martes, 11 diciembre 2018
12:57
, última actualización

El espía que me amó

El universo femenino siempre estuvo muy presente en los relatos de Ian Fleming aunque en esta novela aparece de forma especial. Interesante y divertido relato que nos acerca, también, al lado más oscuro y criminal del agente secreto más famoso de la historia

08 oct 2018 / 11:37 h - Actualizado: 08 oct 2018 / 12:08 h.
  • Portada de la novela de Ian Fleming ‘El espía que me amó’. / El Correo
    Portada de la novela de Ian Fleming ‘El espía que me amó’. / El Correo
  • Ian Fleming. / El Correo
    Ian Fleming. / El Correo

Esta es la décima novela que Ian Fleming escribió teniendo a James Bond como protagonista. Es algo atípica puesto que el agente secreto aparece a mitad del relato. Es la joven canadiense Vivienne Michel la verdadera protagonista de buena parte de la trama.

Fleming indaga en el universo femenino y utiliza para ello un registro más sensual, más pegado al amor como forma de fracaso. Une esa forma de narrar con el perfil más oscuro y violento de Bond y logra un resultado estupendo. La gracia de la novela es el contraste entre un mundo en el que pasan cosas aunque termina brillando el sol y otro en el que la niebla jamás se levanta.

La escritura de Fleming nos invita a conocer al personaje femenino. Buen ritmo, un campo semántico cuidado que se adapta con precisión a la narradora (la señorita Michel) y Fleming haciendo un excelente trabajo con el lenguaje y la trama puesto que sabía que la credibilidad del relato es fundamental para que funcione. Y, de paso, nos recuerda el perfil de James Bond.

El relato se lee con mucha facilidad y resulta divertidísimo. Un aviso: nada que ver con la película cuasi homónima (en España se tituló La espía que me amó) protagonizada por Roger Moore y Bárbara Bach.

Ficha

Calificación: Divertida.

Tipo de lectura: Fácil. Se puede leer de un tirón.

Tipo de lector: Cualquier joven o adulto puede disfrutar de este relato.

Argumento: El amor puede con todo.

Personajes: Muy bien perfilados. Contrapuestos.

¿Dónde puede leerse?: En un motel de carretera.


Todos los vídeos de Semana Santa 2016