jueves, 21 junio 2018
13:14
, última actualización

Jamás tendré 20 años

No hace mucho, en España se podía matar impunemente si la razón era defender las ideas de un grupo de militares golpistas; se podía morir por nada si la razón era cualquier cosa. España, hasta hace poco, era una enorme cárcel para millones de personas.

13 ene 2018 / 08:08 h - Actualizado: 08 ene 2018 / 15:25 h.
  • Portada de ‘Jamás tendré 20 años’. / El Correo
    Portada de ‘Jamás tendré 20 años’. / El Correo
  • Una viñeta de ‘Jamás tendre 20 años’. / El Correo
    Una viñeta de ‘Jamás tendre 20 años’. / El Correo

TAGS:

Jaime Martín, autor de trabajos como Lo que el viento trae o Las guerras silenciosas, cuenta en este cómic una historia que comienza en 1936. En febrero de ese año, el frente popular ganó las elecciones. Unas semanas más tarde arranca la historia de Isabel, una mujer que vive en Melilla y sufre las consecuencias de lo que resultó ser un golpe de Estado sangriento que se convertiría en la Guerra Civil española.

Jamás tendré 20 años es la historia de los abuelos del autor. Y eso se nota en cada trazo, en los cuidadísimos diálogos. El cariño que demuestra Jaime Martín es más que importante. La cantidad de detalles que se incorporan en las viñetas realzan un guion que ya es en sí mismo una buena narración.

Isabel escapa de Melilla. Allí quedan tendidos en una cuneta sus amigos. Viaja hasta Nador y, de allí, a Barcelona. Logra, así, cierta tranquilidad. El cómic da la mayor de las importancias a los personajes (en este caso personas de carne y hueso) y toda la estructura narrativa está al servicio de estos. Así, la primera parte nos muestra cómo Isabel y el que sería después su marido viven sus propias experiencias sin conocerse. A continuación, los encontramos juntos durante una postguerra en la que la creatividad y la capacidad de trabajo fueron esenciales para sobrevivir. Si lo que les sucede a los personajes tiene un gran interés, ese retrato de una España castigada por la violencia, la venganza y la injusticia, se hace protagonista. Solo de este modo, con trabajos como este, podemos llegar a entender lo que sucedió.

Merece la pena echar un vistazo a Jamás tendré 20 años.

Calificación: Muy bueno.

Tipo de lectura: Amena, muy interesante.

Tipo de lector: Nadie queda excluido. Muy recomendable para los jóvenes.

Argumento: El amor lo puede todo. La injusticia y la venganza, no.

¿Dónde puede leerse?: En el parque, mientras brilla el sol.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016