viernes, 15 diciembre 2017
14:45
, última actualización

Contando los días para el Carnaval de Cádiz

Se acercan las fiestas gastronómicas previas al Carnaval: la pestiñada, ostionada y la erizada

05 ene 2017 / 21:32 h - Actualizado: 05 ene 2017 / 22:45 h.
  • Contando los días para el Carnaval de Cádiz
  • El erizo de mar es un marisco cubierto de púas. Se abre con un cuchillo y se come crudo. Sólo se aprovecha su carne rojiza.
    El erizo de mar es un marisco cubierto de púas. Se abre con un cuchillo y se come crudo. Sólo se aprovecha su carne rojiza.
  • La pestiñada es la primera de las fiestas que abren la puerta al Carnaval.
    La pestiñada es la primera de las fiestas que abren la puerta al Carnaval.
  • Contando los días para el Carnaval de Cádiz

TAGS:

Con el regusto de la Navidad aún en los labios y los regalos traídos de los Reyes Magos aún recién abiertos, Cádiz comienza a prepararse para su fiesta grande con el inicio de su calendario carnavalero. Comienza la cuenta atrás para los amantes de esta fiesta.

La Peña Los Dedócratas del Carnaval de Cádiz lleva organizando la popular Pestiñada desde hace más de 25 años. En concreto, una semana antes del comienzo del concurso del Falla, se celebra siempre en sábado en la plaza de San Francisco, uno de los lugares más emblemáticos del milenario centro de Cádiz a partir de las 22.00 horas y se extiende hasta entrada la madrugada.

Se trata de un evento multitudinario, donde comer pestiños supone sólo la excusa para reunirse, salir a la calle y escuchar las primeras guitarras, bandurrias y cajas que intervendrán en los musicales Carnavales gaditanos. Hay pestiños para todos y, además, es gratis.

Por si fuera poco, el humilde pestiño es uno de los reflejos de la riqueza gastronómica y repostera andaluza, ya que este dulce hunde sus raíces en la historia andalusí. El pestiño es un dulce andaluz típico de la Navidad o la Semana Santa que se hace con harina, levadura, sal, vino de Jerez de la Frontera, aceite de oliva y ajonjolí.

La degustación gratuita de este manjar va ya acompañada de los primeros compases, casi siempre para recordar coplas de años anteriores, ya que las nuevas canciones carnavalescas, cargadas de doble sentido y referencias a la actualidad y al gobierno o al desgobierno, se estrenan durante el Carnaval.

La Pestiñada significa el primer acto del calendario del Carnaval al que siguen, casi sin solución de continuidad, la Ostionada y la Erizada, que se celebran antes del comienzo del Concurso Oficial de Agrupaciones del Gran Teatro Falla.

Algunos coros, agrupaciones carnavalescas con unos 40 ó 45 miembros, ponen la música a la fiesta gastronómica de la Pestiñada, donde se consumen unos 12.000 dulces acompañados de anís, una bebida también muy vinculada a la Navidad, al invierno y a las necesidades de entrar en calor para trabajar de las clases más humildes, que son las que han mantenido viva la llama del Carnaval incluso durante la larga prohibición del franquismo.

Además de un saludo al Carnaval, muchos relacionan la Pestiñada con una despedida de las Navidades recién concluidas.

La Ostionada la organiza la Peña el Molino y se remonta a 1986. Es la segunda expresión gastronómica festiva del Carnaval. Consiste, de nuevo, en un acto multitudinario donde comer ostiones es también la excusa para reunirse en plena calle y escuchar de nuevo las coplas de ediciones pasadas que han sobrevivido a la prueba de calidad que es el tiempo. Los ostiones también son gratis para todos.

Se realiza en la plaza de San Antonio, una de las más amplias de la ciudad, que se llena de gaditanos y visitantes que buscan los tibios rayos de sol de enero mientras escuchan los primeros compases y coplas. Pero... para los no gaditanos... ¿qué es eso del ostión?

El ostión es un molusco parecido a la ostra pero con un sabor más intenso y que, además del erizo, es el marisco típico de la ciudad de Cádiz. Se consume crudo con unas gotas de limón. Tras superar la larga cola para obtener este manjar, se acompaña su consumo con cerveza, fino, manzanilla o moscatel, y el público se queda a escuchar las coplas y disfrutar del ambiente carnavalero.

La fiesta comienza al mediodía, cuando se empiezan a repartir unos 700 kilos de ostiones, y puede alargarse durante toda la tarde.

Por su parte, la Erizada también reunirá a una muchedumbre este domingo en pleno barrio de la Viña, la zona carnavalera por excelencia y origen de muchas de las agrupaciones de las carnestolendas gaditanas.

La calle de la Palma, sin duda la más cantada en el Carnaval, con la playa de la Caleta al fondo, se llena de público que espera impaciente el inicio del concurso de agrupaciones. Esta vez los coros suelen estar acompañados de chirigotas, comparsas y agrupaciones ilegales (aquéllas que no se han inscrito en el concurso oficial, pero que cantan de igual modo por las calles de Cádiz).

Y lo que se tapea no es otra cosa que el erizo de mar, un marisco cubierto de púas. Se abre con un cuchillo y se come crudo. Sólo se aprovecha su carne rojiza, lo que hay que hacer con sumo cuidado para no llevarnos una púa de acompañamiento. Pero el riesgo merece la pena, porque su sabor es intenso y sabroso, como el de las letras de las coplas que se popularizarán por toda Andalucía en cuanto arranquen los carnavales en Cádiz.


Versión impresa y hemeroteca de El Correo
  • 1
Entrevistas - Personajes por Andalucía
Todos los vídeos de Semana Santa 2016