Menú

El Señor del Gran Poder clausura la temporada sevillana

El festival a beneficio de la Bolsa de Caridad de la corporación de San Lorenzo pone el punto y final a una campaña que ha implicado la recuperación de la plena normalidad taurina

11 oct 2022 / 09:23 h - Actualizado: 11 oct 2022 / 09:31 h.
"Bolsa","Rocío","El Baratillo","La Macarena","Esperanza de Triana","Los Gitanos","Historia","Feria de San Miguel","Pandemia"
  • La imagen del Gran Poder bordada en un antiguo capote de Manuel Jiménez ‘Chicuelo’.
    La imagen del Gran Poder bordada en un antiguo capote de Manuel Jiménez ‘Chicuelo’.

A las cinco y media de la tarde sonará, puntualmente y por última vez en esta temporada de 2022, el pasodoble ‘Maestranza’ para dar paso a las cuadrillas que encabezan los matadores Diego Urdiales, José María Manzanares, Daniel Luque, Juan Ortega y Pablo Aguado además del novillero sevillano Diego Bastos. La guinda del festejo, a modo de clase práctica, la pone el becerrista salmantino Marco Pérez estoqueando un añojo de Jandilla. El resto de espadas lidiarán, respectivamente, utreros de los hierros de Espartaco, Daniel Ruiz, Victoriano del Río, Garcigrande, Talavante y Núñez de Tarifa.

Los siete actuantes de vestirán de corto por un buen fin, confirmando una vez más la decidida vocación solidaria de los hombres del toro. Será la mejor guinda a una notable temporada que ya cerró el abono en la reciente Feria de San Miguel. La junta de gobierno que ahora preside Ignacio Soro encomendó en su día al diestro sevillano Emilio Muñoz la labor de poner en pie el cartel de este festejo que ha vuelto a contar con la inestimable colaboración de la empresa Pagés para dar cobertura organizativa al empeño. Ha habido que esperar dos años para poder celebrarse. Estaba previsto para 2020, un año fundido a negro en lo taurino por mor de la pandemia; tampoco pudo ser en 2021 ante la incertidumbre que planteaban unos aforos reducidos que habrían limitado notablemente la recaudación.

Los beneficios están destinados a la Bolsa de Caridad de la Hermandad del Gran Poder, pionera entre las cofradías sevillanas, que fue fundada en 1953 en el seno de la corporación de la Madrugada para paliar las situaciones de “hambre, desolación y tristeza” de la Sevilla de la posguerra. Siete décadas después sigue activa y operante atendiendo las carencias y las necesidades de los hombres en este complejo primer cuarto del siglo XXI.

El Señor del Gran Poder clausura la temporada sevillana
Paseíllo del festival celebrado en 2019 a beneficio del Baratillo y la Esperanza de Triana. Foto: Álvaro Pastor Torres

Los precedentes

La fecha del 12 de octubre ha estado históricamente relacionada con la corrida que se montaba para la Cruz Roja Española. El festejo ya se convirtió en un festival de figuras en el año 2013 en el que la Cruz Roja compartió los beneficios con el Banco de Alimentos. Al año siguiente llegaría la encerrona de Lama de Góngora y en 2015 se celebró la última corrida de toros con Nazaré, Miguel Ángel Delgado y Esaú Fernández en el cartel. En 2016 se había organizado un festival a beneficio del malogrado banderillero algabeño José Manuel Soto que sentenció la lluvia...

En 2017 se creyó cerrada la historia taurina de esta emblemática fecha con la organización de un espectáculo ecuestre pero la Hermandad de la Macarena apostó fuerte en 2018 organizando un lujoso festival que sirvió, de paso, para reivindicar sin ningún tipo de complejo, la rica historia taurina de la corporación de San Gil. Los beneficios obtenidos, más de 200.000 euros, se sumaron al presupuesto del ambicioso programa social y asistencial de la corporación de San Gil. Se había marcado la senda a seguir: en 2019 llegó el turno a las cofradías de la Esperanza de Triana y el Baratillo bajo el impulso del abogado Joaquín Moeckel. Los beneficios, una vez más, cumplieron todas las expectativas: 195.322,13 euros. Ya esperan su turno las hermandades de Los Gitanos y el Rocío de Triana. Habrá más.


Revista Escaparate Empleo en Sevilla Más seguros Edictos