejos de promoción de julio y la novillada picada y las dos corridas de toros de San Miguel, entre los días 25 y 27 de septiembre. Todo eso ya es papel mojado. El único clavo al que agarrarse hoy por hoy es a esa hipotética semana de toros en la que pretende trabajar la empresa Pagés cuando certifique los planes municipales de trasladar el ciclo festivo al mes de septiembre.


Consultorio financiero en El Correo de Andalucía Marcaje al Empresario en El Correo de Andalucía Edictos en El Correo de Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016